Qué ver en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas


El Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas se extiende al noreste de la provincia de Jaén con una extensión de 214.300 hectáreas, siendo el mayor espacio protegido de España y el segundo de Europa.

Está declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO desde 1983, parque natural desde 1986 por la Junta de Andalucía y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) desde 1988 por la Unión Europea. En 2006 fue declarado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) también por la Unión Europea, entrando a formar parte de la Red Natura 2000, que recoge las áreas más importantes para la conservación de la biodiversidad del continente. Además, está incluido en la Red Europea Europarc Federation, acreditado con la Carta Europea de Turismo Sostenible.

A toda la belleza paisajística y riqueza biológica con la que cuenta el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas se une el patrimonio cultural que existe en la zona, haciendo de su entorno una de las zonas naturales más visitadas de toda España.

El Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas está integrado en 23 municipios de la provincia de Jaén. Estos municipios son Beas de Segura, Benatae, Cazorla, Chilluévar, Génave, Hinojares, Hornos de Segura, Huesa, La Iruela, Iznatoraf, Orcera, Peal de Becerro, Pozo Alcón, La Puerta de Segura, Quesada, Santiago-Pontones, Santo Tomé, Segura de la Sierra, Siles, Sorihuela del Guadalimar, Torres de Albanchez, Villacarrillo y Villanueva del Arzobispo. A su vez, abarca tres comarcas, la comarca de Sierra de Cazorla, de la que un 40% es terreno del parque natural, la comarca de Sierra de Segura, de la que un 90% es terreno del parque natural, conformando el 70% de su totalidad, y la comarca de Las Villas.

El grado de protección del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas varía de unas zonas a otras, permitiéndose, en la mayoría del territorio, la coexistencia con actividades económicas diversas, pero aliándose con la naturaleza para ofrecer productos y servicios de alta calidad. Aquí encontrarás el mejor aceite, un exquisito cordero y una cuidada oferta de alojamientos, así como de restauración y actividades relacionadas con el entorno.

La acción del hombre en el actual Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas se remonta al Paleolítico Inferior y, a lo largo de la historia, cada comunidad ha ido transformando el paisaje en función de sus necesidades, su visión del mundo y su capacidad tecnológica. Cada una de ellas ha dejado monumentos y restos arqueológicos que hoy sirven de reseña sobre la historia de estas sierras.

Patrimonio del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

La gran dimensión del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas te mostrará distintos lugares que, con la influencia humana, se han convertido en parte del patrimonio del parque natural.

Para poder pasar un día disfrutando de la naturaleza y el entorno envidiable del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas con tu familia o amigos, existen una serie de áreas recreativas ubicadas a lo largo de todo el parque natural.

Una de estas áreas recreativas es el Área Recreativa Charco del Aceite, situada en plena Sierra de Las Villas, junto al cauce del río Guadalquivir, en el municipio de Villanueva del Arzobispo. Aquí encontrarás un maravilloso charco para darse un baño en verano y un magnífico lugar para disfrutar de una agradable jornada en cualquier momento del año. El lugar cuenta con mesas de piedra, asientos de madera y un kiosco-bar. El paraje es muy frondoso y se encuentra enmarcado por pinares que descienden de las escarpadas laderas rocosas que lo circundan. En sus frescas aguas habita la trucha común, así como los barbos autóctonos, las plateadas bogas de río, e incluso la nutria.

En el mismo municipio de Villanueva del Arzobispo podrás encontrar el Mirador el Tapadero, que está emplazado sobre el saliente de una pared rocosa, con más de 200 metros de caída vertical, sobre un abismo cuya visión produce impresión. Las escarpadas laderas están pobladas por manchas de bosque mediterráneo, que ancla sus raíces en la pura roca. Es frecuente observar las cabras monteses trepando por las laderas, así como el vuelo majestuoso de grandes aves rapaces, sobre todo buitres leonados, pero también águilas reales, águilas culebreras, águilas calzadas, halcones, gavilanes, etc.

En la zona norte del Embalse del Tranco encontrarás el Área Recreativa Control Viejo, con unas magníficas vistas. Dispone de bancos, mesas para comer y fuente.

