Ruta de las Iglesias de Antequera


La ciudad de Antequera, con una ubicación estratégica dentro de Andalucía, es considerada la ciudad con más iglesias de España. Es por esto por lo que en su interior guarda muchos de los más bellos y espectaculares tesoros de España.

La Ruta de las Iglesias de Antequera nos da la oportunidad de conocer parte de estos tesoros que Antequera contiene, a la vez que realizamos turismo cultural.

Ruta de las Iglesias de Semana Santa de Antequera

Esta ruta consiste en el paso por 10 iglesias diferentes de Antequera donde descubrir parte de la historia, cultura y patrimonio que esta ciudad alberga. La ruta sigue el siguiente itinerario:

1. Iglesia Parroquial de San Sebastián

A esta iglesia corresponde la Real e Ilustre Cofradía del Santísimo Cristo del Mayor Dolor y Nuestra Señora del Mayor Dolor.

Se comenzó a construir en el año 1548 bajo la dirección del arquitecto Diego de Vergara. Durante el año 1692 se realizó el traslado a esta iglesia la Insigne Colegial desde Santa María.

La portada de su fachada es de estilo renacentista con tres cuerpos, el inferior con pares de columnas de fuste estriado y capiteles de estilo corintio, el segundo con balaustres y nichos de poca profundidad donde se encuentran esculturas de San Pedro, San Pablo y San Sebastián y el ático muestra las armas del emperador Carlos V insertas en el águila bicéfala.

La torre es uno de sus emblemas, la cual se comenzó a construir en el primer cuerpo de sillería por Ignacio de Urzueta y fue continuada por el alarife antequerano Andrés Burgueño desde 1701 hasta 1706. El interior está constituido por tres naves separadas por pilares de planta en forma de cruz y medias columnas jónicas adosadas sobre los que descansan arcos de medio punto y cubiertas con armadura de madera ocultas con bóvedas de yeso. Su coro conserva una apreciable sillería tallada en madera procedente del desamortizado Convento de San Agustín, así como dos órganos de estilo barroco.

Justo a la entrada del muro del trascoro se sitúa un retablo neogótico, en él encontramos las hornacinas con obras del escultor Andrés de Carvajal. En la parte central se localiza el Cristo del Mayor Dolor, mientras que en los laterales encontramos a Nuestra Señora del Mayor Dolor y una representación de la Magdalena. Destacan también los retablos de la nave del Evangelio y la nave de la Epístola situados en sendos testeros y dedicados a Santa María de la Esperanza y a la Virgen de la Antigua respectivamente.

2. Convento de Santo Domingo

Forma parte de él la Pontificia y Real Archicofradía del Dulce Nombre de Jesús y Nuestra Señora de la Paz Coronada.

Data del primer cuarto del siglo XVII. De esta época es la portada principal, la armadura mudéjar de la nave central y el artesonado del soto-coro. La portada de estilo manierista, presenta pilastras almohadilladas. El segundo cuerpo lo forma una hornacina ocupada por la imagen en piedra de la Concepción y a ambos lados se disponen cartelas con escudos de la orden dominicana.

El interior ha experimentado múltiples transformaciones y añadidos a lo largo del siglo XIX.

La capilla mayor presenta cubierta con bóveda de media naranja con decorado al temple y dos enormes retablos de estilo neoclásico, del siglo XIX.

La nave de la Epístola, de altura muy inferior a la central, presenta cuatro tramos cubiertos con bóvedas de arista. En el primero desde la cabecera está colocado un retablo del siglo XVIII, cuya hornacina central aparece ocupada por la imagen de Santo Domingo; en repisas laterales, esculturas de Santa Rosa de Lima y Santo Tomás de Aquino.

3. Iglesia Santa María de Jesús

Es originaria de esta iglesia la Sacramental, Real e Ilustre Archicofradía de la Santa Cruz en Jerusalén, Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora del Socorro Coronada.

Su construcción finalizó a principios del siglo XVII, pero ha sido objeto de numerosas reformas.

La parte más bella es la capilla mayor, dedicada a la Virgen del Socorro, cuyo camarín está decorado con bellas yeserías.

Podemos encontrar en su interior esculturas importantes como la de Jesús Nazareno y lienzos como los de La Verónica y La Adoración de los Pastores.

4. Convento del Carmen

Es representativa de aquí la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, Quinta Angustia y Santo Entierro de Cristo.

Data de finales del siglo XVI. Exteriormente su fachada está formada por un arco de medio punto que descansa sobre dos medias columnas toscanas apoyadas sobre plintos, coronándose con frontón que aparece centrado con un escudo del Carmelo. La planta es de una sola nave. La cubierta es de tipo rectangular, decorada por un enjambre de lacerías.

