Qué hacer y qué ver en Antequera


El municipio de Antequera, con una superficie de 814 km2, es el más grande de la provincia de Málaga, y uno de los más grandes de España. Se extiende por el norte de la provincia, sirviendo de límite con la de Córdoba por el norte y al sur con los Montes de Málaga. La ciudad de Antequera se extiende por la ladera norte de una pequeña colina, entre la Sierra del Torcal y una extensa llanura, la Vega de Antequera, donde se desarrolla una importante agricultura de cereales, olivares y hortalizas.

La orografía dominante de Antequera es llana y poco accidentada, la sierra más destacada y conocida es la Sierra del Torcal.

Su ubicación estratégica en el centro geográfico de Andalucía ha favorecido a lo largo de la historia un importante trasiego de hombres y culturas. En la actualidad, Antequera es punto de referencia de la actividad empresarial, aglutinando cada vez a un mayor número de empresas. Mucho tiene que ver en ello las importantes redes de comunicación con las que se está dotando.

Atendiendo a su demografía, el municipio de Antequera lo conforman alrededor de 40.000 habitantes, de los cuales unos 4.000 viven en alguno de los 12 anejos distribuidos por su término municipal, entre ellos destacan Cartaojal, Bobadilla Estación, Bobadilla Pueblo, La Higuera, La Joya, Los Llanos, Cañadas de Pareja, Villanueva de Cauche, Los Nogales y Puerto del Barco.

Partiendo desde Málaga, el trayecto más rápido y corto hacia Antequera es tomar la carretera N-331 (A-45) y al acceder a la vega, cogemos la indicación a Antequera por la A-354, y tras recorrer unos 2 km entramos en la ciudad.

Historia de Antequera

Los primeros asentamientos en Antequera corresponden al Paleolítico Medio, sin embargo es de la Edad del Bronce de la que se conservan los restos prehistóricos más importantes, tales son el Dolmen de Menga, el Dolmen de Viera y el Dolmen del Romeral con 4000 o 4500 años.

También dejaron su huella en Antequera los íberos, como muestra el fortificado que posteriormente se transformó en la ciudad romana de Antikaria de cuya época se conservan numerosas esculturas y que se situaba en el cerro sobre el que actualmente se levanta el castillo de origen árabe.

Los árabes denominaron Antequera como “Medinat Antaqira” que la ocuparon desde el siglo IX. Sin embargo, es a partir del siglo XIII y hasta su conquista por las tropas cristianas en 1410, cuando toma importancia como fortaleza militar fronteriza.

En el siglo XVI, Antequera fue una de las ciudades más importantes de Andalucía debido a su gran actividad comercial y la importante vida cultural. A esto contribuyó la fundación por los Reyes Católicos de la Colegiata de Santa María la Mayor; así como un gran número de construcciones, tales como la Iglesia de San Sebastián, la Iglesia de San Juan, la Iglesia de San Pedro, la Iglesia de San Isidro y la Iglesia de Santa María de la Esperanza; o como son el Monasterio de San Zoilo, el Convento de San Agustín, la Iglesia del Carmen y el Convento Encarnación y edificios civiles como el Edificio Municipal, el Arco de los Gigantes, la Casa del Cabildo de la Plaza Alta, etc.

Todo ello, permitió a Antequera gestar un movimiento manierista y barroco en el siglo XVII de gran esplendor, estilos que definieron la estética de las construcciones en este siglo y el siguiente en la ciudad, a ellos pertenecen el Convento Trinidad, la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto, el Convento de Santo Domingo, la Iglesia de Belén, la Iglesia San Juan de Dios, la Iglesia de los Remedios.

Es en el siglo XVIII cuando Antequera vivió el mejor momento de su historia fruto de su gran actividad agrícola, comercial y artística. A esta época pertenecen entre otras construcciones, la Convento de la Victoria, la Convento Madre Dios de Monteagudo, el Convento de Santa Eufemia o la Iglesia de Santiago y otras como el Palacio del Marqués de Villadarias, el Palacio del Conde de Pinofiel o el Palacio del Conde de Colchado.

En el primer tercio del siglo XIX Antequera sufrió una regresión como consecuencia de un descenso demográfico a causa de la fiebre amarilla, circunstancia de la cual se recupera en la segunda mitad de este siglo, en la que adquiere protagonismo la burguesía, creciendo la actividad industrial, especialmente la textil.

El siglo XX se ha caracterizado en Antequera por el desarrollo de la agricultura extensiva de cereales y olivares, viviendo momentos como los de la posguerra de gran declive económico en medio de enormes miserias sociales a la que sigue una fuerte emigración en la década de los setenta con una considerable regresión demográfica.