También junto al Embalse del Tranco podrás disfrutar del Área Recreativa Huerta Vieja, rodeada de frondosa vegetación, atravesada por un arroyo y que cuenta con fuente y comedor de madera. Es un lugar excelente para comer y descansar. 

Más adentrada en la sierra, en la zona noroeste del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, se ubica el Área Recreativa Cueva del Peinero, en un paraje escarpado junto al río Aguascebas Grande, en el municipio de Villacarrillo. El río, que forma preciosas caídas a la altura del área recreativa, discurre de manera silenciosa, catalogado como Lugar de Interés Paisajístico, es ideal para disfrutar de un gran entorno natural.

Emplazada en el extremo norte del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas se encuentra el Área Recreativa Dehesa del Oso, en el municipio de Siles y bajo la impresionante cumbre del Cambrón, de 1.550 m de altitud y muy cerca de la provincia de Albacete. Ubicada en un entorno de denso pinar, donde destacan los enormes nogales que se ubican junto al área. Dispone de fuente, mesas y barbacoas.

En el mismo municipio de Siles, dentro del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, podrás disfrutar del Área Recreativa Peña del Olivar, junto al arroyo Barranco de los Tejos. Forma parte de un entorno especialmente frondoso y fresco en verano, época en la que son muchos los que aprovechan para bañarse en las frías aguas de la piscina natural construida justo al otro lado de la carretera. Dispone de fuente, bar con comedor, bancos y mesas para comer, barbacoas y zona infantil.

También junto al arroyo Barranco de los Tejos y a 2,5 km de Siles se sitúa el Área Recreativa Fuente de la Almoteja. Dispone de mesas y fuente, y compone un lugar ideal para disfrutar de la vegetación de ribera del arroyo, con abundantes sauces.

En el municipio de Cazorla, en un hermoso paraje, encontrarás el Área Recreativa Linarejos, atravesada por el arroyo Linarejos, con sus aguas cristalinas y rodeada de una frondosa vegetación. Un lugar ideal donde descansar después de realizar una ruta visitando los alrededores.

La última área recreativa la encontrarás también en el municipio de Cazorla, el Área Recreativa Puente de las Herrerías, rodeada de un entorno con una frondosa vegetación. En ella podrás descansar, refrescarte y disfrutar del río Guadalquivir, que a su paso ya contiene un caudal considerable. Es el punto de partida de algunas de las rutas de senderismo más interesantes de la Sierra de Cazorla, como la que lleva hasta el nacimiento del río Guadalquivir.

A menos de 20 km de estas dos últimas áreas recreativas, en el mismo término municipal, podrás apreciar el Estrecho de los Perales, una espectacular garganta que destaca por la estética de sus curiosas formaciones rocosas. Al fondo transita el arroyo de Valdetrillos. En este paraje podrás observar cómo trepan por paredes verticales los muflones y los machos monteses, así como presenciar el vuelo del águila real, el buitre leonado o el águila calzada.

Además de las áreas recreativas, el Parque Natural Sierras de Cazorla Segura y Las Villas dispone de unos veinte museos y centros de interpretación repartidos por todo el territorio, perteneciendo cada uno a los distintos municipios que se integran en el parque natural. Siguiendo una clasificación alfabética de los municipios, cada uno tiene los siguientes centros:

