Qué hacer y qué ver en Casares


El municipio de Casares está situado en el extremo suroeste de la provincia de Málaga, al oeste de la comarca de la Costa del Sol Occidental, a la cual pertenece. Con 162 km2, se extiende sobre las últimas estribaciones meridionales de la Serranía de Ronda y al borde oriental del Campo de Gibraltar.

Casares limita con otros municipios dentro de la provincia de Málaga y también de la provincia de Cádiz. Al noroeste limita con el municipio de Gaucín; al norte con Benarrabá y Genalguacil, con el que también limita al nordeste; al este limita con Estepona; al sur con Manilva y el mar Mediterráneo; y al oeste con San Roque, San Martín del Tesorillo y Jimena de la Frontera, ya de la provincia de Cádiz.

Por su proximidad al mar Mediterráneo, Casares goza de una temperatura suave tanto en invierno como en verano. 

El pueblo de Casares, situado a 435 metros sobre el nivel del mar, es el típico pueblo blanco andaluz de origen árabe, con calles estrechas y empinadas, y casas encaladas.

La población del municipio de Casares está distribuida entre los tres principales núcleos de población, Casares pueblo, El Secadero, junto al municipio de San Martín del Tesorillo, y Casares Costa.

Historia de Casares

Aunque la historia de Casares podría arrancar en algún lugar cercano a la Sierra de la Utrera por sus condiciones ambientales, al sur del municipio, en el límite con Manilva; las primeras evidencias de asentamientos en estas tierras son de hace 6.000 años, tal y como evidencian vasijas elaboradas a mano, cuidadosamente decoradas, y adornos personales, como pulseras y collares de caliza o mármol de excelente factura, encontrados en la Cueva del Gran Duque, en los límites entre Manilva y Casares. 

Los fenicios, 4.000 años después, dejaron también su huella en Casares, instalados en asentamientos cercanos como la desembocadura del río Guadiaro, en Villa Vieja, poblado que se asentó en la Sierra de la Utrera y en la Torre de la Sal.

En el siglo III a. C., en el contexto de las Guerras Púnicas, se fundó Lacipo que se convertirá en una auténtica ciudad bajo la dominación romana, sus ruinas las podrás observar a unos 4 km al oeste de Casares. De los siglos VI y VII, en este mismo lugar, se evidencian restos de un cementerio de la época visigoda sobre los antiguos restos de épocas anteriores.

De los siglos IX y X, ya bajo ocupación árabe, se han encontrado restos de cerámicas en Villa Vieja, abandonada posiblemente a partir de la implantación del Califato Omeya con sede en Córdoba.

A partir del siglo XII y con la construcción del Castillo de Casares, este se convirtió en el asentamiento principal de la zona, con el control de la ruta natural hacia las tierras de Ronda, adquiriendo un alto papel estratégico. La importancia de estos caminos está representada por la construcción del Puente de la Albarrada. A esta época pertenecen los llamados Baños de la Hedionda y alguna cortijada o alquería en el entorno del río Manilva.

A partir del siglo XIV, Casares se convierte en tierra de frontera con los Reinos de Castilla, jugando su fortaleza un papel importante en el desarrollo de la contienda. Aquí se celebró una crucial entrevista entre el rey nazarí Muhammad V y Pedro I de Castilla.

En 1485, Casares pasó a manos de los Reyes Católicos y fue repoblado por cristianos de otras zonas que convivieron con los moriscos, hasta la rebelión y expulsión de éstos a finales del siglo XVI.

Otro hecho histórico relevante en Casares es el papel que jugó el municipio durante la dominación francesa, cuando sus vecinos hicieron frente al ejército galo hasta su retirada en 1813, sin que lograran ocuparlo.

En Casares nació el abogado, político y escritor Blas Infante, padre de la patria andaluza e impulsor de la autonomía de Andalucía y creador del himno y la bandera. Murió fusilado el 10 de agosto de 1936, al inicio de la Guerra Civil.

El pueblo de Casares ha estado siempre vinculado a la agricultura, en especial al cultivo de viñedos, aguacates y cítricos, pero también a la ganadería. En los últimos años, gracias a su proximidad a la Costa del Sol, ha experimentado un crecimiento en el turismo y la construcción, poniendo su grano de arena al crecimiento del sector turístico del litoral malagueño.


