Qué hacer y qué ver en Rincón de la Victoria


El municipio del Rincón de la Victoria, situado en la Costa del Sol Oriental malagueña y a 5 km escasos de Málaga capital, es actualmente municipio de veraneo y ciudad dormitorio de esta, la capital de la Costa del Sol.

Rincón de la Victoria limita con otros municipios de la provincia de Málaga y con el mar Mediterráneo al sur. Estos municipios son Totalán, Moclinejo y Macharaviaya al norte, Vélez-Málaga al este, y Málaga al oeste.

Con una superficie de 27,5 km2, Rincón de la Victoria es una de las puertas occidentales de la comarca de La Axarquía. Sus montes y lomas cubiertos de olivos, almendros, algarrobos, viñedos y, a trozos, matorral mediterráneo y palmitos, salpicados con pequeñas plantaciones de subtropicales.

La orografía de Rincón de la Victoria es bastante menos escarpada que la de otros municipios del interior de la comarca de La Axarquía. La atraviesan cuatro arroyos, el arroyo Totalán, que hace de límite natural con el municipio de Málaga, el arroyo de Granadillas, que atraviesa la población, el arroyo Benagalbón, que pasa por la localidad de este mismo nombre, y el arroyo Millán, al este limitando con el municipio de Vélez-Málaga.

La población de Rincón de la Victoria se extiende a lo largo de la playa por la zona sur del municipio, y lo que hasta hace unas décadas era un pequeño núcleo de viviendas de pescadores, hoy es una auténtica ciudad, multiplicando su número de habitantes durante los meses de verano.

Otros núcleos de población que conforman el municipio de Rincón de la Victoria son La Cala del Moral, en la zona occidental y limitando con el municipio de Málaga, y Torre de Benagalbón, al este, ambos están prácticamente unidos al núcleo principal, haciendo de la Carretera Nacional 340 una calle. En el interior y al auténtico estilo de La Axarquía, encontrarás otro núcleo que forma parte del municipio, Benagalbón.

Historia de Rincón de la Victoria

Aunque el crecimiento tan espectacular experimentado en las últimas décadas de Rincón de la Victoria puede hacer pensar que la historia de estas tierras es reciente. Sin embargo, lo cierto es que la presencia del hombre en ellas se eleva al paleolítico, siendo de las más antiguas de la provincia de Málaga, tal y como muestran las pinturas rupestres de la Cueva del Tesoro, situada muy cerca del pueblo, y otros abrigos del municipio.

En el siglo IV y V a. C., el asentamiento púnico-fenicio de la Loma de Benagalbón, también dejó sus huellas, al igual que la pequeña fortaleza romana que existió en la zona de la cual se han encontrado mosaicos y restos de unas termas. Es de esta época el núcleo originario de población, que se llamó Bezmiliana.

No obstante, fue durante la dominación árabe, como en la mayoría de los pueblos de La Axarquía, cuando se produce mayor avance en la villa y en su fortaleza, llegando a tener durante el siglo XII una gran influencia estratégica en la zona. Puedes ver sus restos en “El Castellón”, en la carretera de subida a Benagalbón. Enclave éste que se funda también bajo dominación musulmana y que debe su nombre a sus primeros pobladores, la tribu bereber de “Galb-un”.

Rincón de la Victoria fue ocupado por las tropas cristianas poco después de la conquista de Vélez-Málaga. Esto llevó a un despoblamiento de la zona, que fue repoblada en 1492 con vecinos de otros pueblos a los que se les otorgó la propiedad de casas y tierras. Más tarde, Rincón de la Victoria quedó despoblado de nuevo debido a la rebelión morisca de 1569, fruto de la indefensión ante posibles ataques costeros.

A mediados del siglo XVIII se construyó, cerca de las ruinas de Bezmiliana y junto al camino real de Vélez-Málaga, el Castillo de Bezmiliana para la defensa de la costa contra las tropas inglesas. Al cobijo de sus murallas comenzó a crecer una población que se dedicó plenamente al mar, un anejo de Benagalbón, y es que Benagalbón ostentó la capitalidad del municipio hasta 1906.

