Qué hacer y qué ver en Jimera de Líbar


El municipio de Jimera de Líbar está situado al oeste de la provincia de Málaga, integrado en la comarca de la Serranía de Ronda. 

Con 27 km2 de superficie en el su término municipal, Jimera de Líbar limita al norte con el municipio de Benaoján, al este con Alpandeire y Atajate, al sur con Benadalid y al oeste con Cortes de la Frontera.

El municipio se localiza junto al Parque Natural de Los Alcornocales y el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, del cual forma parte. La mayor parte del territorio de Jimera de Líbar se extiende por el valle del Guadiaro y la Sierra de Líbar, con su cota más alta en el Cerro Martín Gil, con 1.400 metros de altitud. El resto de sus tierras presentan un paisaje muy accidentado, de cerros cubiertos de encinas, alcornoques y matorral que trepan por los blancos roquedales de la sierra. Lo que queda de municipio, entre el cauce del río y el pueblo, está formado por una franja de terrenos más suaves cubiertos de olivos, cereal y algunos pequeños regadíos de ribera.

En Jimera de Libar existen dos núcleos de población diferenciados. Uno es el pueblo de Jimera de Líbar que se extiende sobre la falda de una pequeña formación montañosa, con calles estrechas y serpenteantes, y viviendas bajas y encaladas, situado a 28 km de Ronda y a 137 km de Málaga. Mientras que el otro es el barrio de la Estación de Jimera de Líbar situado a orillas del río Guadiaro.

Historia de Jimera de Líbar

Los primeros asentamientos en las tierras de Jimera de Líbar datan de la época fenicia tal y como demuestran unos hallazgos a 4 km del pueblo, en un lugar conocido como Finca El Tesoro, correspondientes a los siglos VII a VI a. C. y constituidos por unas piezas de cerámicas y varias joyas pertenecientes a un ajuar funerario.

Sin embargo, Jimera de Líbar tiene su origen en un emplazamiento árabe llamado Inz Almaraz, que significa fortaleza o castillo de mujer. Sobre este castillo se construyó, tras la reconquista por los Reyes Católicos, la iglesia del pueblo, en cuya reciente reconstrucción se encontraron restos de un cementerio musulmán. También se le cambió el nombre pasándose a llamar Ximera de Líbar, el cual aparece en la fuente pública fechada en 1789.

El municipio de Jimera de Líbar alcanzó su máximo apogeo a finales del siglo XIX, que se reflejó también en la población sobrepasando los 1.500 habitantes.

Jimera de Líbar se considera un municipio pionero en el turismo rural, comenzando en los años 50 del siglo XX, cuando su antiguo Hotel Bellavista acogía a personas de Tánger, Ceuta y Tetuán.

Hoy en día, la economía de Jimera de Líbar se basa principalmente en la industria de la chacina y del aceite, aunque poco a poco vuelve a adquirir importancia el turismo rural.


Ver casas rurales relacionadas

Qué ver en Jimera de Líbar

En Jimera de Líbar podrás apreciar distintas etapas de la historia dentro de su patrimonio cultural. Sin embargo, los elementos más destacables pertenecen al cristianismo, después de la reconquista.

El principal monumento de Jimera de Líbar es la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, situada en la plaza del pueblo. Se construyó en la década de los sesenta del siglo XX, sobre una mezquita de la época árabe. Consta de una fachada típicamente andaluza rematada por una espadaña. En la fachada principal se muestra la imagen de la Virgen del Rosario, su titular.

Del siglo XVII, encontrarás la Ermita de la Virgen de la Salud, situada en la barriada de la estación, con una sola nave rectangular con hornacinas en el muro del fondo. Cuenta con un atrio antes de llegar a la entrada de la ermita. Según cuenta la tradición, en el lugar donde se apareció la virgen.

A la entrada del pueblo podrás ver la Fuente Pública, del año 1789. Junto a ella se encuentra el que fue el Lavadero Público, el cual ha sido restaurado.

Sobre los restos de un puente romano encontrarás el Molino La Flor. Se trata de un molino de agua rodeado de un bello paraje y restaurado para su uso como alojamiento turístico.

También, en Jimera de Líbar existen otros lugares de épocas anteriores como el yacimiento fenicio de la Finca El Tesoro, que se encuentra a 4 km del pueblo y donde se descubrió una necrópolis con cerámicas y joyas de un ajuar funerario.


