Qué hacer y qué ver en Coín


El municipio de Coín con 128 km², está situado al sur de la provincia de Málaga e integrado en la comarca del Valle del Guadalhorce. 

A lo largo de su territorio, Coín limita con otros municipios de la provincia de Málaga. Al norte limita con los municipios de Casarabonela, Pizarra, al noreste con Cártama, al este con Alhaurín El Grande, al sur con Mijas y Ojén, y al oeste con Monda, Guaro y Alozaina.

El término municipal de Coín se extiende por el norte desde la Sierra de Alpujata hasta el Valle del Guadalhorce por la zona sur. Presenta una orografía suave con grandes contrastes en la vegetación, así en la zona de la sierra abundan los alcornocales y pinares, mientras que en las zonas más bajas del valle, junto al río Guadalhorce, predominan las huertas de cítricos y subtropicales.

La ciudad de Coín está situada a 33 km al suroeste de la capital provincial y a 30 km al norte de Marbella.

Historia de Coín

Los primeros asentamientos en las tierras que conforman el actual municipio de Coín se remontan al Paleolítico. Estos fueron atraídos e influenciados por el clima templado, la orografía suave y la abundancia de agua, al estar bañado Coín por el río Pereilas y el río Grande, afluentes del río Guadalhorce. Así lo constata el yacimiento conocido como el Taller de Ardite.

De la Edad de los Metales destacan los yacimientos de Cerro Carranque y Llano de la Virgen, este último declarado Bien de Interés Cultural.

Avanzando un poco más en la historia, griegos, fenicios, iberos y romanos también pasaron por las tierras de Coín como demuestra el yacimiento del Cerro del Aljibe. Desde la época visigoda han aparecido enterramientos en el Cerro de las Calaveras.

Los primeros vestigios construidos en el espacio urbanístico conocido como Coín y que hoy día se mantienen, pertenecen a pobladores mozárabes. Se trata de una basílica excavada en la roca conocida como las Cuevas Rupestres, probablemente construida entre los siglos VIII y X, que hacen entender una habitabilidad en el núcleo urbano previa a la fundación, que fue durante la época musulmana, siendo fortificado el antiguo poblado romano en el año 920 por un alto personaje de Córdoba llamado Dakwan (Coín), el cual jugó un papel muy destacado en las campañas de Abderramán III contra el muladí Omar Ben Hafsun, cuyo cuartel general estaba en Bobastro y que fue derrocado en el año 928.

Durante la dominación musulmana el municipio de Coín experimentó grandes avances, especialmente en la agricultura, algunas de las infraestructuras para los riegos aún se conservan. Entre los siglos XIV y XV fue capital administrativa de la Algarbía, región occidental de Málaga, una ciudad de tipo medio del reino nazarí, con unos 3.000 habitantes.

En 1485, la ciudad de Coín fue conquistada por las tropas cristianas e inmediatamente después, Fernando el Católico ordenó demoler la fortaleza porque, debido a sus dimensiones, resultaba muy costoso mantener en ella una guarnición suficiente para defenderla. Dos años y medio después de la conquista, se inició la repoblación y el reparto de tierras, y a partir del siglo XVI el pueblo registró un constante aumento de sus habitantes. En este siglo se construyó el Palacio Episcopal.

El siglo XVII supuso el afianzamiento de la Edad Moderna en Coín. En 1632 se produjo la compra de su jurisdicción al Rey, mientras que tras una serie de desórdenes públicos se decretó la imposición del Corregimiento de las Cuatro Villas de la Hoya de Málaga, jurisdicción gobernada por un cargo denominado Corregidor, el cual ejercía su mando sobre las villas de Alhaurín, Álora, Cártama y Coín, normalizando su residencia en esta última.

En el último tercio del siglo XVIII, en Coín existían más de 700 huertas en las que se cultivaban toda clase de árboles frutales y hortalizas. Además, sus campiñas producían trigo, maíz, aceite, cebada, cáñamo, higos, miel, seda y uva, entre otros productos agrícolas, y contaba con catorce molinos de aceite y veinte de harina. Todo esto en una fecha en que la población estaba compuesta por 1.800 vecinos.