  • Arroyo del Ojanco - Centro de Interpretación Cultura Romana.
  • Beas de Segura - Centro de Interpretación Villa de Beas, el siglo XVI y la Mística.
  • Cazorla - Centro de Interpretación de la cultura de la madera; Centro Temático Especies Amenazadas; Centro Temático Frondosa Naturaleza; Museo Almazara Histórica Almedina de Cazorla; y Museo de Artes y Costumbres Populares del Alto Guadalquivir-Castillo de la Yedra.
  • Hornos de Segura - Centro de Ocio y Turismo Activo El Tranco; y Cosmolarium, Castillo de Hornos (Centro de Interpretación de Astronomía y Planetario).
  • Iznatoraf - Las Villas Tour.
  • La Iruela - Centro de Interpretación Castillo de La Iruela; y Punto de Información Turística Valle del Guadalquivir.
  • Quesada - Museo Rafael Zabaleta.
  • Santiago-Pontones - Centro de Visitantes Torre del Vinagre; y Colección etnográfica Alma Serrana.
  • Santo Tomé - Centro de Visitantes Río Borosa.
  • Segura de la Sierra - Centro Temático Territorio de Frontera.
  • Siles - Centro de Interpretación Los Oficios del Bosque-El Sequero.
  • Villacarrillo - Centro de Divulgación Astronómico de la Fresnedilla; y Cooperativa Nuestra Señora del Pilar.

Ver casas rurales relacionadas

Paisajes del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Las sierras que conforman el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas están integradas en el Sistema Penibético, uno de los conjuntos montañosos más importantes de la Península Ibérica, uniéndose con Sierra Morena en su parte más oriental.

Este parque natural, con una orografía agreste y más de la mitad de su superficie entre los 1000 y 1500 metros de altitud, alcanza su mayor cota con 2107 metros sobre el nivel del mar en el Cerro las Empanadas. En su relieve se distinguen algunos sistemas calizos o calares que limitan profundos cañones con una orientación de suroeste a noreste. También se aprecia una alineación montañosa externa que va de Villarrodrigo, limitando con la provincia de Albacete, hasta el Embalse del Tranco, delimitando los valles del río Guadalimar y el río Hornos

Entre estos valles destacan lugares como la cumbre del Yelmo, situada al norte del parque natural. Es la cumbre más popular y emblemática por las asombrosas vistas que se disfrutan desde su cima, a 1.809 metros de altitud. Desde ella podrás divisar los inmensos bosques de todo el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, las lejanas cumbres de las provincias de Albacete y Granada, así como los llanos manchegos. Más cercano y a vista de pájaro, se aprecian los bosques y olivares que lo circundan en las zonas bajas, donde destacan los bellos pueblos de Hornos de Segura y Segura de la Sierra, y las aguas del Embalse del Tranco. Es un referente internacional para los amantes del vuelo libre, ya que cuenta con un despegue que reúne unas condiciones magníficas para la práctica de este deporte.

Otro lugar destacable de la misma zona es la Nava del Espino, un sorprendente paraje abierto, cubierto de pastizales de alta montaña y algunas zonas cubiertas de pinos, a 1430 metros de altitud y en el término municipal de Cazorla. En este lugar podrás disfrutar del paisaje y, si estás a la hora adecuada, te será fácil ver algunos gamos alimentándose en sus praderas. De aquí salen rutas a los picos más altos de la Sierra de Cazorla, como los Poyos de la Mesa, una enorme montaña rodeada de acantilados que se dejan caer sobre los bosques de pinos que la circundan. Desde aquí se obtienen unas bellas panorámicas sobre el río Guadalquivir.

A parte de estos sitios, existen muchos otros en la comarca de Sierra de Segura, como el Calar del Cobo, con el Pico Puntal de la Misa (1796 metros), el Cañón del Segura y el Embalse de Anchuricas.

Más al sur se levanta la Sierra de Cazorla, con su pico más alto, el Gilillo, con 1848 metros, en la vertiente occidental del gran Valle del Alto Guadalquivir, delimitado hacia oriente por la Sierra del Pozo, con el Pico Cabañas (2027 metros) y el Puntal del Buitre (2007 metros).

Acogiendo las aguas del deshielo del Gilillo, dentro de la Sierra de Cazorla, se encuentra arroyo del Chorro, donde podrás apreciar lugares como los Cortados del Chorro. Se trata de un enorme acantilado ideal para observar aves como el buitre leonado o el alimoche. En el impresionante cortado de roca caliza se forman profundas grietas aprovechadas por numerosas aves para anidar. El vencejo real, el cernícalo común e incluso el halcón peregrino sobrevuelan incesantemente el barranco del arroyo del Chorro, que se precipita en una cascada de 70 metros.