Ver casas rurales relacionadas

Qué hacer en Jimera de Líbar

El entorno natural de Jimera de Líbar te proporcionará, además de admiración, lugares tanto de rivera como de montaña, donde podrás disfrutar de distintos paisajes dentro de un mismo municipio.

El Parque Natural Sierra de Grazalema, del cual forma parte el municipio de Jimera de Libar, es el espacio natural más relevante del municipio. Con una superficie de 51.695 hectáreas, se extiende por el noreste de la provincia de Cádiz y noroeste de la de Málaga. La espeleología, el montañismo y la acampada son algunas de las actividades que podrás realizar en esta zona. Su relieve está constituido por un conjunto montañoso integrado por varias sierras, entre las que destaca la Sierra del Pinar. La elevada pluviometría, la más alta de la Península Ibérica, ha originado sobre la roca caliza un paisaje kárstico de gran belleza. En este espacio protegido nacen el río Guadalete, el río Tavizna y el río Majaceite. Podrás disfrutar de una flora donde el pinsapo es el principal protagonista, acompañado de alcornoques, encinas, quejigos, algarrobos, acebuches, chopos, sauces y fresnos, así como de numerosos endemismos. Entre la fauna, tendrás ocasión de observar especies como la cabra montés, el corzo y el ciervo como mamíferos más destacables, junto con comadrejas, lirones, zorros y meloncillos, entre otras. Destaca la mayor colonia europea de buitres leonados, además de toda clase de aves rapaces, como grajillas, chotacabras, abubillas, picapinos, etc. Entre los reptiles hay varias especies de culebras, lagartijas, lagartos y víboras. En los ríos encontrarás truchas y cangrejos de río, entre otras especies.

Sin embargo, el Parque Natural de la Sierra de Grazalema es uno de todos los rincones que podrás visitar dentro del municipio de Jimera de Líbar. Para que puedas recorrer los distintos lugares del patrimonio natural que hay dentro del municipio, Jimera de Líbar cuenta con una serie de rutas de senderismo que podrás realizar y, de esta forma, adentrarte en el entorno natural de esta parte de la Serranía de Ronda.

Con 1,8 km, una dificultad baja y una duración de una hora y media, podrás realizar la ruta de la Cuesta del Corralón. Se trata de una ruta circular que comienza y acaba en el pueblo de Jimera de Líbar y donde podrás apreciar una vegetación con vid silvestre, olivo, higuera, palmito y zarzamora.

La Vereda “Las Trochas” tiene un recorrido de 1 km, con una dificultad baja y una estimación de media hora. Durante el transcurso de la ruta podrás observar bonitas panorámicas de la Sierra de Líbar y la Estación de Jimera de Líbar, disfrutando de una vegetación dominada por olivos y almendros frente a otras especies como adelfas, acebuches, esparragueras, eucaliptos, hediondos y juncos.

Otra es la Vereda “El Tesoro”, la cual llevará hasta la Fuente del Tesoro para luego volver sobre tus mismos pasos. Es una ruta de unos 3 km, con un grado de dificultad media-baja y una tiempo necesario de unas tres horas. En ella podrás apreciar una larga lista de especies distintas dentro de la flora de Jimera de Líbar.

En dirección a Atajate podrás recorrer la Vereda “El Helechal”, con 1,5 km, una dificultad alta y una hora y cuarto de duración. En esta ruta podrás observar el pueblo de Cortes de la Frontera, así como especies vegetales como la pita, el hediondo, el acebuche, la esparraguera, el algarrobo, el palmito o la ardivieja, entre otras.

Además de estas rutas, en Jimera de Líbar existen distintos accesos a lugares que podrás visitar dada su extraordinaria belleza o singularidad.

A 1 km de la Estación de Jimera de Líbar, siguiendo el curso del río Guadiaro, podrás visitar La Venta del Rey, un maravilloso paraje donde podrás encontrar patos salvajes y tortugas, entre otras especies, así como una preciosa ermita. 