En el siglo XIX, durante la Guerra de la Independencia, Coín jugó un papel importante. A principios del siglo se alojó el obispo de la diócesis malagueña, Vicente de LaMadrid, en el Palacio Episcopal, donde falleció en 1809. También, en noviembre de 1831 Coín sufrió una gran inundación.

En el siglo XX, Coín se acercó a la modernidad con la inauguración de la primera central de electricidad, la línea férrea, que ya no existe y que unía la localidad con la capital malagueña, y la comunicación telefónica. Además, en 1930 Alfonso XIII le concedió el título de Ciudad y el tratamiento de Excelencia a su Ayuntamiento. Pero con la Guerra Civil, Coín vivió una cruenta lucha que segó la vida de centenares de personas.

Actualmente, Coín es una pequeña ciudad cada vez más tendente al sector de la construcción, servicios y turismo de interior.


Ver casas rurales relacionadas

Qué ver en Coín

En el patrimonio histórico artístico de Coín adquieren un protagonismo importante sus construcciones religiosas. Esto tiene sentido ya que la ciudad fue sede de una de las vicarías en que se dividió el Obispado de Málaga, con una jurisdicción en la que estaban integrados catorce pueblos de Málaga. Seña inequívoca de la importancia de Coín en el ámbito religioso es que en el siglo XVI ya había constituidas siete cofradías.

De esta cultura cristiana, Coín hereda los distintos templos religiosos con los que cuenta. Uno de ellos es la Iglesia y Convento de Santa María de la Encarnación, que está situada en la plaza que lleva su mismo nombre. Data de principios del siglo XVI y es la primera iglesia que se levantó en Coín tras la conquista cristiana. Es una iglesia de estilo mudéjar construida sobre una mezquita árabe que consta de una sola nave con cúpula nervada y decoración de yesería. A principios del siglo XVIII se construyó un beaterio de la orden franciscana, y más tarde se edificó un convento, en el que destaca su claustro barroco. Durante el gobierno republicano la iglesia fue la Casa del Pueblo.

Otro templo que podrás ver en Coín es la Iglesia de San Andrés y el Hospital de la Caridad. Fueron edificados originariamente en la Plaza de San Andrés y en 1520 ocuparon ya la actual ubicación, en la Calle Dr. Palomo y Anaya. Consta de una planta en forma de L, con el supuesto objeto de colocar a los enfermos en uno de los brazos de tal manera que quedaran separados del resto de los fieles. Es una de las cuatro iglesias que existen en Andalucía con estas características. El artesonado mudéjar y las vidrieras del templo son obras especialmente valiosas, como también lo es su claustro y su singular portada-espadaña de tres cuerpos del siglo XVIII. Se trata de una construcción que destaca de entre las de su época por su originalidad y belleza.

También encontrarás la Iglesia San Juan Bautista, construida a mediados del siglo XVI. Es un buen ejemplo del grupo de iglesias columnarias del renacimiento andaluz. En ella se mezclan elementos clásicos con otros góticos y mudéjares, además de barrocos, fruto de la restauración realizada en el siglo XVIII. En su interior alberga un artesonado mudéjar y varias esculturas entre las que destaca la de Nuestra Señora de los Ángeles, del siglo XVI, y la de la Virgen de la Fuensanta, patrona de Coín, de sólo once centímetros de tamaño, obra gótica tardía de finales del siglo XV que, según se cree, fue traída al pueblo por algunos de los cristianos que intervinieron en la conquista.

Por último, la Ermita de Nuestra Señora de la Fuensanta se encuentra situada en la carretera que conduce a Monda, la primigenia fue construida en el siglo XVI, pero la actual data de 1680, aunque fue reformada en el siglo XVIII. De su conjunto arquitectónico cabe resaltar la capilla mayor, concebida como camarín abierto, cuya decoración recuerda al del camarín de la Iglesia de la Victoria de Málaga ciudad. Se trata de una obra al gusto rococó en la que apenas hay espacios libres de decoración.

