Qué comer en tu visita a Málaga


La provincia de Málaga, situada en la parte oriental de Andalucía, alberga un paisaje muy variado, con un gran despliegue montañoso y un más que famoso litoral. Es una provincia enormemente atractiva y hospitalaria con un ingrediente fundamental, el carácter abierto y acogedor de sus habitantes. En ella podrás encontrar un ambiente genial y también una muy buena gastronomía, de la cual podrás conocer un poco más gracias a la información que encontrarás aquí.

La gastronomía de Málaga destaca por sus sabores y por su olor a mar. Sin duda, al compartir el secreto del recetario malagueño hay que destacar, en primer lugar, que su comida sigue la línea y el estilo de la comida mediterránea, acreditada como comida saludable, pero también hay que precisar la utilización de productos naturales de gran calidad y el amor con el que se cocina. Además, se debe resaltar que la gastronomía de Málaga tiene un “algo” especial, tiene una combinación de sierra y mar en sus platos y esto la hace brillar.

Una de las formas más recomendables para disfrutar de la gastronomía de Málaga es a través del gran número de establecimientos de restauración que encontrarás. Todo esto sin olvidar los vinos de acompañamiento, los famosos caldos malagueños.

No dudes en probar alguno de los platos típicos de la gastronomía de Málaga, porque lo mejor que te puede pasar cuando visitas un lugar es “irte con un buen sabor de boca”.

Tapas y platos para compartir en Málaga

Los platos que encontrarás en esta sección son típicos a la hora de pedir como tapa o para compartir. Dependiendo del establecimiento en el que tengas la oportunidad de degustar estas maravillas de la gastronomía malagueña y las características específicas de cada plato, podrás pedirlos de una forma u otra.

La gran mayoría de estos platos son típicos de la zona de costa, ya que el ingrediente principal es producto del mar.

Sin duda, uno de los platos más típicos dentro de la gastronomía de Málaga, no solo para compartir, sino en general, es el espeto de sardinas. Consiste en ensartar las sardinas, atravesando su lomo en finas cañas para asarlas con leña, generalmente en una barca junto a los chiringuitos de playa, usando la arena para clavarlas. De esta forma, las sardinas sobre las brasas se van haciendo con el fuego, girando los espetos para que se haga bien por ambos lados. Para probar los espetos de Málaga, tan solo tendrás que tomar asiento en uno de los chiringuitos que encontrarás en las distintas playas de Málaga.

Otro plato típico para compartir y que podrás disfrutar en los chiringuitos de playa es la fritura malagueña. Es un plato característico de la costa de Málaga que está compuesto por una gran variedad de pescados de la zona, como son los boquerones, chopitos, calamares, salmonetes fritos o pescadilla frita, entre otros. Además de los chiringuitos, lo podrás pedir casi en cualquier sitio.

También dentro del pescado frito, podrás saborear el pescado en adobo, una fritura de pescado, bien de mero, rosada, cazón, bonito, atún, boquerones abiertos y sin espina u otros por el estilo, que previamente han sido adobados con sal, pimentón, ajo machacado, un poco de orégano, pimienta y un chorreón de aceite.

Combinando el mar y la huerta podrás probar los mejillones con pipirrana. Se trata de una ensalada, conocida en la zona como pipirrana, que consta de tomates, pimientos sin corazón ni semillas, cebolla y pepino, todo ello picado en trozos pequeños, debidamente sazonada con sal, vinagre y aceite de oliva, y mezclada con los mejillones previamente cocidos y desprovistos de sus conchas. Una variante de este plato es el pulpo cocido con pipirrana, el cual también podrás degustar en Málaga.

En los meses de otoño e invierno son típicas las almejas a la malagueña. Este plato marinero lo podrás encontrar en cualquier chiringuito de playa. En él las almejas cocidas van acompañadas de una rica salsa de cebolla, ajo y perejil, condimentada con harina, pimentón, sal y pimienta. Se sirven muy calientes, en el mismo recipiente en que se han preparado.