Ver casas rurales relacionadas

Qué ver en Casares

El municipio de Casares cuenta con un amplio patrimonio cultural que podrás apreciar en tu visita. Su patrimonio artístico fue declarado Conjunto Artístico en el año 1978. Además, Casares cuenta con un servicio de audioguías con toda la información turística del municipio en cinco idiomas: español, inglés, francés alemán y ruso. Estas guías se pueden alquilar en la Oficina de Información de la Casa Natal de Blas Infante y en el Centro Cultural Blas Infante. 

Siguiendo un orden cronológico, el primer monumento que podrás ver se encuentra a unos 4 kilómetros de distancia al oeste de Casares y son los restos de la ciudad de Lacipo. De origen fenicio-púnico, se convirtió en una auténtica ciudad con la dominación romana, creando su propia moneda. Durante los siglos VI y VII también dejaron su huella los visigodos. En el Museo Arqueológico Provincial de Málaga, se conservan restos arqueológicos de este lugar.

De la época romana son los Baños de la Hedionda, construidos en el siglo I a. C., aunque han experimentado reformas y ampliaciones a lo largo de la historia. Se trata de unos baños sulfurosos ferruginosos, situados en un hermoso paraje, junto al arroyo del Albarrán, y muy cerca del límite de Casares con el municipio de Manilva. El recinto del balneario es cuadrado, con una bóveda esférica de pechinas y dos bóvedas de cañón.

Durante la ocupación musulmana, se construyó el Puente de la Albarrada, conocido popularmente como el Puente del Albarrá. Este formaba parte de una calzada romana que conectaba la ciudad de Lacipo con las minas de Los Reales de Sierra Bermeja, cuyo fin era el transporte del mineral desde estas minas hasta la ciudad romana, donde se unía a otra vía que conducía al embarcadero.

La Torre de la Sal está situada en Casares Costa, entre el río Manilva y el arroyo Camarate. Tiene planta cuadrada y dispone de dos alturas, la inferior más amplia que la superior y ambas cubiertas con bóvedas octogonales. Se trata de obra de la época nazarí que formaba parte del sistema defensivo que tenía el Reino de Granada contra los cristianos de Algeciras. En el siglo XVI se incorporó al sistema oficial de torres de vigilancia de la costa frente a los piratas berberiscos.

En el siglo XIII el Castillo de Casares, situado en la parte más alta del pueblo, con un gran dominio visual sobre los valles, colinas y llanuras costeras que se extienden desde la Serranía de Ronda hasta la Bahía de Algeciras. Este castillo adquirió gran importancia como una de las fortalezas situadas entre el litoral del Estrecho de Gibraltar y la Serranía de Ronda. Tiene forma de polígono irregular con diversos entrantes y salientes provocados por la topografía del terreno. El perímetro del recinto es de 770.50 metros, y su superficie alcanza los 23.692 m2. Es uno de los espacios más bellos del municipio de Casares y dentro de él se ubican actualmente casas rurales, restaurantes y el Museo de Etnohistoria de Casares, así como otros lugares de interés, que son:

  • Ermita de La Vera Cruz - Construcción del siglo XVI que se encuentra junto a las ruinas del Alcázar. Actualmente, sólo se conserva parte de una de sus naves.
  • Cementerio de Casares - Está situado dentro del recinto amurallado del antiguo castillo árabe. La luminosidad de sus nichos encalados y su disposición en de forma circular le confiere un aspecto realmente original. 
  • Centro Cultural Blas Infante - Sus instalaciones ocupan la antigua Iglesia de la Encarnación, construida en el siglo XVI y que consta de tres naves separadas por arcos de medio punto y una torre de estilo mudéjar. En su interior alberga varias exposiciones sobre la historia de Casares de carácter etnográfico y arqueológico.  Desde su torre campanario y desde los distintos miradores que alberga, se obtienen unas bellas panorámicas del entorno de Casares. En su interior se pueden celebrar teatros, conciertos, ponencias, etc. y tiene un aforo de 200 personas, además de un punto de Atención al Turista.

Situada en el Llano de la Fuente está la Iglesia de la Encarnación y, aunque data del siglo XVI, no tiene que ver con la que se ubicó en el Castillo de Casares y que ahora corresponde a un centro cultural. Por su situación es conocida de forma popular como la Iglesia del Llano. Es de una sola nave que se ensancha en el crucero, dando lugar a la habitual planta en cruz. En ella destaca la torre-campanario de estilo mudéjar y el patio trasero, que pertenecía al antiguo convento y que tiene un jardín rodeado de pequeñas fuentes.