Relacionada con la iglesia podrás apreciar la Torre de los Trinitarios, situada en el camino de Monda y de planta triangular, es una de las tres que existen en Andalucía con una base de este tipo, una en la Iglesia de Santa Ana de Archidona y la otra en el Convento de la Santísima Trinidad y Purísima Concepción de Écija. La torre pertenecía a la Iglesia del Santo Cristo de la Vera Cruz de Coín, que correspondía al convento de los trinitarios y después de los franciscanos, orden que abandonó el lugar tras la desamortización de Mendizábal en el primer tercio del siglo XIX.

Además de estos monumentos de corte religioso, Coín te ofrece otros elementos del patrimonio cultural como el Arco de La Atarjea, el cual conforma la única huella de la primera hidroeléctrica que fue fundada en Coín. Esta hidroeléctrica aprovechaba el salto de agua del Molino Alto y empezó a funcionar el 25 de mayo de 1926.

Uno de los espacios más comunes entre los habitantes de Coín es la Plaza Alameda, donde se encuentran las dos últimas Casas Consistoriales, así como los últimos vestigios de arquitectura decimonónica. En ella destaca la estatua del Sagrado Corazón de Jesús, la cual se conoce como el Santo, y la bonita fuente de mármol que simboliza la llegada del agua potable a Coín y sus plazas.

También podrás ver el Parque San Agustín, que está construido sobre los restos del Convento de los Agustinos, del siglo XVI. Este parque está adornado por jardines y un conjunto de frondosos y centenarios estoraques. En el centro del mismo se levanta un obelisco, en homenaje a los fallecidos en la Guerra Civil española.


Ver casas rurales relacionadas

Qué hacer en Coín

El municipio de Coín te proporcionará distintos entretenimientos con los que podrás disfrutar tanto de la cultura y la historia como de la naturaleza que engloba el municipio de Coín.

Uno de los lugares recomendables para poder aprender más sobre el arte y la cultura de Coín es lo que se conoce como las Salas de Exposiciones, que se encuentran situadas en el interior del Antiguo Convento de Santa María de la Encarnación. Se trata de cuatro salas de exposiciones permanentes, dos de ellas de cerámica, dedicadas cada una, a dos artistas emblemáticos de Coín, Carmen Escalona y Salvador Luna. Otra sala está dedicada a arqueología y en ella se exponen una selección de los primeros útiles tallados por el hombre, en sílex y cuarcita, así como interesantes muestras de recipientes cerámicos elaborados a mano durante el Neolítico, el Calcolítico y la Edad del Bronce. Todas estas muestras son procedentes de los más de cien yacimientos arqueológicos que existen repartidos por la geografía del municipio. Existe una cuarta sala dedicada a la etnografía y otras cuatro salas para exposiciones de carácter temporal.

También en el Antiguo Convento de Santa María de la Encarnación se encuentra el Centro Antonio Reyna Manescau. En él podrás observar una exposición permanente donde se recoge una decena de obras pictóricas de este pintor tan universal de Coín y una de las figuras artísticas españolas más importantes de la época.

Para conocer más sobre la historia de Coín podrás visitar el Museo Etnográfico Las Vistillas, una finca de interés turístico-cultural donde tendrás ocasión de conocer la manera de trabajar y de vivir de los vecinos del pueblo durante el siglo XX.

Dentro del entorno natural de Coín, encontrarás otros muchos lugares que te merecerá la pena visitar. Entre estos lugares destacan las Cuevas Rupestres, que completan un conjunto monumental de tres naves principales y dos accesorias, excavado en la roca caliza que data del siglo IX, con numerosos detalles estéticos y funcionales, como arcos de herradura, hornacinas, contrafuertes, simuladas cubiertas a dos aguas, banco para el servicio litúrgico, arco triunfal para separar la nave, el presbiterio de la iglesia, diferentes tipos de bóvedas, galerías de ventilación y vías de escape. El conjunto monumental es de propiedad privada y actualmente sólo está abierto al público general para eventos puntuales.

Además, a través de las distintas rutas de senderismo podrás descubrir distintos lugares que se encuentran en el municipio de Coín.