Para finalizar con estos platos, podrás catar la ensalada de huevas. Esta ensalada típicamente malagueña es más propia de bares y ventas que de restaurantes. Hasta hace poco era una de las tapas que, sin previa solicitud, se servía como acompañamiento de la bebida. Se elabora con huevas de merluza, tomates, pimientos y cebolla, crudos y muy picaditos, y se adereza con aceite de oliva, vinagre y sal. La época del año más apropiada para consumirla es primavera-verano.


Ver casas rurales relacionadas

Platos fríos para verano y calientes para invierno de Málaga

Algunos platos de la gastronomía de Málaga, debido a la temperatura a la que se sirven, tienen cierta estacionalidad, lo cual hace que se suelan comer en la temporada estival o en la temporada invernal.

Platos fríos de Málaga

Una vez que conoces el tiempo de Málaga, no es de extrañar que la gastronomía típica durante la temporada de primavera-verano sea la que está compuesta por platos fríos y ligeros.

Entre estos platos podrás encontrar la porra antequerana, uno de los más típicos de la gastronomía malagueña. Se trata de una pasta o crema elaborada con tomates, pimientos, dientes de ajo, aceite de oliva, vinagre y sal. Se acompaña con rodajas de huevo duro, taquitos de jamón, trozos de tomate y pimientos crudos. En el pasado fue sustento esencial de la población campesina, pasando a ser joya de la gastronomía de Antequera. Actualmente lo podrás consumir en la mayoría de los establecimientos hosteleros de Málaga.

Por otro lado, podrás degustar el ajoblanco, una deliciosa sopa fría que se elabora con almendras peladas, ajos, aceite de oliva, vinagre, sal y agua fresca. Para tomarlo se le puede añadir pan migado, pero su mejor complemento es la uva moscatel, a las cuales hay que quitarle la piel y las semillas previamente. En algunos sitios se le agregan también bolitas de melón. Se sirve en cuencos y se consume frío.

Aparte del ajoblanco, podrás saborear otras sopas frías típicas de la gastronomía de Málaga, como el ajo gazpacho, el zoque y el gazpacho a la antigua.

No obstante, los platos fríos de Málaga no están compuestos solo sopas, pues existen otros como el cóctel de aguacates con gambas y alcaparras, el pío antequerano y la ensalada de pimientos y tomate.

Platos calientes de Málaga

En el caso de que prefieras visitar la provincia de Málaga en la época invernal, la lista de delicias culinarias no te dejará con el estómago vacío.

Sopas de Málaga

Para empezar, la gastronomía malagueña te ofrece la sopa viña AB, con características plenamente mediterráneas. La peculiaridad malagueña se acredita por las letras A y B de su nombre, que pertenecen a la marca del vino que la bautizó. Se trata de un caldo que se consigue hirviendo los esqueletos (espinas) de merluza y rape, mezclados con puerros, cebolla y tomate, troceados, junto con ajos, laurel y perejil. Después de tamizar todo, se le agrega el vino "Viña AB" que ha dado el nombre a la sopa. A este cocido se le añaden almejas sin conchas y previamente cocidas, gambas peladas y cocidas, y salsa mahonesa.

También podrás degustar el “en blanco” de pescado, una sopa típica de pescadores donde el pescado que se utiliza habitualmente para su elaboración es merluza, pescadilla o jurel. Mezclado éste en una cacerola con agua donde se añade también ajo, cebolla y perejil picados, rodajas de papas y se condimenta con sal y pimienta. Una vez cocido, se le añade aceite de oliva y, si se desea, un poco de zumo de limón. Poco antes de retirar la cazuela, se colocan unas rodajas de pan sentado y se sirve cuando esté esponjado.

Otras sopas típicas de Málaga son la sopa de almendras, las sopas cachorreñas, la sopa de espárragos silvestres, las sopas perotas, la sopa de rape, las sopas de tomate, los maimones, el gazpachuelo, la sopa de espárragos y ostras y la sopa de almejas.

Algunas de estas sopas forman parte de la cocina tradicional malagueña, engrosando algunas de las canciones que los malagueños dedicaban a sus delicias gastronómicas, como la siguiente:

Cachorreña se perdió,

gazpacho la anda buscando.

¿Dónde la vino a 'encontrá'?

En casa del ajo blanco,

pariente de la 'ensalá'.

Cocidos, cazuelas y potajes de Málaga

Aparte de las sopas calientes para tomar en los días fríos, en Málaga tendrás la oportunidad de probar distintos cocidos y cazuelas.