Para comunicar los Baños de la Hedionda y el Camino del Vallecillo se llevó a cabo el Puente-acueducto de Los Baños. Se construyó en el siglo XVI, en piedra caliza, y se restauró en el XVIII. Está situado sobre el arroyo del Albarrán, donde podrás ver también los ocho Molinos Harineros. Estos molinos funcionaban gracias a la energía del paso del agua. Fueron construidos en el siglo XVI y sus nombres eran: Molino de Arriba o Molino Gorrino; Fábrica de San Pablo, Fábrica de los Molina o Fábrica de la Americana; Molino del Gordo; Molino del Madrileño; Molino del Bayo; Molino del Cancón; Molino de la Chica; y Molino de Gómez. Alguno de estos molinos se ha restaurado como vivienda y ha cambiado su estructura original, mientra que otros se encuentran en ruinas.

En el siglo XVII se levantó la pequeña Ermita de San Sebastián en la Plaza de España de Casares. De una sola nave, alberga en su interior la imagen de Nuestra Señora del Rosario del Campo, patrona de Casares. Esta es trasladada a la Ermita de la Virgen del Rosario del Campo en el mes de mayo para celebrar su romería. Esta última ermita la podrás encontrar junto al cruce del río Genal y el río Guadiaro.

En el centro neurálgico del pueblo de Casares, verás la Fuente de Carlos III, construida en el siglo XVIII, bajo el reinado de Carlos III. Forma parte de la canalización del agua del manantial y pozos situados en el Puerto de las Viñas al centro del pueblo. La fuente, de estilo neoclásico, se compone de tres cuerpos, el cuerpo bajo y el central están compuestos por piedras labradas de arenisca, la parte de arriba la componen cuatro lajas de la misma piedra rematadas por cuatro piñas sobre molduras y un casquete esférico rematado por un castillo del mismo material.

Por último, de una época más actual encontrarás la Casa Natal de Blas Infante, situada en el nº 51 de la Calle Carrera. Además de punto de información turística, la casa alberga una exposición permanente con fragmentos de la vida y obras de este ilustre notario, y te acerca al conocimiento de su pensamiento y de su propia persona. También posee una pequeña sala de exposiciones temporales.


Ver casas rurales relacionadas

Qué hacer en Casares

El entorno de Casares te sorprenderá, por todos los bellos paisajes y la variedad de estos. Pero antes de enseñarte todos los lugares que esconde el municipio de Casares, es conveniente que visites el Museo de Etnohistoria de Casares. Este museo, inaugurado en 1998, pretende enseñarte la historia y la forma de vida de los antiguos pobladores de Casares, a través de utensilios y vestigios arqueológicos. Dentro del museo podrás visitar seis salas diferentes.

  • Sala 1, Área de arqueología e historia.
  • Sala 2, Área agrícola.
  • Sala 3, Área de elementos religiosos.
  • Sala 4, Área del medio físico.
  • Sala 5, Área de cine y tecnología.
  • Sala 6, Área de gastronomía e historia.

Una vez sabes un poco más de la historia de Casares, es hora de que conozcas su entorno natural. Un buen punto de partida es el Paraje Natural Los Reales de Sierra Bermeja. Este bello paraje se extiende al noreste del municipio de Casares, ocupando también parte de los municipios de Estepona y Genalguacil. Destaca por poseer una de las mayores extensiones de rocas de origen volcánico, llamadas peridotitas, que confieren a estas sierras su característico color granate. La presencia de estos minerales, un clima suave y un régimen especial de lluvias, han creado las condiciones para que se desarrollen más de cincuenta especies vegetales endémicas de esta zona. Además, es importante reseñar también la presencia de la única población de pinsapos sobre peridotitas, con una extensión de 90 hectáreas, especie que sólo tiene presencia a nivel mundial en algunas sierras de Marruecos, Cádiz y Málaga. Esta especie se mezcla con otras como el pino o el alcornoque, así como con el matorral como aulagas y madroños. 