En esta parte sur del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas destacan también lugares como el Barranco del Garbanzal y los Picones de Fique, cerca de la localidad de Tíscar. Se trata de un lugar espectacular, donde podrás recorrer las dos laderas del Barranco del Garbanzal, bajo las caprichosas formas de los Picones de Fique, y atravesar una pista forestal para, tras recorrer unos 2 km, llegar a un barranco mucho más amplio y abierto, que, como el arroyo que discurre por él, lleva el nombre de Barranco Extremera. Unos 1200 metros más adelante llegarás al cauce de aguas cristalinas, rodeado por la pista forestal. Si sigues corriente arriba por la vaguada llegarás a un manantial, nacimiento del arroyo.

Además, también por la parte sur del parque natural, en el municipio de Pozo Alcón, discurre el río Guazalamanco. Es un río con cauce de montaña de aguas permanentes y turbulentas, donde cada rincón te invita a recrear tus sentidos y a plasmarlo para luego recordar su inolvidable ruta. Destaca su preciosa cascada cerca de la localidad de Pozo Alcón.

Asimismo, podrás ver la principal alineación de la Sierra de Segura, que culmina con el Pico de Las Banderillas (1993 metros), la cumbre más alta de la Sierra de Segura.

En la parte este del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas se eleva un singular altiplano conocido como los Campos de Hernán Perea, el altiplano más extenso de España con más de 5000 hectáreas y una altitud media de 1600 metros sobre el nivel del mar, limitado por calares desprovistos de vegetación, como el Calar de las Palomas (1964 metros), Calar de las Chaparras (1897 metros) y Pinar Negro (1815 metros).

Los Campos de Hernán Perea se encuentran situados cerca de la aldea de Don Domingo, en el término municipal de Santiago-Pontones. Representa uno de los paisajes más grandiosos y originales del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, netamente diferente de todos los demás, unas sobrecogedoras llanuras casi desarboladas. 

En su límite con la provincia de Granada, el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas se extiende a través de Sierra de la Cabrilla, con Cerro las Empanadas (2107 metros), Cabrilla Alta (2078 metros), Cabrilla Baja (2048 metros), Tornajuelos (2033 metros) y Covachas (2023 metros) que proporcionan las mayores altitudes del parque natural y que pertenecen a la alineación de la Sierra de Castril, y finalmente la Cuerda de Los Agrios, con el Aguilón del Loco o Cerro Villata (1956 metros), Picón del Guante (1932 metros) y Rayal (1831 metros). Estas sierras sirven de divisoria de aguas entre el Atlántico y el Mediterráneo, teniendo en ella su nacimiento dos de los ríos más importantes de la Península Ibérica: el río Guadalquivir y el río Segura. 

El nacimiento del río Guadalquivir está situado en el municipio de Quesada, en una zona conocida como Cañada de Las Fuentes donde confluyen varios arroyos y de alto valor ecológico. Se trata de un lugar fresco y agradable, donde fresnos, arces y majuelos acompañan al río, y a su alrededor encontrarás curiosas formaciones geológicas con densos pinares de pino laricio y pino negral. Unos cien metros más arriba se emplaza la casa forestal de la Cañada de Las Fuentes donde hay una zona recreativa a la que acuden con frecuencia gamos y ciervos en pequeños grupos.

Dentro del parque natural el río Guadalquivir recibe la contribución de otros afluentes como del arroyo Linarejos, que lo hace en forma de cascada en la Cerrada del Utrero, donde se encuentra el primer embalse de su cauce, y otros como el río Borosa, que también alimenta un embalse en la Laguna de Valdeazores.

Por su parte, el nacimiento del río Segura tiene lugar en una espectacular poza localizada en la falda de un monte rocoso y escarpado en Fuente Segura, en el término municipal de Santiago-Pontones. Las aguas cristalinas con tonos turquesa brotan de un río subterráneo, a través de un sifón, que lo conecta con el exterior. Este río subterráneo da a para a un paraje abierto y luminoso en el que las nogueras y los chopos son los árboles habituales.

