Mezquita de Córdoba, su historia y sus curiosidades


La Mezquita de Córdoba es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Córdoba y de toda la provincia. Es el monumento, junto con la Alhambra de Granada, más importante de la arquitectura andalusí.

Fue la segunda mezquita más grande del mundo después de La Meca hasta que en el año 1588 la Mezquita Azul de Estambul la superó.

Ha sido declarada Bien de Interés Cultural y Patrimonio Cultural de la Humanidad, y es que la Mezquita de Córdoba fue visitada por casi dos millones de personas en el año 2018, siendo uno de los monumentos más visitados de España.

Historia de la Mezquita de Córdoba

Con la llegada de los musulmanes a la Península Ibérica en el año 714, Muza realizó el reparto de la Basílica de San Vicente Mártir de origen visigodo, donde en una parte se establecía el culto islámico y en otra el cristiano, aunque esta convivencia no fue fácil.

La construcción de la Mezquita de Córdoba comenzó en el año 786 sobre la basílica, debido al primer emir omeya de Córdoba, Abderramán I. Esta primera Mezquita de Córdoba consta de once naves longitudinales orientadas hacia el río Guadalquivir, construida con fustes de columnas y capiteles procedentes de construcciones romanas y visigodas.

Más adelante, el Hisham I, el segundo emir independiente de Córdoba, realizó unas intervenciones en la Mezquita de Córdoba, terminando el patio o sahn y levantando el primer alminar.

En la época de Abderramán II y con el crecimiento de la ciudad de Córdoba, se vio la necesidad de ampliar la Mezquita de Córdoba para poder albergar más fieles en las celebraciones de los viernes. Esta ampliación comenzó en el año 833 y terminó en el año 855.

El primer califa de Córdoba, Abderramán III, aumentó el tamaño del patio, derribó el alminar construido por Hisham I y construyó uno nuevo que sería un modelo para otros alminares y los campanarios mudéjares.

Durante el siglo X, aprovechando la grandeza del califato, se realizaron las intervenciones más extensas en la Mezquita de Córdoba. No obstante, la considerada más bella es la de Alhakén II. En ella se derribaría el muro de la qibla de Abderramán II, se ampliaría el oratorio, se construiría el doble muro de la qibla y la portada del mihrab, entre otras mejoras.

Con el continuo crecimiento demográfico de Córdoba, Almanzor realizó otra ampliación de la Mezquita de Córdoba, pero en esta situación será hacia el este en lugar de hacia el sur como en las anteriores, debido a la proximidad del río Guadalquivir. Para ello expropió el caserío que se localizaba en el lugar y amplió el patio y el oratorio.

Una vez se llevó a cabo la reconquista de Córdoba en el año 1236 por Fernando III, se realizaron diversas modificaciones en la Mezquita de Córdoba, configurando la actual Catedral de Córdoba. En el año 1371 se finalizó la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba. La Capilla Mayor trajo polémica pues con el paso del tiempo decidieron que se necesitaba una mayor dignificación y en el siglo XV realizaron una nueva capilla donde se encontraba la antigua del siglo. No obstante, el mayor daño a la Mezquita de Córdoba vendría con el levantamiento de una nave cristiana en medio de la antigua mezquita, lo cual llevaría a arrepentimiento.

Esta serie de intervenciones son las que han hecho que la Mezquita de Córdoba sea en realidad una mezcla entre los valores artísticos de Oriente y Occidente, recibiendo el nombre de Mezquita-Catedral de Córdoba.


Ver casas rurales relacionadas

Estructura de la Mezquita de Córdoba

La Mezquita de Córdoba se divide en dos partes fáciles de diferenciar. Una es la parte exterior del patio o sahn donde se encuentran distintos elementos como el alminar. La otra es el interior de la Mezquita de Córdoba y que se divide en cinco partes principales. Para que puedas entender mejor la estructura que sigue, vamos a ir parte por parte.