Desde este enclave podrás disfrutar de espectaculares panorámicas de la Costa del Sol y de los bellos pueblos serranos, así como admirar la presencia de mamíferos como el corzo, la gineta, el meloncillo y la cabra montés, o de aves como el agateador, el piquituerto, el águila real, el águila perdicera, el halcón peregrino o el búho real. 

Continuando la exploración, encontrarás la Sierra de la Utrera, un maravilloso macizo de origen kárstico situado al sur del término municipal de Casares, en su límite con Manilva. Emplazado en un entorno de suaves colinas y llanuras, está dividido en dos partes por un cañón denominado Canuto Grande. Además de originar un espectacular paisaje casi lunar, alberga más de cien cuevas, simas y abrigos, entre los que destacan la Cueva Vieja, la Cueva de la Hedionda, la Sima Hedionda II, la Sima Hedionda III, la Sima de los Baños, con un desnivel de más de 90 metros, y la Cueva del Gran Duque, situada en el Canuto Grande. También es importante destacar el manantial de los Baños de la Hedionda, que emana 60 litros por segundo de aguas sulfurosas y cuenta en su interior con diversos yacimientos arqueológicos.

Para terminar el paisaje de montaña, no debes olvidarte del Paraje Natural Sierra Crestellina. Este hermoso paraje natural que se extiende por el noroeste del municipio de Casares, debe su nombre a la forma de sus cimas, auténticas crestas inaccesibles. De mediana altura y constituida por rocas calizas de color grisáceo, alberga especies típicas del monte mediterráneo como alcornoques, quejigos y encinas, que se combinan con otras como pinos, enebros y coscojas. En su interior es importante la rica presencia de buitres leonados, que conviven con otras aves como el águila perdicera, el halcón peregrino y el búho real. La cabra montés, el corzo, el jabalí, el zorro, el meloncillo, la gineta y la garduña son otras especies animales en representación de los mamíferos que frecuentan esta bonita sierra.

Puedes investigar todo este entorno natural que contiene el municipio de Casares a través de las rutas de senderismo que hay en cada una de estas sierras.

La primera ruta parte de Casares y transcurre por la última de las sierras descritas, Ruta del Refugio Sierra Crestellina. Esta ruta tiene una distancia de 8 km, una dificultad media y duración aproximada de tres horas. Puedes realizarla tanto en a pie, como en bicicleta o a caballo. El atractivo de la ruta son las vistas que ofrece de la Sierra Crestellina y del Monte del Duque, en un entorno repleto de bosque mediterráneo con quejigos, encinas, pinos, algarrobos, lentiscos, etc. y, como ya se ha mencionado, el vuelo del buitre leonado, el cual tiene una importante colonia en esta sierra.

La Ruta Arroyo Hondo - Los Molinos parte de Casares con dirección a Estepona, pero, a la altura del nacimiento del río Manilva, inicia el regreso hacia el pueblo del que parte. Es una ruta muy variada ya que empieza por una parte de umbría con vegetación muy heterogénea, pasando a una zona forestal con alcornoques, pastizal y antiguos campos de cereal. En la ruta podrás ver uno de los molinos que abastecía a la comarca de harina, el Molino de Arriba. Es una ruta con 7,5 km de distancia, dificultad media y una duración de tres horas. Puedes hacerla tanto a pie como en bicicleta.

Con unas impresionantes vistas al Mediterráneo, pudiendo apreciar Gibraltar y los Montes de África, encontrarás la Ruta La Manga - Celima - Arroyo Hondo. Parte de la Espileta, cerca de la Plaza de España, y llega hasta la intersección con la ruta anterior, desde donde se inicia la vuelta a Casares. Atraviesa zonas con alcornoques, quejigos y matorral mediterráneo, su distancia es de 5 km, con una dificultad media y una duración de dos horas. La podrás realizar a pie, en bicicleta o a caballo.

La Ruta Pasada del Pino - La Acedía es una ruta que destaca por las vistas magníficas de Sierra Bermeja y del Valle de la Acedía y, en días claros, es posible ver el Campo de Gibraltar y los Montes de África. Su recorrido es de 13 km, su dificultad es media-alta y su duración de cinco horas. Es una ruta que puedes realizar a pie.

La siguiente ruta que podrás encontrar en Casares es la Ruta La Albarrá - La Molina, la cual es interesante por mostrarte vegetación típica de bosque mediterráneo, con cultivos de secano y vegetación de la ribera del arroyo del Albarrán. Destaca el hito natural del Cerro de la Molina y el Canuto del Albarrá. Tiene una distancia de 5 km, una duración de tres horas, una dificultad media-baja y puedes hacerla a pie, a caballo o en bicicleta.