La capilla mayor se levanta en el interior, de forma rectangular y con cubierta de media esfera, cuenta con tres enormes retablos, el central aun mayor, construido a mediados del siglo XVIII, se considera, por su belleza y dimensiones, uno de los exponentes más significativos de los retablos barrocos andaluces de este siglo. Además, en el mismo siglo XVIII se añadió a los pies de la iglesia una capilla donde se encuentran el Cristo Yacente del Santo Entierro y la Virgen de la Soledad.

A la nave central se abren seis capillas independientes, que contienen en su interior piezas de gran valor.

5. Convento de Belén

Destaca su Venerable Cofradía de Servitas de María Santísima de los Dolores Coronada.

Su construcción inicial data de la primera mitad del siglo XVII por el alarife portugués Gonzalo Yáñez. Presenta una fachada labrada en piedra y ladrillo combinados.

Su planta es de cruz latina, con capillas laterales comunicadas entre sí y cúpula en el crucero. Destaca su decoración con yeserías barrocas y, en su interior, el camarín de la escultura de Jesús Caído en el Monte y el de la preciosa imagen de la Virgen de los Dolores.

6. Real Monasterio de San Zoilo

Es de gran importancia su Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Sangre, Santo Cristo Verde y Nuestra Señora de la Santa Vera Cruz.

De la última etapa del gótico, se trata del esquema de templo franciscano. La nave está cubierta con armadura de madera con decoración polícroma y la capilla mayor con bóveda de crucería y decorada con preciosas yeserías.

El retablo mayor es de la época de transición entre rococó y el neoclásico. El camarín central lo ocupa la imagen de Nuestra Señora de la Vera-Cruz.

A los pies de la nave del Evangelio se sitúa una capilla donde destaca su bóveda estrellada de crucería y el camarín del Nazareno de la Sangre, de estilo barroco.

En su interior destacan lienzos como El Martirio de San Andrés y Los Mártires del Japón.

7. Iglesia Parroquial de San Pedro

Representativa de esta iglesia es la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora del Consuelo.

La construcción inicial data de la segunda decena del siglo XVI, aunque posteriormente se amplió, finalizando las obras en el primer tercio del siglo XVII.

De estilo renacentista y cubierta con bóvedas de crucería gótica, presenta un interior de gran magnitud y pobre en decoración. Las columnas son de planta quebrada, muy altas y de fuste liso, respondiendo a un modelo más gótico que renacentista. Las bóvedas de crucería que se encuentran en la cabecera de la nave del Evangelio están decoradas con yeserías de estilo barroco.

La Capilla Mayor, de dos cuerpos y ático, contiene en su testero central un retablo de yeserías policromadas del primer tercio del siglo XVIII y lienzos embutidos en marcos de yeso, distribuidos entre los dos cuerpos.

En su interior destacan obras, casi todas del siglo XVIII, como los lienzos de la Virgen del Silencio o la Virgen del Consuelo y esculturas como la de San Antonio y San Francisco Javier del siglo XVII, entre otras.

Arquitectónicamente podemos destacar la Capilla de Ánimas con bóveda decorada de importantes yeserías y la sacristía de planta rectangular y cubierta con bóveda de medio cañón, dividida en tres tramos por arcos fajones.

8. Convento de la Santísima Trinidad

Corresponde a este convento la Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Rescate y María Santísima de la Piedad.

Exteriormente destaca la fachada consistente en un rectángulo enmarcado por dos pilastras lisas y coronado por un frontón triangular. A ambos lados del cuerpo principal de la fachada se abren dos aletas.

Interiormente presenta planta de cruz latina, cúpula en el crucero y capillas laterales comunicadas, formando naves. A los pies está situado el coro.

La sacristía es de planta rectangular y bóveda dividida en varios tramos mediante arcos fajones trilobulados.

Son de destacar las imágenes de la Virgen de la Piedad y Nuestro Padre Jesús del Rescate.

9. Iglesia San Juan de Dios

En esta iglesia se encuentra la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Antequera.

Su construcción comenzó a mediados del siglo XVII y se concluyó a finales del XVIII.

Su fachada construida en piedra de arenisca, está compuesta de un rectángulo flanqueado de dos grandes pilastras toscanas y entablamento, sobre el que se sitúa la espadaña.

Su interior es una auténtica joya del barroco andaluz, decorada de blancas yeserías, fondeadas de azul, en las que predominan los motivos vegetales y animales, llegando a su máxima expresión en la cúpula del crucero.

En la hornacina central del retablo mayor se encuentra una bella escultura de la Inmaculada, a los laterales les acompaña las imágenes de San Joaquín y Santa Ana.

Podemos contemplar también en su interior un gran número de obras pictóricas, en su mayoría pasajes de la Vida de San Juan de Dios.