Una de estas rutas es el Sendero Albuqueria - Barranco Blanco PR-A 338, que es un sendero lineal, de 11,88 km de recorrido, con un nivel de dificultad medio y que transcurre por tramos de pista forestal y otros pedregosos. El sendero se inicia en la Finca La Albuqueria, una zona muy fértil regada por el río Pereilas y rodeada de huertas. Posteriormente, transcurre por pistas forestales que te llevarán al Mirador del Charco Infierno, una zona también de huertas por donde discurre el arroyo del Lentisco, que recoge las aguas que bajan de la sierra. En este punto tendrás ocasión de obtener unas magníficas panorámicas de la provincia de Málaga, con la Hoya de Málaga y el Valle del Guadalhorce como zonas más cercanas, los Montes de Málaga y la mayoría de sierras que forman el arco calizo central de la provincia (El Chorro, Sierra del Valle de Abdalajís, Sierra de Chimeneas, Torcal de Antequera, Sierra de las Cabras y Sierra de Camarolos), Sierra de Tejeda, divisoria de las provincias de Málaga y Granada, e incluso al fondo, Sierra Nevada. Desde aquí y en suave descenso, llegarás a un puente de piedra sobre el río Alaminos, en el Barranco Blanco, declarado Lugar de Interés Comunitario.

Por otro lado, el Sendero Los Dos Ríos PR-A 382 es circular con un inicio lineal, de 19,60 km de recorrido, con un nivel de dificultad medio y que transcurre en el entorno del río Pereilas y el río Grande. En su recorrido tendrás ocasión de observar una gran cantidad de aves y el magnífico paisaje de ribera que originan ambos ríos.

Cambiando a un estilo de ruta de menos distancia, podrás realizar algún sendero local como el Sendero La Alfaguara SL-A 145, con un recorrido circular de 6,7 km de longitud y con un nivel de dificultad medio. La época del año más recomendable para su realización es otoño, invierno y primavera. El sendero se inicia en el Camino de la Albuqueria, una zona muy fértil regada por el río Pereilas. El itinerario sigue por un pinar cerrado que brinda sombra en días de sol y finaliza con su tramo más duro descendiendo por un cortafuegos.

Otro sendero local es el Sendero Camino de la Ermita SL-A 147, un sendero local con un trayecto lineal de 4 km de longitud y un nivel de dificultad medio, que se inicia en el casco urbano de Coín y finaliza en la Ermita de la Fuensanta, uno de los enclaves más emblemáticos del Valle del Guadalhorce. La época del año más recomendable para realizar la ruta es otoño, invierno y primavera.

Con el Sendero El Nacimiento - Mirador de Cerro Alaminos SL-A 59 llegarás con consecutivas subidas y bajadas al Mirador del Cerro Alaminos, uno de los enclaves distinguidos como Rincón Singular de Málaga. Se trata de un sendero con un trayecto lineal de 5,6 km de longitud y un nivel de dificultad bajo, que se inicia en el Área Recreativa de los Llanos del Nacimiento y transcurre por pista forestal en buen estado hasta llegar al mirador. Desde aquí podrás observar, en los días claros, la franja mediterránea que baña Fuengirola, Mijas o Marbella, así como enclaves más cercanos, como Alhaurín El Grande, la Sierra de Mijas o el valle del río Alaminos, donde se encuentra el célebre Barranco Blanco. También podrás disfrutar de vistas a espacios protegidos, como el Paraje Natural de la Desembocadura del Río Guadalhorce o los Montes de Málaga.

Otro sendero local de Coín es el Sendero Camino de la Fuente - Llanos de Matagallar SL-A 60, una pequeña ruta con un trayecto lineal de 2,4 km de longitud y un nivel de dificultad bajo, que se inicia en el Área Recreativa de los Llanos del Nacimiento y transcurre por tramos de piedras y pista forestal. Pasa por lugares como el conocido Camino de la Fuente, un sendero histórico que comunica con los Llanos de Matagallar, en Sierra Blanca, una espectacular llanura de origen calizo que sirve como drenaje de uno de los mayores acuíferos de la provincia de Málaga.