La Ruta del Arroyo Zarabanda cuenta con 4 km, una duración estimada de tres horas y una dificultad baja. Su característica principal reside en la abundante vegetación que podrás encontrar en su recorrido, con quejigos, acebuches y cítricos. Es una ruta que podrás hacer tanto a pie, como en bicicleta, a caballo o 4x4.

Para disfrutar de una vegetación de ribera, Casares te ofrece la Ruta del Álamo. En esta ruta podrás ver adelfas, chopos y almencinos en los 2 km de recorrido. Su duración es de una hora aproximadamente y tiene una dificultad baja. Puedes realizarla a pie o a caballo.

Desde el casco urbano de Casares parte la Ruta del Camino de Jimena, la cual forma parte de la vía pecuaria conocida como el «Camino de Jimena» o «Vereda de las Mentiras». Esta vía se usaba durante la romería de camino hacia la Ermita de la Virgen del Rosario del Campo. La ruta se puede hacer a pie, en bicicleta o a caballo y tiene una distancia de 7 km, una duración de entre dos y tres horas y una dificultad media-baja.

Por el río Genal y el río Guadiaro transcurre la Ruta Genal - Guadiaro. Es la más larga con 19 km de recorrido, entre siete y ocho horas de duración, pero con una dificultad baja. Esta ruta es practicable en su totalidad a pie, a caballo y en bicicleta, fuera de época de lluvias, por la dificultad que conlleva el cruce de ríos. Si se utiliza vehículo no es posible realizar el circuito completo.

En la Sierra de la Utrera tendrás oportunidad de hacer la Ruta del Canuto de Utrera, la cual pasa por los Baños de la Hedionda y te da la posibilidad de contemplar y pasear por la Sierra de la Utrera. Esta sierra contiene el conjunto kárstico más meridional de Europa, cuenta una gran riqueza patrimonial a nivel natural, paleontológico y arqueológico, así como una belleza paisajística única en la comarca. Es una ruta para realizar a pie, con un recorrido de 2,4 km, una hora de duración y una dificultad media alta. Otra ruta que sale desde Casares y va hasta los Baños de la Hedionda, es la Ruta de los Baños de la Hedionda.

Por último, existen dos rutas que corresponden a dos etapas de la Gran Senda de Málaga y que transcurren entre Casares y dos municipios próximos.

  • Etapa 28, Genalguacil - Casares - Con 20,5 km de distancia y una duración aproximada de seis horas, esta etapa transcurre por las estribaciones de Los Reales de Sierra Bermeja y Sierra Crestellina. Te llevará de media ladera del valle del Genal a visualizar el Estrecho de Gibraltar. Su recorrido pasa por algunos caminos tradicionales entre Genalguacil, Casares y Benarrabá, casi en todo momento a la sombra de alcornoques, quejigos y pinos resineros.
  • Etapa 29, Casares - Estepona - Entre los bonitos pueblos de Casares y Estepona transcurre esta etapa de 24,2 km y siete horas de duración. Primero traza un bucle al sureste de Casares bajando hasta el arroyo de los Molinos, luego pasa a una zona muy arbolada con numerosas casas de campo y, después, pasa a las rocosas laderas de Sierra Bermeja. La parte final baja desde estas laderas hasta el pueblo de Estepona, desde donde podrás alcanzar la costa para continuar con la siguiente etapa.

A parte de estas rutas de senderismo, en Casares hay eventos deportivos tanto en su entorno natural como en su ámbito urbano. La Carrera Villa de Casares es una que transcurre por el entorno natural, en concreto por la Sierra Crestellina. Esta carrera se celebra cada mes de abril y se compone de un circuito por dicha sierra de unos 20 y 13 km, dependiendo de la modalidad que elijas, así como de un circuito urbano de 500 y 1000 metros para los más pequeños.

Dentro del pueblo de Casares se celebra la Fiesta deportiva del 1 de mayo. En este evento se lleva a cabo una carrera vecinal desde la Plaza de España hasta el campo de fútbol municipal y, además, tiene lugar la celebración de distintos entretenimientos deportivas como fútbol, pádel, spinning, step, kick boxing, pilates, etc.

