Seleccionar servicios

Casas rurales en Cartajima (Localidad)

Cartajima

Qué ofrece el entorno de tu casa rural en Cartajima

El municipio de Cartajima, con 22 km², está situado al oeste de la provincia de Málaga, en Andalucía, integrado en la comarca de la Serranía de Ronda, en el Valle del Genal. Sus habitantes  disfrutan de una temperatura media de 14 ºC, una precipitación media de 1.290 l/m2 y unas 2.700 horas de sol al año.

El pueblo de Cartajima, situado a 18 km de Ronda y a 108 km de Málaga capital, se levanta a 846 metros de altitud, en el Alto Genal, es el pueblo que se encuentra a mayor altitud de toda la comarca. Sus tierras ofrecen un paisaje de fuerte contraste entre las blancas calizas desnudas de la Sierra del Oreganal al norte, lugar donde podrás visitar uno de los parajes geológicos de mayor belleza de la Serranía de Ronda, los Riscos de Cartajima, y los montes cubiertos de bosque de castaños, encinas y alcornoques, al sur. Tanto la situación que ocupa el núcleo de población como el trazado de la carretera que recorre la ladera de la Sierra del Oreganal, te permitirán disfrutar de bellas panorámicas de la Serranía de Ronda y, especialmente, del Valle del Genal. Es un lugar visitado por viajeros durante el año a la vez que se alojan en alguna de las casas rurales de Cartajima. Más al norte aún destaca el Monte Almola, sobre el que se obtienen las mejores vistas del municipio.

Su economía se sustenta principalmente en la agricultura con sus bosques de castaños, su olivar y la vid.

El municipio de Cartajima está dotado con una pista polideportiva, una pista de pádel, una piscina municipal y un gimnasio municipal.

Su nombre es de origen árabe, Aljaria-t-al-jaima, que significa La Alquería de la Aljaima.

Durante la ocupación francesa por las tropas de Napoleón, Cartajima y en especial un vecino de la localidad, Andrés García, jugó un papel relevante contra el régimen impuesto, protagonizando un atentado sobre el gobernador de Ronda, que murió cuando paseaba con su escolta por el Tajo.

En 1814 Cartajima fue nombrada villa por Fernando VII, viviendo un gran florecimiento económico a lo largo del siglo XIX, gracias al cultivo de la vid y a la explotación de los yacimientos de hierro que hay en el municipio, origen de una pequeña fábrica especializada en la producción de cañones. Fue una de las localidades más prósperas de su entorno, disponía de notario, médico y otra serie de oficios que en localidades vecinas no existían, llegando a 1500 habitantes en esa época.

Su economía fue decaida con la plaga de la filoxera que dañó sus viñedos a finales del siglo XIX, originando empobrecimiento y emigración.

Una ruta por el casco urbano de Cartajima te permitirá comprobar su trazado intrincado, con calles estrechas y sinuosas, fruto de su tradición morisca, con un gran número de casas con fachada de estilo dieciochesco, fruto de su prosperidad en esta época. De su patrimonio histórico destaca la Iglesia Parroquial Ntra. Sra. del Rosario que data de comienzos del siglo XVI, con numerosas transformaciones posteriores. En su interior alberga diversas obras escultóricas de los siglos XVII y XVIII, como la imagen de la Virgen del Rosario.

Otras visitas de interés que te proponemos en el municipio de Cartajima son los yacimientos arqueológicos correspondientes a  diferentes épocas de su historia. De origen romano, restos de las termas de la Cañada del Harife y la necrópolis del Cortijo del Ratón. De la época medieval, el Castillo Medieval de Cartajima y los antiguos poblados de Casapalma y Cartabón. De la época nazarí, la Fuente de los Peces. 

También en Cartajima hay cuevas y simas que pueden presentar un interés espeleológico tales como Abrigo de la Hurta y las Cuevas de Carrión, La Cueva de Charcón Bajo, La Cueva de la Miguela, La Cueva de Ronda, La Cueva de la Hora, La Cueva de Umbría, La Cueva de Jora, La Cueva de Pedro Benítez y La Cueva del Redil. Sima de Canailla Lobo, Sima del Cepo, Sima de la Hurta y Sima del Veleño.

Otros lugares que destacan en Cartajima por su valor paisajístico o de cierta espectacularidad, son los enclaves kársticos de Los Riscos de Cartajima, un precioso lugar que ofrece un paisaje lunar, similar al que brinda el Torcal de Antequera.

Las Cortesías es la fiesta más peculiar de Cartajima y está declarada de Singularidad Turística Provincial. Se desenvuelve, coincidiendo con la Semana Santa, durante el Sábado Santo y el Domingo de Resurrección. El primero de los días, los vecinos salen al campo para recoger ramas y construir el  Huerto que servirá de encuentro entre la Virgen del Rosario y el Niño al día siguiente, así como el árbol donde Judas será colgado y quemado.  El Domingo de Resurrección, bajo un emotivo ritual, las campanas anuncian la salida de la Virgen del Rosario, que en procesión se dirige hacia el huerto, a la búsqueda del Niño Jesús. Escenificando un peculiar encuentro mediante un característico baile que le imprimen los costaleros y que en la localidad se le conoce con el nombre de Cortesías. Tras su encuentro, ambos retornan a la iglesia, y se procede a la quema del ‘Judas’ que previamente se ha colgado del árbol. El ritual finaliza en la iglesia con la celebración de una misa.

Otras fiestas de Cartajima son la Romería del Niño Jesús que se celebra el primer sábado de Junio. Las Fiestas Patronales que se celebran a mediados de Agosto. La Verbena Virgen del Rosario que tiene lugar el sábado más cercano al día 7 de octubre y la Fiesta del Mosto que se lleva a cabo el último fin de semana de Noviembre. 

La gastronomía típica de Cartajima, como de la gran mayoría de los pueblos de interior, está ligada a la estacionalidad. Así, la primavera nos ofrece guisos con hierbas silvestres como tagarninas, hinojos, collejas o espárragos trigueros. En otoño, las setas fritas. Durante todo el año las ollas serranas, los potajes de garbanzos, las carnes, los guisos de conejo y todos los platos y embutidos procedentes del cerdo.

De sus platos típicos, especial mención al gazpacho caliente que se consume generalmente en invierno; el gazpacho fresco, en verano; las «tostaeras» de castañas, en otoño; la masa frita; las migas acompañadas de uvas, melón, sandía, naranjas, aceitunas, arencas y otros productos del campo; las rosquillas al horno, las sopas de pan y ajo, y el conejo guisado. Merecida fama tiene el mosto que se produce en la zona.

Preguntas frecuentes sobre las casas rurales en Cartiajima

Cartajima te ofrece la posibilidad de alquilar una casa rural en cualquier zona de su término municipal. Independientemente de cual sea tu elección, no dejes de visitar los siguientes pueblos, los más bonitos cercanos al municipio:

  • Ronda
  • Paruta
  • Igualeja
  • Júzcar

El precio de alquiler habitual de una casa rural en Cartajima es de 20 € por persona y noche, aunque depende de la temporada en la que quieras reservar.