10. Convento de San Agustín

En esta última para se ubica la Cofradía de Nuestro Señor a su entrada a Jerusalén y María Santísima de la Consolación y Esperanza.

Construido inicialmente a mediados del siglo XVI. Su fachada exterior es simple, la torre está embutida entre dos contrafuertes y la nave presenta cubierta con bóveda de medio cañón provista de lunetos.

A la capilla mayor se accede bajo un arco de medio punto. Posee planta rectangular y cubierta con bóveda gótica, con decoración de yeserías y lienzos de la vida de San Agustín.


Ver casas rurales relacionadas

Otras iglesias de Antequera

Aparte de las iglesias que hemos contemplado en la Ruta de las Iglesias de Antequera, esta ciudad cuenta con otras muchas:

Colegiata de Santa María

Construida en la primera mitad del siglo XVI, es la primera de Andalucía del estilo renacentista aunque con trazas aún del gótico.

Exteriormente destaca por su grandiosa fachada, realizada en piedra de sillería con tres calles separadas por contrafuertes sobre cada una de las cuales se abre una puerta. Interiormente, las tres naves, la central de mayor altura, están separadas por enormes columnas de estilo jónico, sobre las que descansan arcos de medio punto a uno y otro lado, decorados con pomas. Las naves están cubiertas con armaduras mudéjares, la del centro rectangular y las laterales ochavadas.

La capilla mayor es de planta rectangular cubierta con bóvedas de estilo gótico-mudéjar, en las que se dibujan dos grandes estrellas, de seis y ocho puntas, y elegantes ventanas de tipo florentino.

Iglesia de San Juan

Data de finales del siglo XVI.

Exteriormente destaca la portada principal y las laterales. Interiormente es de tipo basilical con tres naves divididas por grandes columnas toscanas, sobre las que se apoyan tres arcos de medio punto a cada lado.

La nave central está cubierta con armadura de madera de planta ochavada y las armaduras laterales son de colgadizo.

En la capilla mayor podemos presenciar un bello retablo ideado para enmarcar una serie de composiciones pictóricas de gran tamaño. Entre las capillas destaca la de la Capilla de Ánimas.

Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios

Habitada por la congregación conventual franciscana. Se inició su construcción al final del primer tercio del siglo XVII.

En la fachada destaca la portada con un pórtico con tejadillo apoyado en columnas toscanas, mediante tres arcos de medio punto.

La planta de la iglesia es de cruz latina, con naves y capillas laterales, y cabecera plana. La nave central, más alta que las laterales, está cubierta con bóveda de medio cañón, dividida en cinco tramos. La cúpula del crucero es de media naranja rematada en un cupulino.

Toda la iglesia está cubierta con pinturas al temple. Su retablo mayor, uno de los más bellos de la ciudad de Antequera fue construido en el primer tercio del siglo XVIII. Detrás de éste se sitúa el camarín de la Virgen de los Remedios que aloja su trono (siglo XVI), de planta hexagonal, cubierto con bóveda semiesférica sobre pechinas y rematado por un cupulino. Presenta, también, una intensa decoración con yeserías.

En el templo podemos presenciar otras esculturas como las de San José, San Antonio, la Virgen de los Ángeles, la Virgen del Tránsito y el Cristo de las Suertes.

Ermita de La Veracruz

De estilo renacentista mezclado con elementos manieristas y pequeños detalles barrocos de yeserías en algunas capillas.

El templo se ha vuelto a levantar hace escasos años basándose en la planta original, añadiéndole nuevos cuerpos que le permiten ser museo y mesón.

Convento de Santa Eufemia

Construido hacia mitad del siglo XVIII. Es de planta octogonal y de gran altura aunque de fachada baja debido a los adosados. En su exterior destacan la espadaña y el camarín.  En su interior, el alzado con pilastras, cornisas de gran altura y elementos del dórico y el jónico. Los entrepaños son cóncavos alternando con arcos de medio punto y escarzanos.

La capilla mayor esta rematada con una pequeña cúpula de yeserías del estilo rococó. En el camarín se encuentra la imagen de Santa Eufemia.

Iglesia Parroquial de Santiago

De mediados del siglo XVIII. De una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón y capilla mayor con media naranja. En el retablo mayor se encuentra el camarín de la Virgen de la Salud, del siglo XVII.

Está decorada con pinturas al temple.

Convento de la Encarnación

De una sola nave y capilla mayor con cubierta de artesonados mudéjares. La armadura de la capilla mayor es de planta octogonal.

En su interior podemos presenciar esculturas como la de San José y la de la Virgen del Carmen de finales del XVIII.

Iglesia Capuchinos

Presenta planta de cruz latina y cubierta con bóvedas de medio cañón con lunetos y arcos fajones; la bóveda de media naranja del crucero descansa sobre pechinas decoradas de yeserías.