Patio de los Naranjos

Este patio ha ido evolucionando con los cambios y ampliaciones que se han llevado a cabo en la Mezquita de Córdoba. Actualmente tiene 130 metros de largo y 50 de ancho. Este patio se conoce como el Patio de los Naranjos por la cantidad de naranjos que se encuentra plantados en su interior desde el siglo XV, aunque en el siglo XVIII se incorporaron olivos y cipreses.

En él encontrarás la Fuente de Santa María y la Fuente del Cinamomo. Debajo del patio se encuentra un gran aljibe que proporciona el agua necesaria para las purificaciones que necesitan los musulmanes antes de entrar a la Mezquita de Córdoba.

Alminar

Construido por Abderramán III, en la actualidad se encuentra en el interior de la torre del campanario. Esta fue deteriorada por una fuerte tormenta, lo que llevó a que hubiera que demoler parte del alminar para su arreglo. Sobresale en la imagen exterior de la Mezquita de Córdoba y es visible desde distintos puntos de Córdoba. Desde lo alto de ella también podrás obtener unas bonitas de la ciudad de Córdoba y en especial del casco antiguo.

Bosque de Columnas

La Mezquita de Córdoba tiene la característica de ser la tercera más grande del mundo. Esto hace que en su interior la sucesión de arcos y columnas bastante impresionante, a lo que se le llama Bosque de Columnas o Bosque de Palmeras. Contiene una totalidad de 1300 columnas y 760 arcos, repartidos en 23400 metros cuadrados.

Catedral de Córdoba

La Catedral de Córdoba se encuentra en el interior de la Mezquita de Córdoba, lo que hace que sea un monumento único en el mundo. Las partes que merecen ser destacadas de la catedral son el Altar Mayor, el Crucero y el Coro. La decisión de construir la Catedral de Córdoba en el interior de la Mezquita de Córdoba creó bastante polémica e incluso arrepentimiento, como mostraron las palabras de Carlos V “habéis destruido lo que era único en el mundo y habéis puesto en su lugar lo que se puede ver en todas partes”. Sin embargo, esto permite que cuando visites la Mezquita de Córdoba puedas apreciar distintos siglos de historia en una misma construcción.

Mihrab

Hacia él se dirige el rezo y representa a Alah dentro de la Mezquita de Córdoba. Mientras que en otras mezquitas tan solo una hornacina en la qibla, en la Mezquita de Córdoba es un espacio con gran calidad ornamental con 3x3 metros.

Se ubica junto a la maqsura y lo que más llama la atención es su decoración exterior. Está decorado con mármol, lo que muestra la grandeza que tuvo Córdoba en el pasado.

Capilla de Villaviciosa

Fue la primera construcción cristiana importante en la Mezquita de Córdoba. Se construyó en el lucernario y tuvo función de Capilla Mayor hasta la construcción de la catedral actual.

Capilla del Sagrario

Su importancia es debida a las pinturas y murales que la adornan. Cabe destacar la pintura de la Santa Cena y la representación de los Santos Mártires de Córdoba.

Estas son los principales espacios que forman parte de la Mezquita de Córdoba, pero en su interior alberga distintas puertas, balcones y capillas que podrás encontrar y disfrutar.


Ver casas rurales relacionadas

Curiosidades de la Mezquita de Córdoba

La Mezquita de Córdoba contiene un gran número de secretos en su interior, algunos de ellos han sido descubiertos, otros son apoyados por la evidencia, otros son tan solo leyendas y otros quedarán escondidos en su historia. Nosotros vamos a mostrar algunos de estos secretos que ya se han convertido en curiosidades.

Columna del Cautivo

Cuenta una leyenda que hubo un cautivo cristiano que fue apresado y atado hasta su muerte en las columnas de la Mezquita de Córdoba. Este, demostrando su fe, fue capaz de arañar el duro mármol de una columna con sus uñas y fue capaz de dibujar una cruz en ella. Todavía se puede ver la columna en el interior de la Mezquita de Córdoba y la cruz que en ella hay grabada.