Hoy en día Antequera mira al futuro con una agricultura modernizada y una actividad industrial en constante crecimiento.


Ver casas rurales relacionadas

Qué ver en Antequera

Antequera es una ciudad que cuenta con un gran volumen de patrimonio entre monumentos, iglesias, arquitectura civil, etc. Nosotros hemos destacado algunos de ellos para tener más información sobre ellos a la hora de visitarlos.

Dolmen de Menga: De la era del calcolítico en Antequera, aproximadamente del 2500 a.C. Está constituido por una gran cámara cubierta de forma ovalada con un pequeño estrechamiento en la entrada.

Dolmen de Viera: Es algo más reciente, aproximadamente del año 2000 a.C. Constituido por un corredor que da acceso a una cámara cuadrada mediante una puerta labrada en un monolito.

Dolmen del Romeral: El más reciente de Antequera, en torno al 1800 a.C. Formado por un largo corredor que da acceso a una cámara sepulcral mediante una puerta adintelada y, finalmente, una segunda cámara más pequeña destinada a presentar ofrendas.

Carnicería de Los Moros: De comienzos del siglo IV. Son los restos de unas termas, que pertenecieron a una villa romana, situada junto al cauce del río de la Villa y a unos kilómetros de la antigua ciudad de Antequera. En ella se conserva una gran piscina cuyo muro de contención está decorado con quince hornacinas de tamaño humano y de planta rectangular, cubiertas con bóveda de medio cañón.

Termas Romanas: Datan del siglo I d.C. Ubicadas a los pies de la Colegiata de Santa María la Mayor de Antequera. Realizadas a base de grandes sillares y grandes piletas que en el exterior están revestidos de mármol. Existe un gran mosaico polícromo, que data del siglo III.

Villa Romana: Fechada entre los siglos I a.C. al siglo IV d.C. Destaca por la gran calidad de los materiales utilizados para su construcción la amplitud de las habitaciones y los enseres encontrados en esta villa de Antequera.

Arco de Los Gigantes: Data del último tercio del siglo XVI. El arco presenta una altura de siete metros y cuenta con una gran hornacina, flanqueada de dos aletones. Contiene el escudo de la ciudad de Antequera compuesta por una jarra de azucenas, el castillo y el león.

Alcazaba: De planta angular, a su interior se accede por una puerta situada entre dos grandes fustes de columna lisa. Interiormente está dividida en estancias, varias de planta rectangular y cubiertas con bóvedas esquifadas. Destaca en ella la conocida como Torre Blanca por su perfección arquitectónica.

Colegiata de Santa María la Mayor: Construida en la primera mitad del siglo XVI en Antequera, es la primera de Andalucía de estilo renacentista aunque con trazas aún del gótico. Exteriormente destaca por su grandiosa fachada, realizada en piedra de sillería con tres calles separadas por contrafuertes sobre cada una de las cuales se abre una puerta. Interiormente, las tres naves, con la central de mayor altura, están separadas por enormes columnas de estilo jónico, sobre las que descansan arcos de medio punto a uno y otro lado decorados con pomas. Están cubiertas con armaduras mudéjares, la del centro rectangular y las laterales ochavadas. La Capilla Mayor es de planta rectangular cubierta con bóvedas de estilo gótico-mudéjar, en las que se dibujan dos grandes estrellas, de seis y ocho puntas, y elegantes ventanas de tipo florentino.

Pósito: Almacén con el que se aseguraba el aprovisionamiento normal de trigo a toda la población de Antequera. Data del siglo XVII, aunque ha sufrido numerosas transformaciones y añadidos. El elemento más antiguo es la nave principal, cubierta de teja árabe con portada de arenisca y arco rebajado sobre el que se asientan los tres elementos del escudo de Antequera. En el interior destaca la panera, construida a finales del siglo XVIII, es una gran sala de planta rectangular, cubierta con bóveda de medio cañón dividido en ocho tramos mediante arcos fajones que apoyan sobre pilastras.

Palacio Consistorial: Actual Ayuntamiento de Antequera. Los elementos de interés artístico, los conserva en su interior como piezas del antiguo conjunto monástico, así son el patio del claustro del siglo XVII y la caja de la escalera principal de planta rectangular en la que destacan los pasamanos, el zócalo y el escalonamiento de gran belleza. Todo está cubierto con bóveda de media naranja sobre pechinas decoradas de yeserías. Destaca también el Salón de Sesiones (decorado con pinturas al temple) y el Salón de los Reyes. La fachada actual, iniciada en 1953, se concibió dentro de un estilo neobarroco inspirado en modelos locales de Antequera.