El río Segura transcurre durante los primeros kilómetros por un valle estrecho y profundo donde recibe afluentes de abundante caudal, como el río Madera, el río Zumeta y el río Tus.

En la unión del río Zumeta con el río Segura se conforma un hermoso paraje conocido como Juntas de Miller, que está situado al este del Parque Natural Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas, en el término de Segura de la Sierra y limitando con la provincia de Albacete.

Otros ríos destacados del parque natural son el río Guadalimar, que desemboca en el río Guadalquivir en el Embalse de Mengíbar, y el río Guadalentín que alimenta el Embalse de La Bolera, dentro del parque natural.

El río Guadalentín en su discurrir ha labrado un valle de gran belleza, donde se encuentra la Cabecera del río Guadalentín, en Sierra de la Cabrilla, al este del municipio de Cazorla y limitando con la provincia de Granada. Las riberas del río están cubiertas por una exuberante vegetación y en su curso hay remansos de aguas cristalinas donde viven la nutria y el cangrejo ibérico. En ocasiones las laderas se estrechan y forman cerradas que aceleran el paso del agua. Podrás llegar a estos lugares desde el Refugio Fuente Acero.

Todos los ríos citados no son más que los ejes principales de una tupida red formada por ríos menores de caudal permanente, así como por arroyos y torrentes de aguas estacionales. La abundancia de precipitaciones, junto al predominio de los materiales carbonatados que filtran el agua hacia el subsuelo, convierten al Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas en una enorme reserva de recursos hídricos, tanto subterráneos, en forma de acuíferos, como superficiales, en embalses. Se conocen más de sesenta acuíferos, de los que más de cuarenta están incluidos íntegramente en el parque natural. Aguas que afloran por unos 3000 manantiales, la mayoría de ellos situados entre los 1000 y los 1300 metros de altitud.

Por otra parte, los siete embalses del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas son uno de sus grandes recursos paisajísticos, porque todos están encajados entre montañas de considerable altura, cubiertas por espesos pinares y su estampa es la de angostos lagos que reflejan el verde de los bosques de su entorno.

Por ejemplo, el Embalse del Tranco, es uno de los mayores embalses de España y constituye un recurso paisajístico de primer orden en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, por lo que todo su entorno está especialmente protegido como Área de Reserva de Bujaraiza. La margen izquierda está recorrida por la carretera A-319, y cuenta con diversos miradores, áreas recreativas, senderos señalizados y servicios de alojamiento y restauración, así como instalaciones para practicar deportes náuticos.

Por otro lado, el Embalse de La Bolera está situado en el cauce del río Guadalentín, en el municipio de Pozo Alcón, almacena sus aguas cristalinas a lo largo de 6 km de longitud. En su margen izquierdo tiene habilitada una zona para bañistas en verano y en sus aguas se puede practicar piragüismo. Concentra en sus inmediaciones una gran cantidad de aves pescadoras pues alberga una gran cantidad de peces como la trucha común, la trucha arcoíris, la carpa, el barbo, el cachuelo, el gobio y la colmilleja, que atraen también a la nutria.

Junto a este embalse se localiza uno de los cañones más espectaculares y bellos del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, la Cerrada de la Bolera. Es muy frecuentado por barranquistas, pues es uno de los cañones preferidos por los aficionados a este deporte de aventura en España.

Además, en la cola del mismo Embalse de La Bolera se encuentra la Cerrada de la Herradura, y muy cerca la Cañada del Mesto. Esta cañada compone un agradable paseo de unos 8 km ida y vuelta que te sorprenderá por los miradores naturales que encontrarás en el recorrido, donde podrás obtener unas panorámicas espectaculares.

Mientras, el Embalse Aguas Negras y la Laguna de Valdeazores componen dos lugares de enorme belleza y riqueza natural, una de las áreas de máxima protección del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Desde el Centro de Interpretación del Río Borosa, junto a la piscifactoría asciende una espectacular ruta hasta los embalses, pasando por la Cerrada de Elías y el Salto de los Órganos.