Columna del Infierno

Cercana a la columna del cautivo de la Mezquita de Córdoba, hay otra columna que la gente solía rascar con una moneda y provocaba un fuerte olor a azufre. Una leyenda dice que es porque la columna fue tallada desde el mismo infierno. Sin embargo, la realidad es que es debido a una reacción química.

Cementerio de la Mezquita de Córdoba

Como en muchas de las iglesias antiguas, en la Mezquita de Córdoba, al ser parte de ella considerada como catedral, hay restos enterrados de grandes personajes de la historia. Entre ellos cabe destacar a Luís de Góngora.

Franco en la Mezquita de Córdoba

Una vez acabada la Guerra Civil quiso mover los elementos cristianos de la Mezquita de Córdoba a otra iglesia para devolver la mezquita a los árabes. No obstante, la UNESCO impidió dicho traslado.

La Mezquita de Córdoba en todo el mundo

Tras la catástrofe de Hiroshima se llevaron semillas de los naranjos del patio de la Mezquita de Córdoba para plantar un jardín de la paz en memoria de las víctimas.

Estrella de los Deseos

Ubicada en una esquina de la Mezquita de Córdoba, se encuentra una pequeña estrella que la gente suele tocarla al pasar por ella para que se les conceda un deseo.

Sabat

Antiguamente existió un pasadizo en la Mezquita de Córdoba que conectaba el recinto con el alcázar omeya. Fue construido para que el califa pudiera pasar sin ser visto, pero en el siglo XVII se derribó. Se han trazado marcas en el suelo para encontrar su ubicación precisa.

Aleph

La leyenda dice que en una de las columnas de la Mezquita de Córdoba se encuentra tallado el aleph y que en esta columna confluye la energía del universo, aunque aún no ha sido encontrado por nadie.

Agua de las solteras

Existe una tradición entorno a la Mezquita de Córdoba que dice que las mujeres solteras que quieran encontrar pareja tienen que beber del agua de la Fuente de Santa María del Patio de los Naranjos, del caño que se encuentra más cercano al olivo.

Cadena de oro

En el interior de la Mezquita de Córdoba hay una cadena de oro la cual daba vueltas sobre sí misma. Ahora es corta, pero en la antigüedad llegaba al suelo. Se cree que los obispos que residían en la Mezquita de Córdoba la cortaban cada vez que necesitaban hacer algún pago.

Pintura de Jesucristo

Entre las distintas imágenes cristianas que puedes encontrar dentro de la Mezquita de Córdoba, hay una pintura de Jesucristo de la que se dice que si la miras fijamente a los ojos de Jesucristo, este hará una seña para que le puedas pedir un deseo.

Estatua del buey

En la Capilla Mayor de la Mezquita de Córdoba hay una estatua de un buey. Esta estatua, según dice la leyenda, es en conmemoración a un buey que cargó con las columnas que se encuentra en la Mezquita de Córdoba y que tras llevar las últimas cayó muerto.

Túnel secreto

Existe una leyenda que dice que existe un pasadizo que comunica la Mezquita de Córdoba con Medina Azahara. Este túnel no se ha descubierto, aunque si existen túneles que no están preparados para el paso de personas.

Piedras azules

En el Patio de los Naranjos de la Mezquita de Córdoba hay algunas piedras cuadradas de color azulado. Se crearon varias especulaciones al respecto, pero definitivamente se descubrió que era por un antiguo depósito de agua.


Ver casas rurales relacionadas

Chimenea MascotasPiscina

Hotel rural con encanto en Almodóvar del Río

Almodovar del rio, Córdoba

Desde 29 €/pers

Chimenea
Chimenea MascotasPiscina
Chimenea MascotasPiscina

Acogedor Hotel Rural en La Puebla de Los Infantes

la Puebla de los infantes, Sevilla

Desde 25 €/pers

Chimenea
Chimenea Piscina
Chimenea Piscina

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2