Otros monumentos de arquitectura civil que podemos encontrar en Antequera son la Caja de Ahorros de Antequera, la Casa del Barón de Sabasona (primer tercio del siglo XVIII), la Casa Bouderé (principios del siglo XX), la Casa del Conde de Colchado, la Casa Conde Pinofiel (mitad del siglo XVIII), la Casa de Los Colarte (principio del siglo XVIII), la Casa de Los Pardo (mediados del siglo XVII), la Casa de Los Serrailler (primera mitad del siglo XX), la Casa de Los Ramírez, el Hospital de San Juan de Dios (segunda mitad del siglo XVIII), el Palacio de los Marqueses de la Peña de Los Enamorados (segunda mitad del siglo XVI), el Palacio de Nájera (primer tercio del siglo XVIII), el Palacio del Marqués de Villadarias (primera mitad del siglo XVIII), el Palacio de La Marquesa de Las Escalonias (principios del siglo XVII) y la Plaza de Toros (aunque data de mediados del siglo XIX, en la década de los 80 experimentó una transformación que afectó casi a la totalidad de esta).

Entre los parques y jardines que podemos ver en Antequera destacamos el Paseo Real, el Parque de la Negrita, el Parque de María Cristina, el Jardines del Corazón de María, el Jardines del Corazón de Jesús, el Lago de los Patos y los Jardines del Rey Juan Carlos I situados junto a la Puerta de Granada, estos últimos con unas vistas impresionantes de la zona alta de la ciudad de Antequera.

Por último, podemos destacar distintos miradores de los cuales poder obtener unas bonitas vistas de Antequera. Estos son el Mirador Almenillas, desde él podemos obtener una panorámica impresionante de la Peña de los Enamorados y de toda la ciudad con todos sus monumentos; el Mirador Niña de Antequera, construido a principios del siglo XX en dos niveles, desde él se divisa el río de la Villa, la Iglesia del Carmen, la Peña de los Enamorados y la Puerta de Málaga; el Mirador Puerta de Granada, situado junto a la Puerta de Granada, desde él se contemplan unas bellas panorámicas de Antequera en general y de la Colegiata de Santa María la Mayor y la Alcazaba en particular.


Ver casas rurales relacionadas

Qué hacer en Antequera

Entre las distintas atracciones que tiene Antequera, podemos encontrar las siguientes actividades con las que completar una buena visita.

Antequera nos ofrece distintos museos para los más deseosos por aprender las curiosidades de esta tierra.

Museo Conventual de las Descalzas: Está ubicado en el Convento de las Carmelitas Descalzas en Antequera. Entre las obras que se pueden presenciar, destacan lienzos de los siglos XVI, XVII y XVIII, esculturas como un busto de Dolorosa de Pedro de Mena o la Virgen de Belén de Luisa Roldán y numerosas vitrinas con imágenes del Niño Jesús, así como diversos tamaños de la Virgen y de San José y piezas de platería.

Museo municipal: Se encuentra ubicado dentro del Palacio de Nájera en Antequera. Destacan en él importantes obras pictóricas y esculturas como el "Efebo de Antequera" realizada en bronce que data del siglo I o la escultura a San Francisco de Asís, obra de Pedro de Mena.

Museo taurino: Se encuentra en las dependencias de la Plaza de Toros y hace un recorrido por la fiesta nacional e historia taurina de Antequera. Reúne entre otros, documentos periodísticos, carteles taurinos, un archivo fotográfico, llamativos trajes de luces pertenecientes a algunos de los diestros más destacados de nuestra historia taurina nacional y piezas artísticas realizadas en escultura como El Tiro de Mulillas (realizada en bronce) y pinturas como La Lidia (S. XIX) o La Tauromaquia (pintada sobre vidrio y que escenifica diferentes faenas taurinas).

A parte de los museos, Antequera nos ofrece distintas maneras de conectar con la naturaleza mediante el Torcal de Antequera, un espacio natural con un paisaje kárstico como pocos en Europa; o mediante una de las Rutas de Senderismo por Antequera que nos ofrece esta ciudad y que recorren localidades como Villanueva del Rosario, Cartaojal o Valle de Abdalajís.

Y para los más curiosos por la religión pueden realizar la Ruta de las Iglesias de Antequera ya que es una de las ciudades con más iglesias por habitante.


Ver casas rurales relacionadas

Fiestas tradicionales de Antequera

Antequera conserva una serie de festejos relacionados con su cultura y su tradición.