Para darte un baño, existe la Charca de La Llana, en el curso del río Guadiaro, a poco más de un kilómetro de la barriada Estación de Jimera de Líbar. Se trata de un espacio natural de gran belleza y, la charca, es considerada de las mejores de la provincia de Málaga, tanto por su gran extensión, como por la comodidad del acceso. Dispone de bancos y mesas bajo una amplia sombra proporcionada por sauces llorones y chopos.

Situado a menos de un kilómetro de la Estación de Jimera de Líbar, río arriba, en lo más profundo del bosque, te encontrarás con el nacimiento de Las Artezuelas, un afluente del río Guadiaro. 

Cercano al cruce de carreteras de Jimera de Líbar y Cortes de la Frontera, hallarás la Cueva del Chapi, justo en las faldas del Cerro Martín Gil. Es una surgencia activa de 660 metros de desarrollo, que solo la podrás visitar en los meses de verano, ya que durante el invierno es un manantial y no está disponible el acceso a su interior.

Subiendo por encima del pueblo, encontrarás una serie de riscos y paisajes espectaculares, donde tendrás que aumentar la precaución en el caso de visitarlos.

Existen unas rutas de senderismo que conectan el municipio de Jimera de Líbar con otros municipios próximos. Estas rutas corresponden a dos etapas de la Gran Senda de Málaga, la cual tiene como objetivo recorrer el entorno natural de la provincia de Málaga conectando las diferentes comarcas que se encuentran en su territorio.

  • Etapa 25, Estación de Benaoján - Jimera de Líbar - Una ruta de 9,3 km, de gran belleza que discurre entre encinas, quejigos, chopos y fresnos por un sendero paralelo a la línea férrea de Bobadilla a Algeciras y al río Guadiaro, en el que es habitual poder contemplar el descenso en kayak sobre sus aguas.
  • Etapa 26, Jimera de Líbar - Benalauría - Discurre por un extraordinario bosque mediterráneo, que tras pasar el abrevadero-descansadero de Siete Pilas te permitirá enlazar el valle del Guadiaro con el valle del Genal a través del Peñón de Benalauría, un imponente macizo de roca caliza donde practicar la escalada.

Asimismo, en Jimera de Líbar se celebra todos los años durante tres días en el mes de febrero la JimeRa tRes tRails. Una prueba de trail running de larga distancia en semi-autosuficiencia por etapas que se desarrollan a pie por la montaña, utilizando sendas, caminos o carretera.

Otro de los atractivos de Jimera de Líbar es que proporciona la opción de hacer piragüismo, así como otras modalidades en el río Guadiaro. A lo largo del río, existen dos tramos ideales para este tipo de deportes.

  • Tramo Estación de Benaoján - Estación de Jimera de Líbar - En la Estación de Benaoján, el río Guadiaro ha recibido las aguas del río Gaduares que sale de la Cueva del Gato. Pocos metros después, en la barriada de la Estación de Benaoján, le llegan las aguas del Nacimiento de los Cascajales, lo que garantiza agua suficiente para navegar durante todo el año. Podrás iniciar el recorrido en la Estación de Benaoján, en una pequeña presa conocida como “Charco de la Barranca”. A partir de este punto se suceden los rápidos, los obstáculos y estrechamientos del río, siempre rodeados por una vegetación de ribera exuberante, hasta llegar al Centro de Piragüismo “Vagones de Jimera”.
  • Tramo Estación de Jimera de Líbar - Estación de Cortes de la Frontera - Este tramo te llevará desde el embarcadero de la Estación de Jimera de Líbar hasta la Cañada del Real Tesoro. Se trata de un tramo más abierto que el anterior, el cual alterna cortos tramos de rápidos con remansos provocados por pequeñas presas de riego que tendrás de sortear, bien por la orilla o bien saltando, en función de tu habilidad y del caudal de agua.

En Jimera de Líbar existe el ya mencionado Centro de Piragüismo “Vagones de Jimera”, una estación náutica situada junto a la estación de ferrocarril de Jimera de Líbar. Se trata de tres antiguos vagones de tren de madera, restaurados y habilitados como oficina de información sobre el río Guadiaro, vestuarios y almacén de embarcaciones.

Por último, en el caso de que prefieras realizar deporte en un entorno más urbano, el municipio de Jimera de Líbar está dotado de dos polideportivos municipales, uno en el núcleo de población de Jimera de Líbar y otro en el núcleo de población de la Estación de Jimera de Líbar.