La berza malagueña es un cocido que contiene garbanzos, carne de ternera, habitualmente morcillo, pollo, hueso fresco, tocino añejo y pata o rabo de cerdo, mezclados con berzas que, según la época del año, pueden ser judías verdes, zanahorias y calabaza, y, si se quiere, habas y acelgas. Aderezado con un majado de ajo, pimienta, comino y pimentón.

Combinando productos del campo con el mar, podrás probar la cazuela de fideos con almejas. Además de los fideos, contiene alcachofas, habas y almejas, mezclados con un sofrito hecho en aceite de oliva de tomates, ajos, perejil y cebolla, y condimentada con pimentón, sal, azafrán y un tallo de hierbabuena.

Otro plato es el arroz caldoso con bacalao, donde la nota malagueña radica en que es caldoso. Al arroz le acompañan medallones de bacalao desalado, cebolla, pimiento, tomate y ajo, que se condimenta con vino blanco, aceite de oliva, azafrán, clavo, pimienta y sal.

Si visitas Málaga en época de Cuaresma no debes quedarte sin probar el potaje de garbanzos, este sabroso cocido, además de los garbanzos, contiene bacalao desalado en trozos, dientes de ajo, puerros, cebolla picada, acelgas y patata cortada en trozos. Y está condimentado con la salsa resultante de un sofrito de cebolla, tomate, harina, pimentón, sal y pimienta. Pero este no es el único potaje que podrás degustar en Málaga, ya que hay otros como el potaje de castañas y judías, el potaje de lentejas y el potaje de garbanzos con pimiento.

Además de estos platos, la gastronomía de Málaga te proporcionará otros cocidos y cazuelas típicos de la zona, como el guisado de patatas con almejas, los callos, el cocido de chícharos y habas, el cocido de garbanzos u “olla”, el arroz a la parte y los fideos a banda


Ver casas rurales relacionadas

Platos con carne o pescado de Málaga

Una vez ya te has tomado alguna tapa, compartido con tus familiares y amigos algún plato y utilizado la cuchara para un plato frío o caliente, es hora de que te surtas de un buen tenedor y cuchillo para hincar el diente a los deliciosos platos con carne o pescado que te proporciona la gastronomía de Málaga.

Platos con carne de Málaga

En lo que respecta a los platos con carne dentro de la provincia de Málaga, tienen un origen generalmente serrano, aunque en la actualidad se pueden degustar casi en cualquier punto de la provincia.

Cocinadas a fuego lento con la mezcla perfecta de pan cateto remojado, tocino o panceta, cabezas de ajos y sal, encontrarás las migas cortijeras. Este plato se servía antiguamente en los cortijos a los labradores cuando éstos regresaban del campo en la temporada de otoño-invierno. Lo podrás encontrar enriquecido con torreznos y mediante el añadido de chorizo.

Con motivo de este plato, en el pueblo de Torrox se celebra el domingo anterior a la Navidad la llamada "Fiesta de las migas y del vino del terreno", con una gran afluencia.

Un plato típico de los Montes de Málaga son los huevos a lo bestia, que está compuesto por migas cortijeras y, sobre éstas, unos trozos de lomo de cerdo, un trozo de morcilla, otro de chorizo y, como colofón, uno o dos huevos fritos. A la hora de comer este plato, lo puedes acompañar con aceitunas machacadas y aliñadas.

Además de las delicias expuestas, en Málaga podrás degustar otros platos serranos típicos como el morrete de espárragos, los huevos fritos con papas y chorizo, los huevos fritos con migas y las gachas. Este último está muy relacionado con la Nochebuena, cosa que se demuestra en dos villancicos.

En el portal de Belén

hay un viejo haciendo gachas

con la paleta en la mano

invitando a las muchachas.

Un pastor comiendo gachas

en el cielo divisó

un letrero que decía:

Ha nacido el Redentor.

Respecto a los platos donde el ingrediente principal es la carne, en Málaga destaca el pollo salteado al vino de Málaga, con sus hierbas aromáticas procedentes del campo, tales como tomillo, orégano, hierbabuena y romero, y con el generoso vino de los Montes de Málaga, capaz de despertar el apetito a cualquiera.

