Qué hacer y qué ver en Arcos de la Frontera


Arcos de la Frontera es considerado uno de los pueblos más bellos de España. El municipio se encuentra perfectamente emplazado sobre una peña rocosa. En los alrededores de la localidad se encuentra próximo el río Guadalete. Debido a su gran belleza natural y arquitectónica, se trata de un destino turístico importante dentro de la provincia de Cádiz.

Arcos de la Frontera es el municipio más extenso de la Sierra de Cádiz y fue declarado Conjunto Histórico Artístico Nacional por su sorprendente belleza natural, su importancia monumental y su riqueza arqueológica. Dispone de una posición estratégica  entre la Campiña de Jerez y la Sierra de Cádiz.

Sus límites son al norte los municipios de Bornos y Espera, al noreste Villamartín, al este se localizan El Bosque y Prado del Rey, al sureste se encuentran Ubrique y Benaocaz, al sur los municipios de Algar y San José del Valle y, por último, al oeste se sitúa Jerez de la Frontera.

Historia de Arcos de la Frontera

Sus antecedentes son muy lejanos, prueba de ello es la Cueva del Higueral de Valleja, donde se han encontrado enterramientos prehistóricos y pinturas rupestres. Pero es en la época musulmana cuando Arcos de la Frontera emerge como verdadera ciudad próspera y floreciente, llegando a convertirse en el siglo XI, en un pequeño Reino de Taifa. En este período el recinto de la villa se amuralló. Alcanzando su cenit entre los siglo XV y XVII.

Durante el siglo XVIII, la ciudad se desarrolla definitivamente fuera del recinto amurallado.

El siglo XIX con la fiebre amarilla y la desamortización de Mendizabal, y la primera mitad del siglo XX con las revueltas sociales, la guerra civil y la postguerra, trajeron a Arcos de la Frontera miseria, paro y estancamiento.

En el último tercio del siglo XX y especialmente en lo que llevamos del siglo XXI Arcos de la Frontera es la entrada de la Ruta de los Pueblos Blancos y Conjunto Histórico Artístico. Junto con sus magníficos paisajes, la hacen destino turístico de primer orden en la provincia de Cádiz, lo que constituye su principal fuente de ingresos.


Ver casas rurales relacionadas

Qué ver en Arcos de la Frontera

Su casco urbano cuenta con un patrimonio monumental muy importante, donde destacan:

Palacio del Conde del Águila: De estilo gótico mudéjar, construido entre los siglos XIV y XV, ubicado en la Cuesta de Belén.

Castillo de Arcos de la Frontera: Construcción de carácter militar que se encuentra ubicada en el punto más alto de la población y ha sido declarado Bien de Interés Cultural.

Iglesia Parroquial de Santa María de la Asunción: De origen mudéjar de los siglos XIV y XV con profundas remodelaciones realizadas durante la primera mitad del siglo XVI, en el conviven otros estilos de tipo renacentista y barroco.

Podemos destacar también otros lugares de interés de Arcos de la Frontera como son el Convento de San Agustín, de los siglos XVI y XVII; la Iglesia de San Pedro, de los siglos XV a XVII; el Palacio del Mayorazgo, del siglo XVII; el Ayuntamiento, del siglo XVII; la Iglesia de San Francisco, de los siglos XVI y XVII; la Puerta Matrera, de la antigua muralla árabe, o el Hospital de la Caridad y la Iglesia de la Caridad, de los siglos XVI y XVII y las Ruinas Romanas de Calduba.

Además sus casas son de estilo barroco y renacentista, con calles estrechas y abundantes arcos, que dan pistas de su también influencia musulmana. De hecho, fueron los árabes los responsables de la actual configuración urbana de Arcos de la Frontera y de una de sus principales características, los patios.

Muchas de las viviendas son pequeños vergeles, pues se levantan alrededor de un patio central en el cual se abre un pozo que sirve para alimentar a un sinfín de flores y plantas. Arcos de la Frontera se convierte en un pequeño laberinto de callejas entrelazadas que se adaptan a la difícil orografía del cerro. Para circular a lo largo del pueblo, es obligado dejar el vehículo y recorrer el lugar a pie.

El centro neurálgico de la población es la Plaza del Cabildo, el punto más alto de la ciudad. La plaza es un conjunto de interesantes monumentos: la Basílica Mayor de Santa María, el Parador Nacional y, por supuesto, el amplio mirador Balcón de la Peña que se asoma sobre la campiña andaluza.


Ver casas rurales relacionadas

Qué hacer en Arcos de la Frontera

Es posible realizar en la localidad visitas a sitios de interés turístico acompañados de guías especializados. Entre los lugares que visitar podemos destacar los siguientes:

Peña de Arcos: Tiene un balcón a gran altura y ha sido declarada Monumento Natural de Andalucía.