En el cauce del río Segura se ubica el Embalse de Anchuricas, en el término municipal de Santiago-Pontones. Es un pequeño embalse, encajado entre densos pinares y altas montañas. Es un lugar único para practicar piragüismo y cerca hay una ruta circular señalizada, conocida como Ruta Embalse de las Anchuricas PR-A 128, que rodea todo el embalse atravesando varias aldeas que ofrecen bellas vistas.

En la ladera derecha del Embalse de Anchuricas podrás encontrar las Cuevas de los Anguijones, como dos fantásticas moradas gigantes.

También el municipio de Santiago-Pontones encontrarás el Embalse de la Vieja o Embalse de la Novia, al este del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas. Limitando con la provincia de Albacete, recoge las aguas del río Zumeta. En tu visita te podrás recrear en las laderas cubiertas de vegetación y los paredones de piedra que se reflejan en sus aguas verde azuladas. Parece más un lago natural de alta montaña que una construcción del ser humano.

Otros embalses dentro del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas son el Embalse del Guadalmena y el Embalse de Siles

Pasear junto a ellos es siempre relajante, como también lo es practicar el remo en los de mayor superficie.

Por otra parte, la agreste orografía del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, hace que haya un gran número de cascadas, entre las que destaca la Cascada de La Osera, que, con 132 metros, es la más alta de Andalucía.

Igualmente, encontrarás también la Cascada la Escaruela, un impresionante salto de agua situado junto al Tajo de Los Halcones, a escasos kilómetros de Cazorla y La Iruela. Es visible en periodos de abundantes lluvias y deshielos.

Finalmente, a causa de la naturaleza caliza de las rocas, se configuran caprichosos perfiles y arquitecturas naturales propias del paisaje kárstico, ya que éstas no reaccionan de manera uniforme a la acción del agua, sino que sus distintas partes ofrecen una resistencia desigual. En este sentido cabe citar La Toba, un enorme escalón natural, con sus laberínticas cuevas de agua, junto a la margen derecha del río Segura.


Ver casas rurales relacionadas

Flora del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

En el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas se encuentra la mayor extensión boscosa continua de pinares de toda España, con representación de cuatro de las seis especies ibéricas. Entre ellas, destaca el pino laricio o pino salgareño, que ocupa las zonas medias y altas. A estas zonas pertenecen los árboles más viejos de España, algunos superando los mil años de edad, situados en Puertollano, en el término municipal de Quesada. Estos fueron parcialmente repoblados en la segunda mitad del siglo XVIII, cuando se utilizaba de forma masiva la madera de estos bosques para la construcción de barcos y edificios públicos.

Hasta los 900 metros de altitud se extienden los bosques de pino carrasco dentro del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, acompañados por madroños y lentiscos. Mientras, subiendo en altitud se desarrollan bosques de encinas, quejigos e importantes zonas de pino rodeno. En las zonas más húmedas podrás encontrar tejos milenarios y ejemplares de acebos, ambos escasísimos en Andalucía. Es de destacar el Sendero de los Tejos Milenarios, donde se encuentra el ejemplar de tejo más longevo de Europa, de 2000 años de antigüedad, junto a otros que superan los 1000 años. En los márgenes de los ríos aparecen fresnos, sauces, chopos, así como juncos y eneas donde se cobijan aves acuáticas y pequeños mamíferos.

Además, el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas concentra una de las floras más ricas de toda la cuenca mediterránea. De las más de 1300 especies catalogadas, 35 son endémicas de este territorio, como la violeta de Cazorla, el narciso de Cazorla, el erodio de Cazorla, el geranio de Cazorla o la Rivasmartinezia cazorlana, especie vegetal única en el mundo. Y 110 que son exclusivas de Andalucía.

El abrupto relieve del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas hace posible la vida de una enorme variedad de especies, adaptadas a las distintas altitudes, orientación de las laderas, grados de humedad, clases de suelo, etc. Un barranco sombrío, una cumbre o una ladera soleada ofrecen, en muy poca distancia, ambientes vegetales totalmente distintos.