En el mes de junio se celebra cada año en Casares, al igual que en muchos otros pueblos, las 24 horas deportivas. Este evento atrae a personas de toda la comarca para competir a lo largo de 24 horas en torneos de fútbol sala, fútbol 7 y pádel, entre otros.

Por último pero no menos importante, hay que recalcar las cuatro playas con las que cuenta Casares, sin duda uno de los atractivos que más turismo atrae a la comarca de la Costa del Sol Occidental desde mediados del siglo pasado.

  • Playa Ancha - Es una de las playas más bonitas y mejores de la Costa del Sol Occidental. Su extensión es de 1.300 metros de largo por 50 metros de ancho, está delimitada al oeste por el río Manilva y al este por el arroyo de la Parrilla. Es una playa urbana con paseo marítimo, con un nivel de ocupación alto, accesible a personas con movilidad reducida y servicios sanitarios y de salvamento. Es de arena oscura y aguas tranquilas, cuenta con dos pistas de vóley-playa y porterías de fútbol playa. Es una playa muy cuidada.
  • Playa Chica - Está limitada en su extensión por un acantilado cubierto parcialmente por vegetación con una anchura desigual que oscila entre 20 y 50 metros. Está delimitada al oeste por el arroyo de la Parrilla y al este por dicho acantilado. Sólo dispone de accesos peatonales.
  • Playa de la Sal - Situada al oeste de la Torre de la Sal hasta su límite con playa Chica, ocupa un tramo de unos 4.100 m2. Se trata de una cala de unos 20 metros de ancho y se accede desde el paseo marítimo de la Perla de la Bahía.
  • Playa Piedra Paloma - Delimitada al oeste por la Torre de la Sal y al este por la Piedra Paloma, en el límite con Estepona. Está formada por piedras y arena, y, hasta hace poco, se encontraba en estado semi-natural ya que no existía ninguna edificación ni se prestaba ningún tipo de servicio. Recientemente se ha construido un chiringuito. La playa cuenta con una zona acotada y es apta para pasear perros.

Ver casas rurales relacionadas

Fiestas tradicionales y celebraciones de Casares

A la hora de planear tu visita a Casares, te sorprenderá el amplio calendario de fiestas y celebraciones con el que cuenta el municipio. Estas celebraciones son de ámbito variado, tanto con motivo religioso como con motivo cultural y a nivel nacional o a nivel local.

La última y primera celebración que hay en Casares es, al igual que en toda España, la Navidad. Las actividades comienzan el día 8 de diciembre con el tradicional alumbrado de Navidad, seguido de concursos, eventos deportivos, talleres y cabalgatas que se pueden consultar en la guía de Navidad.

El 28 de febrero tiene lugar el Día de Andalucía, un día especial en Casares por ser el lugar de nacimiento del padre de la Patria Andaluza, Blas Infante. El día se celebra con actos institucionales y festivos, donde participan vecinos y visitantes.

El primer fin de semana de marzo tiene lugar el Carnaval, con concurso de disfraces. También en marzo o en abril, dependiendo del año, se celebra la Semana Santa, en la que se sacan en procesión distintas imágenes sacras. Comienzan el Domingo de Ramos y terminan el Domingo de Resurrección, teniendo su mayor relevancia en Casares el Viernes Santo con la salida en procesión de la Virgen de los Dolores y el Santo Sepulcro.

Durante el mes de abril podrás disfrutar de la Semana Cultural una celebración que recoge actividades poéticas, el día del libro, el día de la danza, actividades gastronómicas y deportivas, entre otras. A lo largo de esta semana tiene lugar el evento conocido como Degusta de Casares, el cual consiste en una ruta gastronómica por bares, restaurantes y ventas de Casares que ofrecen platos elaborados con chivo lechal y queso de cabra, de la raza de cabra Payoya, autóctona de la Serranía de Ronda.

Ya en el mes de mayo, tiene lugar el último fin de semana la Romería de la Virgen del Rosario del Campo. En esta fiesta, los vecinos de Casares salen con su patrona hacia la Ermita de la Virgen del Rosario del Campo, situada junto al río Genal.

Dando paso al verano encontrarás la Noche de San Juan, en la que multitud de personas se juntan en las playas con hogueras y pasan la noche celebrando la entrada del verano. En Casares la playa más típica para esta celebración es playa Ancha.