En 1956 se cambió la ubicación del ayuntamiento al Rincón de la Victoria, nombre que le viene de la posesión de alguna de sus tierras que fueron patrimonio del Convento de la Victoria, cuyos monjes eran procedentes del municipio conocido como La Victoria en la provincia de Córdoba. Este proceso fue gracias a las mejoras en las vías de comunicación y al aumento de la población de la ciudad de Málaga, lo que llevó a un incremento de la pesca e hizo que el Rincón de la Victoria se convirtiera en el centro administrativo municipal.

Hoy en día, el Rincón de la Victoria sigue teniendo actividad pesquera, pero ha ido pivotando su economía hacia el sector residencial como ciudad dormitorio para muchos trabajadores de Málaga ciudad, así como hacia el turismo.


Ver casas rurales relacionadas

Qué ver en Rincón de la Victoria

El municipio de Rincón de la Victoria cuenta con un patrimonio cultural muy marcado por las civilizaciones que han pasado por sus tierras y la situación que han vivido cada una de ellas. Es por esto que cada una de las localidades conservan elementos que ponen de manifiesto la importancia que tuvieron esos territorios en el pasado.

El monumento más importante y emblemático del Rincón de la Victoria es la Casa-Fuerte de Bezmiliana, también conocido como Castillo de Bezmiliana. Se trata de una fortaleza levantada en la segunda mitad del siglo XVIII, para defensa militar de la costa después de la caída de Gibraltar. Está construida sobre planta cuadrada, con muros exteriores de mampostería, torres cilíndricas y rematada con un escudo de la heráldica de Carlos III. Su interior consta de un recinto con habitaciones para oficial y la tropa, salas de almacenaje y unas cuadras para los caballos, las cuales acceden a un patio interior con pozo. En la actualidad tiene función de sala de exposiciones en la que sus paredes son vestidas con obras de importantes artistas. Además, es sede del Centro de Documentación de Estudios de La Axarquía.

En el siglo XIV se construyeron las dos Torres Almenaras, que se encuentran en el municipio de Rincón de la Victoria, de dos torres vigías, una en El Cantal y otra en Torre de Benagalbón. Son del período musulmán, levantadas durante el reinado de Yusuf I. Su función era la de vigilar continuamente el mar y alertar a las fortalezas cercanas de posibles incursiones de piratas, avisando con humo durante el día y fuego durante la noche.

La torre de El Cantal está situada sobre un acantilado a unos 30 metros sobre el mar, mientras que la torre de Torre de Benagalbón está sobre un pequeño montículo. Ambas tienen forma tronco-cónica, un diámetro de 7 metros en la base y una altura de 10.5 metros.

En Torre de Benagalbón existe un importante yacimiento arqueológico que tuvo su origen en los siglos VIII y VII a. C., de cuya primera época se han hallado importantes restos de cerámica fenicia. Aunque los restos arqueológicos más destacados son de finales del siglo III y principios del IV d. C. y lo conforman un complejo termal junto a una factoría de garum y de salazón y una lujosa villa romana.

Junto a los túneles de El Cantal, en la parte de perteneciente a la localidad de Rincón de la Victoria, podrás ver un pequeño santuario de extraordinaria belleza con la imagen de la Virgen del Carmen, patrona de la localidad, expuesta para su adoración. Además, podrás apreciarla también viniendo desde La Cala del Moral hacia Rincón de la Victoria, bordeando los acantilados en un lugar de extraordinaria belleza con un horizonte azul en el que se unen el cielo y el mar.

Por último, te puede resultar interesante ver la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, así como el Ayuntamiento.


Ver casas rurales relacionadas

Qué hacer en Rincón de la Victoria

En todo el municipio de Rincón de la Victoria podrás encontrar una gran oferta de ocio y entretenimiento. Si eres amante del agua dispone de más de diez kilómetros de costa para practicar todo tipo de actividades acuáticas y tomar el sol. En el límite este se encuentra el Campo de Golf de Añoreta, de 18 hoyos. Y también se puede practicar el tiro al plato, el tenis y la hípica.

Por otra parte, el paseo marítimo que une La Cala del Moral con Rincón de la Victoria, se extiende alrededor de unos siete kilómetros de playas, en las que podrás observar maravillosas puestas de sol por la Bahía de Málaga.

Las playas de Rincón de la Victoria son principalmente tres, la playa Rincón de la Victoria, de 2.500 metros de longitud; la playa La Cala del Moral, al oeste del municipio, de 1.500 metros de longitud; y la playa Torre de Benagalbón, al este del municipio, de 3.500 metros de longitud.