Con 1 km de longitud el Sendero Mirador de Sierra Gorda SL-A 146 cuenta con tramos rocosos y un nivel de dificultad medio. Se encuentra a unos 7 km de la localidad de Coín. La época del año más recomendable para su realización es otoño, invierno y primavera. 

Para finalizar los senderos locales, encontrarás el Sendero Río Pereilas SL-A 163, el cual dispone de un trayecto lineal de 2 km de longitud y un nivel de dificultad bajo. Este itinerario sosegado transcurre por la ribera del río Pereilas, con su inicio en el Puente de los Tubos en un recorrido totalmente llano y con un paisaje que invita a la relajación.

Además, una de las etapas de la Gran Senda de Málaga transcurre por el municipio de Coín. Esta gran senda dibuja una ruta que transcurre por gran parte del entorno natural y litoral de la provincia de Málaga.

  • Etapa 32, Ojén - Mijas - Esta etapa se inicia en la localidad de Ojén y finaliza en la de Mijas. El recorrido por tierras de Coín se desarrolla inicialmente formando un arco por el corredor natural situado entre Sierra Canucha al norte y Sierra Alpujata al sur. La segunda parte transita entre los Llanos de Coín y la Sierra Blanca de Alhaurín El Grande y Mijas. Durante su recorrido podrás disfrutar de los espectaculares paisajes al inicio de la etapa, que luego se van tornando en recorrido por pura sierra.

Si te gusta el deporte pero no quieres salir del entorno urbano, el municipio de Coín cuenta con una amplia red de instalaciones deportivas entre las que destacan el Polideportivo Municipal, la Ciudad Deportiva D. José Burgos Quintana, el Centro Deportivo Eva, la Piscina Cubierta, el Campo de Fútbol Nuestra Señora de la Fuensanta y la Piscina Municipal Juan Montes Hoyo. Además, en su oferta también hay pistas de pádel, pistas de petanca, pistas de tenis y skate park.

Y si lo que te gusta es la competición, el municipio de Coín organiza diferentes eventos deportivos anuales, tales como el Cross Ciudad de Coín, el Circuito Provincial Bicicletas de Montaña, el Festival Aquafitness, el Mini-Olimpiadas Atletismo, la Vuelta Pedestre a Coín, las 6H Club Natación Coín, la Jornada Diversidad (deporte paraolímpico), el Circuito Provincial de Natación, tanto de invierno como verano, el Torneo Provincial Tiro al Arco, la Carrera de la Mujer, el Circuito Provincial de Karate, la Fiesta del Deporte, la Fiesta del Fitness, el Duatlón Cross, el Navidance y el Torneo de Bádminton.


Ver casas rurales relacionadas

Fiestas tradicionales y celebraciones de Coín

Para terminar de conocer la cultura y la tradición de Coín, la localidad cuenta con una serie de fiestas a lo largo del año que, además de ayudarte a comprender las costumbres del pueblo, te harán disfrutar de un ambiente de fiesta y júbilo.

En el mes de marzo o abril, dependiendo del año se celebra la Semana Santa en Coín, como en todo el territorio nacional. Durante estos días salen en procesión las imágenes de las distintas cofradías y hermandades de la localidad. El Domingo de Ramos la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno saca en procesión a La Pollinica. El Miércoles Santo, las imágenes del Cristo del Perdón, del Cristo de la Vera Cruz y de Nuestra Señora de la Esperanza. El Jueves Santo y Viernes Santo, es el momento de la Hermandad de la Virgen de los Dolores y de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Mientras el Domingo de Resurrección la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno saca en procesión al Cristo Resucitado.

El mes de mayo comienza desde el primer día con el traslado de la Virgen Nuestra Señora de la Fuensanta desde la Iglesia de San Juan Bautista a su ermita el mismo 1 de mayo. En este acontecimiento los vecinos de Coín acompañan a la virgen hasta su santuario, donde permanecerá hasta el primer domingo de junio.

El 3 de mayo se celebra el Día de la Cruz, en el que el pueblo se adorna con las cruces de mayo cubiertas de flores. Por la noche tiene lugar la procesión del Santo Cristo del Perdón y el Cristo de la Vera Cruz.