En los meses de verano es cuando mayor número de acontecimientos hay en Casares. El 1 de julio es la Noche en Vela del Secadero, con la ruta de la tapa, actividades infantiles, mercado de artesanos y música. Unos días más tarde, el 5 de julio son los Premios Blas Infante Casares Solidario, coincidiendo con la fecha del nacimiento de Blas Infante. Es un acto celebrado en el Centro Cultural Blas Infante donde se otorgan los premios “Casares por Andalucía” y “Casares por España” que están dirigidos a proyectos de educación para el desarrollo de Andalucía y de España, así como los premios “Casares por la Humanidad” destinados a proyectos de cooperación internacional.

El penúltimo fin de semana de julio es la Feria del Secadero. En ella podrás divertirte con una gran cabalgata y ceremonia de coronación además de otras actividades, campeonatos deportivos y juegos populares.

Además, durante el mes de julio se celebran las Noches temáticas en Casares Costa. Cada viernes hay diferentes espectáculos de música, teatro y baile, que amenizan la velada en el anfiteatro de los Jardines del Rosario.

Las fiestas en el mes de agosto empiezan con la Feria de Casares, celebrada el primer fin de semana. Durante 4 días el pueblo se convierte en un escenario donde hay bailes con orquestas y la zona del Llano se convierte en una macrodiscoteca con sesiones de djs cada noche.

El 15 de agosto tiene lugar la Velada Casares Costa con actividades infantiles y una velada con música en directo para los adultos. En el mismo Casares Costa se celebra a finales de agosto en la playa, la Fiesta de Despedida del Verano, donde los más pequeños se despiden del verano disfrutando de todo tipo de actividades, juegos, colchones hinchables, fiesta de la espuma, etc.

A lo largo de todo el mes de agosto se lleva a cabo el conocido Verano Cultural, celebrado en Casares, El Secadero y Casares Costa y ofreciendo un amplio programa de actividades culturales durante el mes de agosto. Podrás disfrutar de espectáculos teatrales, actuaciones musicales, fiestas infantiles, cine de verano y actividades deportivas. Entre ellas tiene lugar la Milla Urbana del Secadero.

Una actividad organizada por la Escuela Municipal de Teatro, a finales del mes de agosto en el pueblo de Casares y en otoño en El Secadero, es el Pasaje del Terror. Aquí los alumnos de la escuela representan un recorrido terrorífico en diferentes ubicaciones con público en directo.

Casi para terminar el verano, tiene lugar el segundo fin de semana de septiembre el Día de la Patrona, con actos litúrgicos y de presentación a la patrona. También en septiembre se celebra la Feria del Cristo, con una verbena en el casco histórico de Casares.

En la estación otoñal, concretamente en octubre podrás apreciar durante una semana el Festival del nuevo Cine Andaluz, en el Centro Cultural Blas Infante. Este festival acoge las mejores producciones cinematográficas de la tierra, con largometrajes, documentales y cortometrajes.

Por último, el Día de Todos los Santos, después de Halloween, tiene lugar el Tostón Popular, en el cementerio. Se trata de un tostón de castañas que rememora una antigua tradición.


Ver casas rurales relacionadas

Gastronomía de Casares

El municipio de Casares, por su extensión tanto en zona de sierra como en zona de costa, ofrece dos tipos de cocina. Uno de los productos típicos que puedes encontrar en Casares, es el queso de Sierra Crestellina, realizado con leche de cabra Payoya de forma artesanal.

Dentro de la cocina de sierra destaca el puchero con “pringá”, el cocido de caldo con garbanzos, las carnes de matanza y tocino, la fritá de cabrito autóctono, el gazpacho casareño y los panes cocidos al horno de leña.

En la cocina de costa destaca el pescaíto frito y la moruna de sardinas, una especie de escabeche aderezado con limón y un poco de pimentón.

Respecto a la repostería puedes elegir entre las tortas fritas y los bizcochitos casareños rociados con miel o chocolate.


Ver casas rurales relacionadas

Chimenea Mascotas

Pequeño Hotel con Encanto en Genalguacil

Genalguacil, Málaga

Desde 25 €/pers

Chimenea

Apartamento Rural en Genalguacil, con estufa de leña

Genalguacil, Málaga

Desde 16 €/pers

Chimenea Mascotas
Chimenea Mascotas

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2