Qué hacer y qué ver en Benalauría


El municipio de Benalauría, con 21 km2, se extiende al oeste de la provincia de Málaga, en pleno Valle del Genal e integrado en la comarca de la Serranía de Ronda. 

En todo su territorio limita con distintos municipios de la provincia de Málaga. Estos son al norte el municipio de Benadalid, al este Jubrique, al sur Algatocín y Benarrabá, y al oeste y noroeste Cortes de la Frontera.

El término municipal de Benalauría se extiende por el Valle del Guadiaro y el Valle del Genal, con una pequeña alineación montañosa que, de sur a norte, divide las dos cuencas, formada por la Loma de la Sierra, con 1.137 metros de altitud, y el Peñón de Benadalid, con 1.116 metros, situado en el municipio vecino del mismo nombre. El gris calizo de estas sierras contrasta con el verde de los bosques de castaños, pinos y nogales que se extienden por los alrededores del pueblo, mezclados con olivos. En la cuenca del río Genal, los numerosos meandros junto a la vegetación de sus riberas conforman parajes de singular belleza.

Por otro lado, más allá de la Loma de la Sierra, en el Valle del Guadiaro, el paisaje de Benalauría presenta un relieve más suave ocupado por tierras de calma y pastizales entremezclados con bosquetes de alcornoques, que se extienden por el sur del municipio, dando lugar a espectaculares panorámicas en las que el río y la vía del ferrocarril se encajan en un estrecho valle.

El pueblo de Benalauría, con una altitud sobre el nivel del mar de 667 metros, se ubica en una pronunciada pendiente a la sombra de un cerro cubierto de castaños, a 2 km de la carretera comarcal A-369 y a 30 km de Ronda. El pueblo está adaptado perfectamente a la orografía de su entorno con el trazado de sus calles pendiente y con cuestas que se salvan a veces con pequeños tramos de escaleras.

Desde el enclave en el que se localiza el pueblo de Benalauría, se contempla el Peñón de Gibraltar y las costas de África en días de atmósfera clara.

Historia de Benalauría

El origen de Benalauría se remonta a la época árabe y parece que el primer asentamiento se produjo a principios del siglo VIII, debido a la presencia en estas tierras de una tribu bereber denominada Banu-l-Hawria.

La ocupación árabe se mantuvo hasta 1485, fecha en la que Benalauría es conquistada por las tropas cristianas. Los moros permanecieron en calidad de mudéjares hasta que, tras varias revueltas, fueron expulsados definitivamente en 1570, y Benalauría quedó ocupada por cristianos del Valle del Guadalquivir y Sierra Morena, quienes siguieron sujetos a la jurisdicción señorial de las casas de Alcalá y de Medinaceli.

En el siglo XVIII, la población en Benalauría se duplicó y pasaron a ser unos 900 habitantes a finales de siglo, gracias a las favorables condiciones económicas del momento que propiciaron la extensión de las tierras de calma, la vid y el olivar, y con la construcción de las almazaras que aún existen. También se reconstruyó la iglesia y se realizaron las obras de la plaza con la construcción del Ayuntamiento, el Pósito de Labradores y otros edificios, cuyo bello conjunto dieciochesco podrás admirar.

La entrada en el siglo XIX coincide con el momento de máximo crecimiento económico y agrícola de la zona, superando el millar de habitantes en Benalauría. A diferencia de otros territorios, el desplome de la vid a causa de la filoxera y la competencia de otros territorios, no tuvo grandes consecuencias en el municipio, ya que se sustituyó rápidamente por árboles de secano.

En el siglo XX se llevó a cabo la máxima extensión de olivar y cereal en Benalauría, así como los cítricos. Desde los años 50 se fue produciendo una despoblación propiciada entre otros factores por la caída de los precios del campo, llegando a verse reducida a más de la mitad en 1996.

En la actualidad, la política agraria de la UE ayuda a mantener la población rural, además de nuevas oportunidades que surgen como el ecoturismo y la agricultura ecológica, en la que Benalauría es pionera.