También, en el mes de mayo tiene lugar la Fiesta de la Naranja y su celebración conmemora la finalización de la recogida de las cosechas de naranja en el campo. Está declarada Fiesta de Singularidad Turística Provincial y pretende promocionar los productos típicos del sector agroalimentario y la artesanía de Coín. En ella tendrás ocasión de degustar de forma gratuita durante la jornada, la ensaladilla de bacalao con naranjas y una gran sopa hervía, así como otros platos típicos de Coín. Además, se celebra un concurso de preparación y presentación de postres, donde la naranja es el ingrediente principal.

El primer fin de semana de junio tiene lugar una de las romerías más importantes de la zona, la Romería de la Fuensanta en Coín. El sábado por la mañana parten los romeros en carretas, tiradas por bueyes o por tractores, hacia la ermita y hacen noche en el Llano de las Marías, donde se celebra una misa en honor de la patrona a última hora de la tarde. Ya el domingo por la tarde, entre cantes, bailes y alegría, la carreta ganadora lleva a la patrona de Coín de vuelta a su iglesia.

Ya en verano, podrás disfrutar el mes de julio del Festival de Bailes Populares, en el que cada año participan grupos de la zona y otros venidos de otros puntos de España y de otros países. Previamente los grupos realizan un pasacalles desde el Parque de San Agustín hasta el Ayuntamiento, donde tiene lugar una recepción. La entrada al festival es gratuita y en él podrás disfrutar de un gran colorido y variedad de ritmos.

A finales del mismo mes se celebra el Festival de Cante Flamenco, con la actuación cada año de los mejores representantes de este palo tan arraigado en Andalucía. Su celebración tiene lugar en las Cuevas Rupestres de Coín.

A mediados de agosto podrás disfrutar de la Feria de Agosto de Coín, convirtiéndose en lugar de encuentro, tanto de día con la feria del centro que se desarrolla entre la Alameda  y el Parque de San Agustín, como de noche en el recinto ferial, con la programación de una gran variedad de actuaciones y actividades tanto culturales como deportivas. El día 15 sale en procesión nocturna la patrona, Nuestra Señora de la Fuensanta.

En otoño, el último domingo de octubre tiene lugar la Concentración Caballista de Coín. La jornada transcurre con el paseo de los caballos, vistosamente enjaezados, por las calles de Coín para, posteriormente, reunirse en el recinto ferial, donde caballistas y no caballistas degustan los productos tradicionales de la zona.

El último día del año, como en la mayor parte del mundo, se celebra la Nochevieja, pero de una forma muy singular. Las calles de Coín se convierten en un ir y venir de disfraces donde la imaginación, la gracia y el disparate en el vestir se unen a la alegría propia de estas fechas, concentrándose en la Plaza Bermúdez de la Rubia, más conocida como la Plaza del Pescao para tomar las tradicionales uvas de la suerte.


Ver casas rurales relacionadas

Gastronomía de Coín

La base de la gastronomía en Coín se encuentra en los productos de la huerta, con los que se elaboran platos sencillos pero ricos en variedad y sabor.

Entre los platos típicos de Coín podrás degustar la sopa hervía, la sopa poncima, el gazpacho, el gazpachuelo, las sopas cachorreñas, el cocido o puchero en sus diversas modalidades, la sopa de pimiento y tomate, el mojete y los distintos potajes.

En las temporadas invernales, otros platos más consistentes se hacen protagonistas como la popular berza con pringá condimentada con hortalizas y productos del cerdo. Para acompañar estos platos todavía podrás encontrar en algunas tahonas el pan amasado a puño y cocido en horno de leña.

En lo que respecta a la repostería destaca el pan de higos, los rosquetes, las pasas en aguardiente, las gachas con arrope o las batatas al horno. Sin embargo, muchos dulces son tradicionalmente elaborados en determinada época del año, como por ejemplo los rosquetes de huevo en Semana Santa o las rosquillas de ochío y empanadillas típicas en Navidad.


Ver casas rurales relacionadas

Casa Cañamero

Coin, Málaga

Desde 21 €/pers

Chimenea Piscina

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2