Semana Santa: Su éxito radica en haber conservado muchos elementos antiguos. Sus esculturas son de gran valor artístico, muchas de ellas datan de los siglos XVI, XVII y XVIII. Debemos también destacar algunos momentos de gran originalidad, tal es el caso de “correr la vega”, que consiste en subir corriendo los tronos de algunas cofradías por las empinadas cuestas que conducen a sus templos. Son nueve las hermandades y cofradías encargadas cada año de deleitarnos con esta tradición en Antequera:

Domingo de Ramos – Cofradía de la Pollinica

Lunes Santo – Cofradía de los Estudiantes

Martes Santo – Cofradía del Rescate

Miércoles Santo – Cofradía del Mayor Dolor

Jueves Santo – Cofradías del Consuelo y de los Dolores

Viernes Santo – Cofradías de Abajo, Arriba y la Soledad

Domingo de Resurrección – El Resucitado. Agrupación de Cofradías

Fiestas patronales: El domingo siguiente al 18 de mayo es sacado en procesión el Señor de la Salud y de Las Aguas, patrón de Antequera, por sus calles acompañado de miles de fieles venidos de todos los puntos de la comarca, ellos mantienen viva la tradición de “alumbrar al Señor”.

Celebración en honor a la Virgen de los Remedios: El día 8 de septiembre tiene lugar el día de la patrona de Antequera. Durante la celebración se saca en procesión, acompañada por los fieles devotos a ella.

Celebración en honor a Santa Eufemia: El sábado previo al 16 de septiembre se saca en procesión a Santa Eufemia y se realizan las tradicionales candelas en Antequera.

Feria de Mayo: Considerada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Desde su creación a mediados del siglo XIX ha tenido un marcado carácter mercantil, aglutinando una serie de eventos como exposición de maquinaria agrícola y feria agroalimentaria, conformando lo que se conoce como AGROGANT. A ésta se han añadido otros actos o celebraciones como el concurso subasta de la cabra malagueña, el campeonato de caballos, la maratón fotográfica y, en general, actividades de promoción turística de Antequera.

Feria de Agosto: Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, es una de las más antiguas de España, sus orígenes se remontan a mitades del siglo XVIII. Se inicia con el pregón oficial y la inauguración del alumbrado. Distinguiendo dos ambientes de celebración, la feria de día y la feria de noche. Son numerosos los espectáculos que se dan lugar en estos días en Antequera como actuaciones musicales, interpretaciones humorísticas, corridas de toros, actividades infantiles, etc., culminados todos ellos con los fuegos artificiales en la última noche.

Romería del Señor de la Verónica: Antecediendo a las fiestas anteriores, se inicia con una misa rociera en la Plaza de Toros, a la que le sigue una procesión que discurre por diferentes calles de Antequera hasta llegar a la ermita donde se encuentra su imagen tan venerada por los vecinos de Antequera.

Día de Jeva: Se celebra el 25 de diciembre por la mañana, vecinos de las pedanías de Antequera como La Higuera o La Joya, y del municipio vecino de Villanueva de la Concepción y de la propia ciudad de Antequera se dan cita en la Ermita de Jeva, al sur del Torcal de Antequera, para venerar a la Virgen de la Purificación. La fiesta comienza con un repique de campanas, que da paso al tradicional “choque de bandas” de verdiales (baile típico de la provincia de Málaga) y a la entrada de éstas a la ermita. Posteriormente, tiene lugar una degustación de mantecados caseros, café, tragos de aguardiente y buñuelos de la zona, así como una serie de actuaciones musicales, hasta que la virgen es llevada en procesión a la era, donde se celebra una misa. Para finalizar la jornada, en torno al mediodía, se desarrolla todos los años un concurso de coplillas por verdiales dedicadas a la virgen, a la que llevan de nuevo a su ermita una vez concluido el acto.

Fandango: Como folclore típico de Antequera recogemos su fandango. Lleno de tradición y vivencias populares, describe la conquista y el coqueteo entre hombres y mujeres dentro de un reposado baile dividido en varias estrofas, cada una de ellas con dos partes, una como paso de baile y otra como paseíllo que se repite en estribillo. Todo ello, desde el toque popular de la letra, la música y los instrumentos caseros, como el almirez, que va marcando el compás.


Ver casas rurales relacionadas

Gastronomía de Antequera

Son platos típicos de Antequera la porra antequerana (elaborada fundamentalmente con pan, aceite, ajos y tomates), el ajoblanco, el pimentón, el gazpachuelo, las migas, la ensalada de cardos, el conejo a la cortijera y el chivo pastoril.

Respecto a los postres y la repostería de Antequera son enormemente conocidos y famosos el bienmesabe (dulce realizado a base de almendra molida, bizcochos de soletilla y cabello de ángel) y los mantecados. Y por supuesto, el mollete antequerano, que se trata de un tipo de pan árabe de miga blanca y poco cocido que se elabora de forma artesanal y que se puede acompañar con mantequilla, aceite, chicharrones, zurrapas de lomo, paté, embutido, etc.


Ver casas rurales relacionadas

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2