También puedes disfrutar de un buen solomillo de cerdo a la malagueña, una deliciosa receta que forma parte de la cocina tradicional malagueña, donde el solomillo de cerdo al horno con manteca, zanahoria y cebolla, se trincha y se sirve caliente, cubierto con una salsa de mantequilla, cebolla sofrita, harina, zumo de limón, nuez moscada rallada, caldo y sal, y se le añade huevos duros picados, guisantes y unos taquitos de jamón.

Pero eso no es todo, la gastronomía de Málaga te seguirá deleitando con otros platos basados en la carne como los chorizos de Arriate, el conejo a la cortijera, el choto serrano, el pavo asado con manzanas, la pepitoria de gallina, las perdices en escabeche, las perdices en salmorejo, la perdiz del pastor, la ternera mechada y los sesos de ternera rebozados.

Platos con pescado de Málaga

El pescado es un ingrediente muy característico de la provincia de Málaga, debido a su situación en la que gran parte de la provincia da a la costa. Es por esto que gran parte de la gastronomía malagueña tiene ingredientes basados en el mar en muchos de sus platos.

Ya habrás podido observar que muchos de los platos anteriores tienen entre sus ingredientes el pescado, mientras otros muchos se pueden modificar y convertirse en platos más costeros. Es el caso de las migas con sardinas, que se preparan en el litoral de Málaga. Para comerlas, las puedes acompañar con rábanos, aceitunas, melón, pimientos fritos y huevos fritos.

No obstante, existen otros muchos platos basados en el pescado como ingrediente principal que podrás degustar en tu visita a Málaga. Estos platos son algunos como la moraga de sardinas, un plato sencillo, propio de pescadores y elaborado por gentes del pueblo, que forma parte de la cocina tradicional malagueña, con una clara influencia árabe, de ahí que sea conocido también como sardinas a la moruna. Se trata de una especie de pisto compuesto por sardinas, bien limpias, abiertas, sin espinas ni escamas y por tomates cortados en rodajas, junto con pimientos verdes cortados en trozos. Aderezado con abundante perejil, ajo y cebolla bien picada, un poco de pimienta molida y azafrán.

Otro plato son los calamares rellenos a la malagueña. Se trata de la bolsa de un calamar de tamaño relativamente grande, la cual se dora con cebolla frita, vino blanco y laurel, y posteriormente se cuece, rellena de una masa formada por cebolla frita, almendras peladas y machacadas, jamón serrano picado, las patas de calamar fritas y un huevo duro partido.

Además, podrás degustar otros platos típicos de la gastronomía de Málaga, como las albóndigas de pescado, el atún mechado, el cazón en amarillo, la dorada a la sal con pimientos, los lenguados en salsa con uva moscatel, la lubina al horno, los medallones de rape al estilo perchelero, la pescada gratinada con aceitunas, los buñuelos de bacalao, los buñuelos de pescado, los salmonetes al estilo de mi casa y la tortilla de sardinas.


Ver casas rurales relacionadas

Platos vegetarianos y veganos de Málaga

La cocina malagueña tiene platos para todos los públicos, por lo que si eres vegetariano o vegano, no te quedarás sin probar bocado de la tradición y la gastronomía típica de la provincia. Sin embargo, es recomendable que pruebes estos platos independientemente de la dieta que sigas, ya que son demasiado exquisitos para que te los pierdas.

El primer plato de esta categoría que te ofrece la gastronomía de Málaga son las papas al adobillo. Este plato que forma parte de la cocina tradicional malagueña y que se consume especialmente en invierno, tiene como base principal las patatas en rodajas fritas en aceite de oliva, cocinadas y condimentadas con un majado de ajo, pimentón dulce, orégano, pimienta, sal, pan cateto asentado y vinagre de vino.

Las papas a lo pobre se consiguen como resultado de la fritura de patatas cortadas en rodajas alargadas, con pimientos, tomates, cebolla y ajo troceados, condimentado con una hoja de laurel, pimienta, vinagre, aceite y sal. Es un plato que se consume durante todo el año en muchos restaurantes, sustituyendo a las tradicionales papas fritas y acompañadas de huevo frito o como guarnición de otros muchos platos.