Ver casas rurales relacionadas

Fiestas tradicionales y celebraciones de Jimera de Líbar

Jimera de Líbar, a pesar de ser un pequeño pueblo, cuenta con un encanto y una tradición que podrás apreciar en las distintas celebraciones que tiene repartidas a lo largo del año.

La primera celebración que encontrarás en el año son los Carnavales, que tienen lugar en febrero y, aunque es una celebración de ámbito nacional, en el municipio cuenta con dos actos tradicionales. Uno es el Concurso de Disfraces en la plaza del pueblo, amenizado con música, mientras que el otro es La Salida de Las Brujas, donde los vecinos utilizan las colchas que colocaban para vestir las camas y se las echan por encima para convertirse en las brujas de medianoche. Éstos van haciendo ruido, con tapaderas de cacerolas u otros enseres, por las calles del pueblo, despertando a todo aquel o aquella que ya esté dormido.

En febrero o marzo, dependiendo de cuando sea el Miércoles de Ceniza cada año, es la Fiesta de la Harina. Es una tradición donde los participantes, ataviados con harina, atacan a todo aquel que se encuentra a su paso, hasta que el pueblo de Jimera de Líbar termina cubierto de blanco.

Como en la mayoría de las localidades de España, en el mes de marzo o abril, dependiendo también del año, se celebra la Semana Santa, con la puesta en escena por las calles de Jimera de Líbar de las tradicionales procesiones.

El último fin de semana de mayo se celebra la Romería en Honor a la Virgen de la Salud, en la barriada de la Estación de Jimera de Líbar, con el traslado de la patrona a la Ermita de la Virgen de la Salud. Tras una misa rociera, el día transcurre con una comida campestre en un ambiente festivo. 

Ya en verano, en el mes de julio se desarrolla la Semana Cultural, con un elenco de actividades de todo tipo y dirigidas a todos los vecinos de Jimera de Líbar.

Mientras que en torno al segundo fin de semana de agosto, se celebra la Feria y Fiestas en Honor a la Virgen de la Salud, coincidiendo con la la Fiesta del Agua, en la que se llevan a cabo batallas de cubos de agua que se suceden durante todo el día. Además, encontrarás otros actos como degustación de productos y vinos típicos de la zona y verbena popular en la plaza del pueblo al caer la noche.

En octubre se celebra la Fiesta de la Cerveza, mientras que el 1 de noviembre, coincidiendo con el Día de Todos los Santos, se celebra el tradicional Tostón de Castañas, en la Plaza Virgen de la Salud.

Finalmente, el calendario de fiestas de Jimera de Líbar se cierra en diciembre destacando la celebración del Belén Viviente y el Mercado Navideño, con la participación de vecinos del pueblo, tanto para participar en el Belén, como para el montaje de stands para el Mercado Navideño.


Ver casas rurales relacionadas

Gastronomía de Jimera de Líbar

La cocina de Jimera de Líbar está sujeta a su tradición con la abundancia de los potajes y platos fuertes, así como condicionada por los productos de la tierra, como carnes de granja o carnes de caza, verduras, aceite, harina y vino. La estacionalidad hace que la disposición de productos autóctonos varíe en el año, como ocurre con las setas, en otoño, o las hierbas silvestres, tales como tagarninas, hinojos, espárragos trigueros y collejas, en primavera.

Con estos productos se elaboran la mayoría de platos típicos de Jimera de Líbar, como el malcocinao y las migas, que se consumen principalmente en invierno, las sopas de vinagre, que se consumen durante todo el año, o la tortilla de tagarninas y la tortilla de espárragos trigueros, que se consumen en primavera.

También son comunes las chacinas, los cocidos, las gachas de meloja, los huevos nevaos y la miel de romero sobre hojuelas.

En la repostería de Jimera de Líbar destacan las magdalenas, los roscones, los roscos de vino, los suspiros de clara montada, las tortas de aceite o las tortas de chicharrones.

Las bebidas más típicas de esta tierra son la zarzaparrilla y la mistela.


Ver casas rurales relacionadas

Cabaña de Madera para grandes grupos en plena naturaleza

Jimera de libar, Málaga

Desde 9 €/pers

MascotasPiscina
MascotasPiscina

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2