Ver casas rurales relacionadas

Qué ver en Benalauría

El pueblo de Benalauría acoge algunos de los elementos del patrimonio cultural del municipio. Es por ello por lo que para empezar a conocer Benalauría, lo mejor es empezar por su pueblo. De esta forma podrás disfrutar de los distintos monumentos así como de la belleza del pueblo.

Uno de los edificios más importantes de Benalauría es la Casa Consistorial, sede actual del Ayuntamiento. Data del siglo XVIII y presenta portada adintelada de ladrillo visto, flanqueada por ventanas enrejadas de estilo rondeño. El edificio se remata con un balcón corrido con barandilla de forja y el escudo heráldico de España en tiempos de Fernando VII.

Representando la llegada del cristianismo a Benalauría tras la conquista por los Reyes Católicos, podrás ver la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán. Iglesia de estilo neoclásico que tuvo su origen en el siglo XVI y que consta de tres naves y una cabecera separada de ellas por una cúpula de media naranja y que tiene planta basilical. Está presidido por un retablo dividido en tres hornacinas separadas entre sí por columnas. En el nicho principal se alberga al patrón de Benalauría, Santo Domingo. También se muestra en su interior la imagen de la patrona, la Virgen del Rosario, que fue la única imagen que sobrevivió al incendio de la iglesia durante la Guerra Civil. 

Para trasladarte a un periodo más antiguo de la historia de la zona próxima a Benalauría, podrás ver el Columbario Romano del Cortijo del Moro, unos yacimientos arqueológicos de época romana que está situado en el paraje natural que hay entre la Cañada del Real Tesoro y Siete Pilas con quejigos y encinas. Cerca del Cortijo del Moro, dentro del municipio de Benalauría, encontrarás unas ruinas arqueológicas conocidas como Cueva del Moro, que corresponden a un monumento funerario romano, probablemente del siglo I. En los alrededores podrás apreciar restos de una villa agrícola asociada al columbario, en la que vivían familias acomodadas de la época.


Ver casas rurales relacionadas

Qué hacer en Benalauría

En el municipio de Benalauría podrás explorar tanto el entorno natural como cultural de esta zona de la Serranía de Ronda. Tendrás la oportunidad de conocer mejor los orígenes y las tradiciones de Benalauría, así como el maravilloso entorno marcado por el Valle del Genal.

Para conocer mejor el pasado de Benalauría puedes visitar el Museo Etnográfico de Benalauría, el cual ocupa las instalaciones de un molino del siglo XVIII. En su interior y a lo largo de sus seis salas, alberga una almazara de sangre (movida por la acción de un animal, normalmente mulo o asno) y unos lagares con los útiles necesarios para su funcionamiento completo, así como diversos útiles de labranza y de labores del medio rural como una prensa de uva, trillos de ruedas, arados, elementos para la fabricación y moldeado de alimentos, etc.

También, junto a la plaza del pueblo y ocupando las instalaciones del antiguo Pósito de Labradores, encontrarás el Centro de Interpretación Casa de Moros y Cristianos. Está representado mediante una exposición permanente de imágenes y textos. Además, la obra que se representa cada año a través de una fiesta declarada de Fiesta de Interés Turístico de Andalucía, permite conocer los personajes del drama y los hechos históricos en los que se basa.

En lo que respecta al entorno ambiental del municipio de Benalauría, este viene marcado por la cuenca del río Genal y sus afluentes, constituyendo uno de los enclaves de mayor belleza de la Serranía de Ronda y de Andalucía, una tupida cubierta vegetal formada por pinos negrales, encinas, quejigos, alcornoques, con abundante matorral de jaras y brezos, nogales y castaños. Estos últimos una de las especies más características de la zona, proporcionándole, sobre todo en otoño, un colorido que otorga espectacularidad y belleza al paisaje. Es especialmente interesante la vegetación de ribera, ya que por este valle penetran hacia el norte numerosas especies características de carácter subtropical.