Junta de Los Ríos: También conocida como la Presa de Arcos. Cuenta con una playa artificial junto al Centro de Deportes Náuticos. Es una playa de 250 metros de longitud de orilla. Contiguo a la playa, en el mismo lago, está el Club Náutico de Arcos donde se puede practicar piragua, pádel surf, vela, paseos en barca y esquí acuático. Todo bien integrado y con la seguridad garantizada.

En Arcos de la Frontera existen diferentes rutas turísticas que el visitante puede llevar a cabo partiendo de Arcos de la Frontera, entre ellas cabe destacar las siguientes:

Ruta de los Pueblos Blancos: Comprende gran parte de los pueblos de la Sierra de Cádiz y algunos de la comarca de La Janda, también en la provincia de Cádiz, y de la Serranía de Ronda, en la provincia de Málaga. Muchos de estos pueblos pertenecen al Parque Natural de la Sierra de Grazalema, lo que les da un factor adicional de interés turístico.

Ruta de la costa: Partiendo de Arcos de la Frontera podemos realizar una ruta por toda la Costa de la Luz en la provincia de Cádiz, desde Sanlúcar de Barrameda, junto al Parque Nacional de Doñana, hasta Tarifa, la capital del surf, pasando por Chipiona, El Puerto de Santamaría, Cádiz, Chiclana de la Frontera, Conil de la Frontera, El Palmar, Caños de Meca y Zahara de los Atunes.

Rutas del vino: Podemos elegir entre dos rutas, la Ruta del Vino y el Brandy de Jerez, que comienza en Chiclana de la Frontera, pasando posteriormente por El Puerto de Santa María, Rota, Chipiona, Sanlúcar de Barrameda, Trebujena, para finalizar en Jerez de la Frontera y donde se producen los mejores vinos finos, brandies, olorososmanzanillas del mundo. La otra es la Ruta del Vino de la Sierra de Cádiz, en ella se combina el atractivo de sus pueblos blancos, sus calles y patios adornados con flores multicolor, la calidez de sus gentes y la oferta indiscutible de grandes vinos blancos y vinos tintos. Vinos que han ido ganando fama con el tiempo y que actualmente están muy bien considerados.

Ruta del toro: Esta ruta va desde Jerez de la Frontera a Los Barrios, a lo largo de 100 kilómetros aproximadamente, por el Parque Natural de Los Alcornocales, y recorre aquellas zonas ganaderas donde se crían toros bravos y la raza autóctona de vaca retinta, apreciada por su carne. Es una ruta de enorme valor paisajístico y cultural.


Ver casas rurales relacionadas

Fiestas tradicionales de Arcos de la Frontera

Se puede aprovechar para visitar Arcos de la Frontera para coincidir con alguno de los festejos que se producen en esta localidad.

Semana Santa: Declarada de Interés Turístico, es muy sonada la madrugada del Viernes Santo, cuando sale la procesión del Nazareno, la más popular entre los habitantes de Arcos de la Frontera.

Otras fiestas a destacar son los Carnavales en febrero; la Velada de Nuestra Señora de las Nieves, la cual es patrona de Arcos de la Frontera y se celebra la primera semana de agosto; la Feria de San Miguel a finales de septiembre; las Cruces de Mayo celebradas en el casco antiguo; y el Toro del Aleluya, que tiene lugar el Domingo de Resurrección y que es una de las fiestas más peculiares de la provincia de Cádiz.


Ver casas rurales relacionadas

Gastronomía de Arcos de la Frontera

Destacan los embutidos, el ajo a la molinera, la sopa de clausura, el gazpacho serrano, la sopa de espárragos, la sopa de tomate, la berza, los garbanzos con tomillo, los revueltos de espárragos o los platos cocinados con carne de caza, cerdo y cordero.

En dulces, los bollos de Semana Santa, los pestiños, las empanadillas o la compota regada con miel serrana. Además es de visita obligatoria si pasamos por Arcos de la Frontera,  acercarse hasta el Convento de las Monjas Mercedarias para comprar su excelente repostería, famosa en toda la zona.


Ver casas rurales relacionadas

Hacienda El Santiscal

Arcos de la frontera, Cádiz

Desde 41 €/pers

Chimenea Piscina

Hotel El Convento

Arcos de la frontera, Cádiz

Desde 33 €/pers

Cortijo Mesa de la Plata

Arcos de la frontera, Cádiz

Desde 43 €/pers

Piscina

Cortijo Mesa de la Plata - Apartamentos

Arcos de la frontera, Cádiz

Desde 51 €/pers

Chimenea Piscina

Hotel Los Olivos

Arcos de la frontera, Cádiz

Desde 33 €/pers

Hotel La Fonda

Arcos de la frontera, Cádiz

Desde 25 €/pers

Mascotas
Chimenea MascotasPiscina

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2