Estas son playas de arena fina y oscura, con un oleaje moderado. Las tres playas cuentan con puntos accesibles a personas con movilidad reducida, limpieza y recogida de residuos de forma periódica, punto de información y turismo. A ellas se puede acceder en autobús, disponen de zona de aparcamiento, canales de entrada y salida de embarcaciones, así como paneles de información, tanto de los servicios como de los resultados de calidad del agua. Cuentan con servicios de vigilancia por policía local, protección civil y delegación de medio ambiente, servicios de salvamento, banderas de señalización del estado del mar, torres de vigilancia, balizamiento de zonas de baño, duchas y lavapies, carril bici, pasarelas de acceso a playas, zonas deportivas y de ocio, chiringuitos y restaurantes, kioscos, alquiler de sombrillas y hamacas, alquiler de hidropedales.

Aunque el principal atractivo de Rincón de la Victoria son sus playas, existen lugares donde podrás culturizarte más, como el Museo de Artes Populares o Museo Etnográfico,situado en Benagalbón. Consta de dos partes, una dedicada a la tradicional casa labriega compuesta por salón, cocina y dormitorio y otra a los enseres y aperos de labranza típicos de la zona.

Además, el municipio de Rincón de la Victoria cuenta con tres salas de exposiciones culturales, la Casa-Fuerte de Bezmiliana, situada en Rincón de la Victoria, es sede fija de las principales exposiciones del municipio, la Sala Robert Harvey, en Benagalbón, y la Sala Mare Nostrum, en La Cala del Moral.

También podrás aprender un poco más de los núcleos poblacionales que se encuentran dentro del municipio del Rincón de la Victoria. Por un lado de La Cala del Moral, separada de Rincón de la Victoria por la Cuesta de El Cantal. Como núcleo urbano comenzó a desarrollarse prácticamente al mismo tiempo que la capital del municipio, a principios del siglo XX, como asentamiento natural de pescadores, y en el siglo XVI fue un lugar clave en la defensa de la costa.

Por otro lado, Benagalbón está situado más al interior, es un núcleo eminentemente rural, donde las costumbres ancestrales se mantienen con mayor pureza y se conservan los rasgos típicos de los rubros del interior de la comarca. Aquí podrás visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria, construida en el siglo XVI.

Podrás conocer más sobre los primeros pobladores de estas tierras visitando lugares como la Cueva del Tesoro, situada en la Cuesta de El Cantal, a mitad de camino entre La Cala del Moral y Rincón de la Victoria. La cueva tiene salas y galerías que suman aproximadamente medio kilómetro de recorrido y unos 2.800 m2. Entre las salas más importantes destacan cuatro: Sala de Noctiluca, Sala de la Virgen, Sala de Marco Craso y Sala de los Lagos. En su interior se muestran pinturas pétreas y restos del Paleolítico.

Cuenta la leyenda que hace 2.500 años fue santuario de Noctiluca o Malac, diosa de la fecundidad, la vida y la muerte, la cual era adorada por los fenicios y cuyas monedas mostraban en el anverso formas similares de la cueva. También cuenta la leyenda que en el siglo I a. C. sirvió de refugio a Marco Licinio Craso, miembro del primer triunvirato junto a Pompeyo y César, tras el asesinato de su padre, de ahí el nombre de otra de sus salas.

 

Otra cueva que podrás visitar y explorar más sobre los orígenes de Rincón de la Victoria es la Cueva de la Victoria, situada muy cerca de la anterior y junto a otra serie de covachas en la zona conocida como de El Cantal Gordo. En ella se han encontrado restos de la edad del bronce y vestigios de pinturas en rojo y negro del paleolítico.  

En el entorno de estas cuevas se encuentra el Parque Arqueológico del Mediterráneo, un espacio que cuenta con 90.000 m2 de superficie en el que se ha recuperado la superficie geomorfológica original y la vegetación mediterránea autóctona. En él se incluyen unos caminos que están delimitados con roca natural y una réplica a escala 1:1 de la pared de la Cueva de la Victoria, así como de varios paneles informativos sobre las cuevas y la flora del recinto.

Aparte de estos lugares pertenecientes al entorno natural del Rincón de la Victoria, existen otros lugares que podrás descubrir gracias a las distintas rutas de senderismo que te propone el municipio.