Entre la fauna más característica de Benalauría destaca el corzo, el tejón, la nutria, el meloncillo, el gato montés, el águila real, el buitre leonado, el búho real, el pito negro, el mirlo acuático y la trucha en el medio acuático.

En la otra cuenca, la del río Guadiaro, destaca el Cañón de las Buitreras, un impresionante cañón en la confluencia de los términos municipales de Cortes de la Frontera, Benarrabá y Benalauría, formado por la acción persistente del río Guadiaro sobre la roca caliza y margocaliza, originando este estrecho tajo que alcanza una profundidad de más de 100 metros, hasta llegar al río, aunque se pueden apreciar desniveles de hasta 200 metros con espectaculares paredes que alcanzan la verticalidad. El acceso hasta el cañón presenta gran dificultad debido a lo escarpado del terreno, de ahí que sea uno de los entornos que figuran en rutas de escalada y descenso de cañones, perfecto para realizar barranquismo. Este accidente natural ha sido declarado Monumento Natural de Andalucía.

Otros lugares de interés en el municipio de Benalauría, son la gruta espeleológica del Tajo de los Aviones, la zona de acampada de Siete Pilas y el Monte Poyato.

Una de las mejores formas para conocer el entorno de Benalauría es a través de una ruta de senderismo, ya que te permitirá recorrer el maravilloso paisaje que completa el municipio, obteniendo una experiencia en total conexión con la naturaleza y el entorno.

Una de las rutas que te proporciona el municipio de Benalauría es la Ruta Atajate - Benalauría, una ruta que te llevará desde Atajate a Benalauría, pasando por el municipio de Benadalid, y que transcurre por el margen derecho del Valle del Genal. Se trata de una ruta de 10 km de recorrido lineal y una dificultad baja. El sendero comienza a la salida del pueblo de Atajate, cerca de la carretera que lleva a Jimera de Líbar, desde donde podrás divisar parte de la Serranía de Ronda, algunas cumbres de Los Reales de Sierra Bermeja, el Monte Jardón, el Monte Canalizo y el Monte Porrejón. Obtendrás unas bonitas vistas a los castañares de Igualeja, Parauta y Pujerra, con los picos más altos de la Sierra de las Nieves al fondo. Una vez en Benadalid, tendrás que pasar por una zona transitoria entre el Valle del Genal y el Valle del Guadiaro, y siguiendo el recorrido llegarás a El Piche, una zona recreativa donde se celebra una verbena de Benadalid en honor a San Isidoro, para, finalmente, llegar al pueblo de Benadalid. Para retomar la ruta tendrás que seguir los hitos de color blanco y amarillo, para atravesar unos campos de castaños, alcornoques con vistas al Valle del Genal y su vegetación de encinas, alcornoques, castaños, quejigos y madroños. Finalmente, llegarás al pueblo de Benalauría donde termina la ruta.

Además, Benalauría forma parte de los distintos municipios que conforman la Gran Senda de Málaga, siendo parte de dos etapas, una que termina en el pueblo y otra que comienza en este.

  • Etapa 26, Jimera de Líbar - Benalauría - Esta etapa discurre por un extraordinario bosque mediterráneo, que tras pasar el abrevadero-descansadero de Siete Pilas, te permitirá enlazar el Valle del Guadiaro con el Valle del Genal a través del Peñón de Benalauría, un imponente macizo de roca caliza donde practicar la escalada.
  • Etapa 27, Benalauría - Genalguacil - Es una etapa de 11,6 km que transcurre  desde la salida de Benalauría con continuos bosques de alcornoques y pinos resineros en las solanas, así como quejigos y castaños en las umbrías, que en primavera y verano presentan tonos verdes y en otoño toda una gama de ocres y rojos, los castaños serán tus compañeros en casi todo el recorrido hasta alcanzar Genalguacil, que destaca con su blancura en medio del bosque. Es un recorrido en V, inicialmente descendiendo y cruzando los arroyos tributarios del río Genal, hasta las inmediaciones de éste donde predominan las huertas y los bosques galería para luego ascender hasta Genalguacil con fuertes pendientes, desarrollándose todo el itinerario con un paisaje forestal de gran belleza.