Siguiendo con la patata como base, podrás comer un plato de papas a la malagueña. Al igual que el anterior, forma parte de la cocina tradicional malagueña y se consume especialmente en otoño-invierno. Se trata de una cazuela de patatas, previamente rehogadas con un poco de apio, perejil y unas aceitunas partidas, así como cebolla, ajo y tomates picados muy finos, y posteriormente cocido con agua con sal y un poco de pimienta. Finalmente, se sirve con trocitos de huevo duro rociado por encima del plato.

Las habas a la andaluza es otro plato que se consume especialmente en la época de otoño-invierno. Se trata de una deliciosa menestra que está formada por la mezcla cocida a fuego lento de habas frescas, cebolla, ajo, tocino en trozos, vino blanco, pimienta, una rama de menta y sal.

También se puede consumir en fresco, pero para ello es indispensable que las habas sean cosechadas tiernas y estén completamente verdes. En este caso, las vainas son perfectamente comestibles. Troceadas junto con el fruto y bien fritas constituyen un apetecible manjar que también podrás encontrar en determinados establecimientos hosteleros.

Además, existen variantes con carne de este plato, como son las habas con chorizo, o las más frecuentes, las habas con jamón.

La provincia de Málaga te dará la oportunidad de disfrutar de otras menestras típicas como la menestra a la rondeña, las espinacas con pasas y almendras, y las judías verdes salteadas.

Asimismo podrás deleitarte con distintas hortalizas rellenas como las berenjenas rellenas, las alcachofas rellenas, las berenjenas con bechamel, los calabacines rellenos o las cebollas rellenas.


Ver casas rurales relacionadas

Repostería de Málaga

Finalmente, para endulzar tu paladar la gastronomía malagueña te propone distintos postres y recetas de repostería, gran parte de ellas forman parte del recetario culinario tradicional y algunas con gran influencia árabe.

Un dulce típico de Antequera es el bienmesabe, aunque también se consume en las Islas Canarias, así como en Cuba y Venezuela, probablemente llevado por emigrantes andaluces. Se elabora de forma maravillosa desde 1635 en el Convento de Clausura de Belén de las Monjas Clarisas en Antequera, aunque también lo podrás encontrar en establecimientos convencionales de Málaga. Está elaborado con almendras, azúcar, huevos, cabello de ángel y bizcochos.

Por otro lado encontrarás los borrachuelos al vino de Málaga. Aunque el borrachuelo se encuentra muy extendido por toda España, la variante malagueña es su delicioso vino. Se trata de un rosco frito en aceite de oliva y cubierto de azúcar, formado por una masa compuesta por harina, ajonjolí, matalahúva, azúcar, zumo de naranja y vino de Málaga.

Una receta que viene directamente del campo malagueño es el pan de higos y constituye una forma ideal de aprovechar los higos. Es una especie de torta de regular grosor, resultante de una masa prensada, formada por higos secos en trozos muy pequeños, almendras peladas y picadas, canela, clavo y matalahúva.

La influencia árabe la podrás apreciar en los pestiños, un dulce típico de épocas navideñas  y, aunque pueden encontrarse en las confiterías, la tradición generalmente los ha encerrado en conventos y monasterios. Se trata de un dulce frito en aceite de oliva, formado por una masa de harina, aceite de oliva, vino blanco, anises, azúcar y zumo de limón, y bañados posteriormente en miel.

Por si esto no fuera suficiente para saciar tu apetito goloso, en la gastronomía de Málaga existen otros dulces y postres como el bizcocho de naranja, los bollos de aceite, la carne de membrillo, las croquetas de batatas, el flan de castañas, los membrillos en dulce, los mostachones de piñones, las naranjas al vino de Málaga, el polvo de batatas, los polvorones, los roscos de vino, la tarta de aguacates, la tarta de café, las tortas de aceite y las torrijas al vino de Málaga.


Ver casas rurales relacionadas

Chimenea Piscina
Chimenea Piscina

Villa Montemar

Torrox, Málaga

Desde 30 €/pers

Chimenea Piscina
Chimenea Piscina
Chimenea Piscina

Casa Rural Los Cactus

Benaque, Málaga

Desde 24 €/pers

Chimenea Mascotas

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2