En un mundo que pierde biodiversidad aceleradamente, un santuario de la flora europea como el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas adquiere una relevancia extraordinaria. Es uno de los lugares de mayor biodiversidad del ámbito ecológico mediterráneo.

Analizando la zona de la comarca de Sierra de Segura dentro del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, en las partes más bajas se extienden olivares trepando por las laderas, con numerosas manchas de bosque y matorral intercaladas. Y es que el olivar es la base de la economía del parque natural, así como de su extensa zona de influencia. La realidad es que el olivar compone un bosque aclarado que, aunque artificial y carente de la estructura y la diversidad de los bosques naturales, constituye un complejo agrosistema donde están presentes muchas especies de plantas y animales.

En este sentido, merece una mención especial el olivo milenario de Fuentebuena, dentro del parque natural y en el municipio de Arroyo del Ojanco, que fue inscrito en el Libro Guinness de los Récords por llegar a dar una cosecha de 850 kg. El olivo cuenta con más de 10 metros de altura y un tronco con un perímetro superior a los 4 metros. Destacan asimismo, recogidos en el Catálogo de Árboles y Arboledas Singulares de Jaén, los acebuches del Cortijo de Los Vilares, que son tres acebuches de una altura media de más de 13 metros, en el término municipal de La Iruela.

También, dentro del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas se ubica el Jardín Botánico Torre del Vinagre, donde podrás conocer las plantas más representativas.

Por último, en el caso de que te apasione la micología, el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas comprende una lista extensísima de setas comestibles, algunas tan frecuentes como el matacandil o barbuda y la seta negrilla o seta de tomillo. La relevancia de la micología en el parque natural se muestra en el punto de información micológica del Centro de Interpretación El Sequero, en Siles. En este pueblo, además, se realizan cada otoño unas jornadas micológicas en las que participan aficionados de toda España.


Ver casas rurales relacionadas

Fauna del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Considerado como un enclave de gran concentración faunística, el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas alberga más de cuarenta especies de mamíferos, casi doscientas especies de aves, unas veinte especies de reptiles y aproximadamente diez especies de anfibios y de peces.

Entre los grandes mamíferos del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas destacan la gran cabaña de ciervos, cabras montesas y jabalíes, así como importantes poblaciones de muflones y gamos, estas dos últimas fueron introducidas con fines cinegéticos. Entre los pequeños mamíferos destacan la ardilla segureña, el tejón, la gineta, el gato montés, el zorro, la nutria, el erizo y el lirón careto.

Por otro lado, la gran cantidad de aves rapaces que viven en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, es un indicador de la buena salud ecológica de la que goza. Podrás observar 23 de las 24 especies de aves rapaces diurnas ibéricas, de las cuales 15 se reproducen aquí. Entre ellas destacan el buitre leonado, con más de 500 parejas, el águila real, el halcón peregrino, el alimoche, en peligro de extinción, así como el quebrantahuesos, en proceso de repoblación. También podrás encontrar el azor y el gavilán, además del águila culebrera y el águila calzada, que vuelven cada primavera de África para nidificar en estos bosques. Además, seis de las siete aves rapaces nocturnas ibéricas viven también en estas tierras y entre ellas destacan el búho real, el cárabo y el autillo.

No obstante, eso no es todo, ya que otras muchas especies de aves pueblan el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, como el pico picapinos, el pito real, el piquituerto, el agateador, el reyezuelo listado, el herrerillo, el mito y el carbonero. Junto a los ríos podrás presenciar el martín pescador, el mirlo acuático, la oropéndola y el ruiseñor. En los roquedos podrás ver el avión roquero, el vencejo real y migradores estivales que se alimentan de insectos, como la chova piquirroja, el acentor alpino o la golondrina dáurica.

Respecto a los anfibios, casi la mitad de las especies españolas están presentes en estas sierras, tal es el caso de la salamandra, el tritón jaspeado y el sapo partero bético.

En cuanto a reptiles hay que destacar la presencia en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas de la lagartija de Valverde, exclusiva de estas tierras y de color verde oscuro. Esta lagartija se concentra en muy pocos enclaves, siempre umbríos, con bastante matorral y con puntos de agua próximos. No obstante, otros reptiles representativos del parque natural son el eslizón ibérico, el eslizón tridáctilo, la lagartija ibérica, la lagartija colilarga, el lagarto ocelado, la culebra de agua y el galápago leproso.