Exteriormente destaca una escultura de San Francisco en piedra caliza.

En el interior destaca su decoración con diez lienzos con temas franciscanos dispuestos en torno a un enorme lienzo central en el que se representa la Inmaculada venerada por San Francisco y San Buenaventura.

Iglesia de Nuestra Señora de Loreto

Construida a finales del siglo XVII. La fachada está construida en piedra de sillería.

Interiormente presenta una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón y con amplias tribunas comunicadas entre sí. Su decoración es con yeserías.

Se pueden presenciar varias esculturas de gran valor, la Divina Pastora situada en el retablo mayor, data del siglo XIX, un Cristo Crucificado del siglo XVII, la Virgen del Tránsito, situada en una pequeña capilla, y un San Francisco de Borja.

Convento de San José

Exteriormente destaca la portada de composición rectangular y coronada con frontón triangular, en cuyo paño principal se desarrolla la portada propiamente dicha, estructurada en dos cuerpos. Está realizada en ladrillo labrado y tallado.

La planta es de cruz latina y de una sola nave.

En su interior destacan obras escultóricas y pictóricas de gran interés.

Capilla Tribuna Cruz Blanca

Data de finales del siglo XVIII. Presenta planta trapezoidal y dos cuerpos. La decoración es muy sencilla. Fue dedicada a la Virgen del Socorro.

Capilla Tribuna Virgen Socorro

Construida a principios del siglo XVIII. Presenta dos plantas de galerías abiertas y un ático cerrado, rematado con un tejadillo de cuatro aguas. Su frente principal se divide en tres calles y dos plantas, de las cuales, la inferior hace la función de pórtico y la superior, de una especie de logia. Los arcos son de medio punto.

Convento de La Victoria

Data de principios del siglo XVIII. La iglesia es interesantísima en su disposición de planta y alzado. Su fachada está construida en piedra de sillería, dividida por tres ejes verticales de pilastras compuestas. Sobre el ático se sobrepone una espadaña de ladrillo. Dos notas características de ella son el balcón central y los laterales que le dan un aspecto de edificio civil y el pinjante que cuelga en el centro del doble arco de acceso al interior. En su interior presenta nave octogonal de lados desiguales, dando lugar a un espacio alargado comunicado con una capilla mayor de planta hexagonal. El camarín es también de planta hexagonal.

En su interior destacan lienzos como la Alegoría de la Eucaristía.

Convento Madre de Dios de Monteagudo

Data de mediados del siglo XVIII.

Exteriormente destaca la altura de sus muros de ladrillo, con dos espacios diferenciados. Uno es la torre-cúpula, elegante obra del barroco-mudéjar, formada por ocho paños en los que apreciamos, fajas verticales, arcos ciegos, nichos, etc. y cubierta por un tejado a ocho aguas rematado por una preciosa veleta. Y otro es la torre-campanario, destaca especialmente en la base del cuerpo principal de campanas, que se estrecha respecto de los cuerpos superiores, dando una falsa impresión de inestabilidad.

Su interior, a pesar de su falta de ornamentación, es de una gran belleza arquitectónica. La nave se compartimenta en cuatro tramos, separados por pilastras toscanas sobre las que apoyan arcos trilobulados.

En la capilla mayor hay que destacar su cúpula que apoya sobre cuatro pechinas, decoradas y un anillo mixtilíneo da paso a una triple cúpula de estructura muy compleja.

En el retablo mayor se encuentra el camarín ocupado por la imagen de la Virgen de Monteagudo.

En su interior podemos encontrar obras de gran interés escultórico.

Iglesia de San Miguel

La obra es del último tercio del siglo XVIII, aunque se realizaron numerosas reformas a mitad del siglo pasado. De la obra original se conserva la capilla mayor, el camarín de ésta y la espadaña, su elemento arquitectónico de mayor interés, con dos cuerpos sobre el nivel del tejado. El primero de ellos abre dos huecos con arcos de medio punto entre pilastras toscanas, esquema que se repite en el cuerpo superior que es de un solo hueco.

La imagen de San Miguel, que ocupa el camarín del retablo mayor, es una escultura del siglo XVI.

Convento Santa Catalina de Siena

La antigua iglesia fue sustituida por la actual, realizada por el alarife Andrés Burgueño. Su planta es de típica iglesia conventual. Presenta solamente una nave, capilla mayor y coro bajo los pies.

Su exterior es muy sencillo, aunque destacan elementos de la fachada, la torrecilla de la esquina y la portada de ingreso al templo.

El interior está compuesto por yeserías de barroquismo recargado y en el retablo mayor destaca la Virgen del Rosario, probablemente obra de Diego Márquez y Vega.


Ver casas rurales relacionadas

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2