Por otro lado, existen otras opciones de conexión de la naturaleza más extremas como la escalada, ya que Benalauría cuenta con una vía ferrata, la Vía Ferrata del Canal. Se trata de una vía ferrata muy sencilla y técnica al mismo tiempo con dos puentes de mono. Es la ferrata preferida para las personas inexpertas pues combina perfectamente dificultad, sencillez y unos paisajes de excepción.

Además, el municipio de Benalauría cuenta con una pista polideportiva y una piscina municipal para uso estival.


Ver casas rurales relacionadas

Fiestas tradicionales y celebraciones de Benalauría

Benalauría cuenta con un calendario de fiestas y celebraciones bastante completo, como los demás municipios de la Serranía de Ronda. En estas celebraciones encontrarás claras evidencias de tradición y costumbre en las que, aparte de disfrutar, podrás entender parte de la historia del pueblo.

En los meses de marzo o abril, durante la celebración de la Semana Santa, destacan la Procesión de Los Mandaítos y la Procesión del Santo Entierro. 

La Romería de Siete Pilas se celebra el último fin de semana de mayo en honor a la Virgen de la Inmaculada Concepción, con la programación de distintas actividades. Por otra parte, en paralelo se celebra la Feria de Ganadería Ecológica.

Las celebraciones de verano comienzan con el Cinemáscampo, que tiene lugar en julio y con una cadencia bianual. Se trata de un festival de cine con contenido rural.

La primera semana de agosto, se celebra la Feria de Santo Domingo de Guzmán, patrón de Benalauría, y el primer domingo de este mismo mes tiene lugar la Fiesta de Moros y Cristianos.

El segundo fin de semana de octubre podrás disfrutar de la Romería en honor a la Virgen del Rosario, patrona de Benalauría.

Por último, en el mes de diciembre tiene lugar la Feria de Artesanía Valle del Genal, los mismos días del puente de la constitución, con la participación de todos los artesanos de la zona. Estos días se celebran también en Benalauría el festival Cantequetecanta, un festival de música tradicional y campesina.


Ver casas rurales relacionadas

Gastronomía de Benalauría

El municipio de Benalauría, como los demás municipios del Valle del Genal, la gastronomía está basada en una larga tradición de productos de la zona, algunos de ellos estacionales.

A lo largo de todo el año Benalauría te da la oportunidad de degustar exquisiteces como las ollas serranas, los potajes de garbanzos, las carnes, los guisos de conejo, los distintos platos y embutidos procedentes del cerdo. También, podrás probar otros platos típicos como el gazpacho caliente, el gazpacho fresco, la sopa de tomates y el potaje de hinojos.

Además, en Benalauría tienen gran importancia los productos de la huerta, así como en todo el Valle del Genal, ofreciendo a los habitantes una gran variedad de verduras, hortalizas y frutas frescas.

Respecto a la repostería de Benalauría, es en gran medida un reflejo de la tradición morisca, destacando la combinación de harina de trigo, el azúcar y el aceite de oliva aromatizada con canela, matalahúva y ajonjolí, y, en algunas ocasiones, acompañados de almendras y nueces. De esta forma y mediante otras alternativas, se consiguen auténticas delicias como los buñuelos, las castañas al brandy, las castañas en almíbar, las tortas de masa y el tostón de castañas.

Por último, hay que destacar de una manera especial el aguardiente de uva que se elabora en la localidad.


Ver casas rurales relacionadas

Coqueta Casa Rural en Benalauria, con chimenea

Benalauria, Málaga

Desde 24 €/pers

Chimenea

Elegante Casa Rural en Benalauría, con jacuzzi

Benalauria, Málaga

Desde 20 €/pers

Mascotas

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2