Las especies de peces más frecuentadas en las aguas cristalinas de los ríos y embalses del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas son la trucha común, una de las joyas de su fauna y en peligro de extinción, el barbo gitano, la boga de río andaluza, el calandino, la colmilleja, además de especies introducidas como la trucha arcoíris y el black-bass o perca americana. 

Además, es de reseñar que el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas acoge a más de cincuenta especies de invertebrados endémicos de esta zona. El 44% de las mariposas diurnas de la Península Ibérica están aquí representadas, ya que se dan cita más de 400 especies diurnas y nocturnas, de las cuales son endémicas al menos diez. Los pinares del parque natural albergan a la bellísima mariposa isabelina, de un verde intenso adornado por los coloridos ocelos de sus alas. También es abundante la mariposa esfinge colibrí, de una gran importancia ecológica, pues es la única capaz de polinizar a la endémica violeta de Cazorla. Asimismo, están presentes al menos un tercio de las especies de hormigas y un cuarto de las de avispas solitarias, abejas y abejorros.

Como resultado de la abundancia de cursos de agua y fuentes se hace posible una gran diversidad en caracoles, ya que el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas cuenta con más del 40% de las especies presentes en Andalucía, con una elevada presencia de endemismos ibéricos y andaluces. 

Finalmente, es importante reseñar que el cangrejo autóctono ibérico, aunque extraordinariamente escaso, está presente en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas gracias al buen estado de sus ríos. Este acoge una de las poblaciones mejor conservadas de Andalucía.


Ver casas rurales relacionadas

Características del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Como consecuencia de la agreste orografía del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, este se ha convertido en una de las zonas más húmedas de Andalucía y una verdadera isla lluviosa en el contexto de las áreas geográficas que lo rodean, por su elevada altitud media y por la disposición general de sus líneas montañosas, en dirección noreste-suroeste. Los más de 100 kilómetros de alineaciones montañosas ejercen un efecto barrera para el avance de los frentes atlánticos, lo que causa un ascenso del aire que propicia el desarrollo de nubes.

Por otra parte, el Valle del Segura permite la penetración de perturbaciones de origen mediterráneo, lo que afecta sobre todo al sector nororiental del parque natural, produciendo precipitaciones precisamente en épocas del año donde las borrascas atlánticas son menos frecuentes, como el final de la primavera y el comienzo del otoño.

Se distinguen dos subregiones climáticas, una primera coincidente con el núcleo central montañoso, con una altitud media que oscila los 1200 metros y en cuyo interior sobresalen dos islas pluviométricas. La segunda subregión está situada en la periferia, entre los 900 y 500 metros de altitud.

La nieve también forma parte de la identidad paisajística de gran parte del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, y sobre todo de las zonas altas de la Sierra de Segura durante el invierno. Por encima de los 1800 metros suele nevar entre 20 y 30 días al año.

Todo esto, así como los recursos hídricos del lugar, hace que el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas sea la mejor zona de pesca continental deportiva de todo el sur de España. Si eres aficionado a este deporte encontrarás en ellas tanto ríos de aguas limpias y caudalosas con truchas, como grandes embalses donde abundan la carpa y el lucio.


Ver casas rurales relacionadas

Espléndida Casa Rural en Arroyo Frío, con piscina

Arroyo frio, Jaén

Desde 15 €/pers

Chimenea MascotasPiscina
Chimenea MascotasPiscina
Piscina

Hotel Spa Sierra de Cazorla * * *

la Iruela, Jaén

Desde 29 €/pers

MascotasPiscina

Casa rural en Cazorla, con piscina y barbacoa

Cazorla, Jaén

Desde 18 €/pers

Chimenea Piscina

Amplio Alojamiento Rural en Arroyo Frío

Arroyo frio, Jaén

Desde 15 €/pers

Chimenea MascotasPiscina

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2