Una de estas rutas es el Sendero Arroyo de Granadillas - Cerro La Capitana SL-A 082, con 17,2 km de recorrido, un nivel de dificultad bajo y que se puede realizar a pie, en bicicleta o a caballo. El sendero inicia y finaliza en el arroyo de Granadillas, en su ascenso y descenso al Cerro La Capitana, de 402 metros. Te permitirá disfrutar de unas vistas maravillosas del mar y su entorno, así como de parajes de bosque mediterráneo y de una abundante vegetación de ribera en el curso del arroyo de Granadillas.

También desde el arroyo de Granadillas parte el Sendero Arroyo de Granadillas - Cerro Tío Cañas SL-A 083, una ruta circular de 14,6 km de recorrido, de un nivel de dificultad bajo y que se puede realizar a pie, en bicicleta o a caballo. El sendero asciende al Cerro Tío Cañas, de 320 metros, bordeando previamente el Cerro Bonilla Alta y, como en el sendero anterior, disfrutando de unas vistas maravillosas del mar, su entorno y una vegetación similar.

Por otro lado, encontrarás el Sendero Cerro Benagalbón - Cerro Tío Caña SL-A 084, ruta lineal de 9 km de recorrido, de un nivel de dificultad bajo y que se puede realizar a pie, en bicicleta o a caballo. En su recorrido podrás disfrutar del paisaje y de la variedad de su vegetación.

Otra ruta que puedes realizar es a la Ruta de la Hoya de Las Cabras, un parque botánico forestal de unos 10.000 m2 situado en la carretera que sube al pueblo de Macharaviaya, que muestra flora autóctona, y además cuenta con una zona de descanso donde podrás disfrutar de maravillosas vistas.

Además, por Rincón de la Victoria termina una etapa de la Gran Senda de Málaga y comienza otra. Esta es una senda que bordea la provincia de Málaga, conectando distintos municipios a través del litoral y el ámbito rural.

  • Etapa 01, Málaga - Rincón de la Victoria - Comienza en el kilómetro 0 de la Gran Senda de Málaga, junto a la Diputación de Málaga, en la playa de la Misericordia, dentro de Málaga ciudad. Sigue toda la linea de la costa pasando por lugares como el Puerto de Málaga, el área de ocio del Muelle Uno. Una vez pases Pedregalejo y El Palo, llegarás a una parte con mesas donde podrás tomar un descanso en un entorno natural que se conoce como Peñón del Cuervo. Continuando el camino llegarás al final de la etapa en el cruce del arroyo Totalán, que marca los límites entre el municipio de Málaga y Rincón de la Victoria. Es una etapa que transcurre en todo momento por el litoral, por lo que podrás aprovechar para darte un baño siempre que te apetezca. Es una etapa de 15,6 km y una duración estimada de tres horas y veinte minutos.
  • Etapa 02, Rincón de la Victoria - Vélez-Málaga - Retomando el camino desde donde termina la etapa anterior, llegarás a La Cala del Moral y pasarás poco después por un lugar de extraordinaria belleza, los Acantilados de El Cantal. Un lugar desde el que podrás apreciar la inmensidad y la hermosura del mar. La zona de costa se extiende hasta Torre de Benagalbón y, aunque continúa un poco más por el litoral de Vélez-Málaga, se adentra hacia el interior a través de las fértiles huertas de la vega del río Vélez hasta alcanzar el pueblo. Esta es una etapa de 24,4 km de recorrido y cuenta con un tiempo estimado de duración de cinco horas y veinticinco minutos.

Aparte de las rutas de senderismo, en el Rincón de la Victoria podrás realizar otros tipos de deportes como el golf, ya que cuenta con el primer campo de golf que se diseñó en la comarca de La Axarquía, Añoreta Golf. Dispone de 18 hoyos y par 72, ofrece además zonas de juego corto, campo de prácticas, cursos para adultos y niños, así como una amplia zona para jugar al pádel. De igual forma, cuenta con club y zona de servicios.

También, en la bonita zona de los Acantilados de El Cantal, podrás hacer submarinismo, explorando numerosas oquedades, hábitats de especies endémicas del Mediterráneo. A pocos metros al oeste se sitúa el Arrecife de La Cala del Moral, en sus aguas se han localizado especies protegidas como el caballito de mar, entre otras. Ambas localizaciones están incluidas como “Hope Spot” o Lugar de Esperanza de los Océanos Mar de Alborán.

Además el municipio de Rincón de la Victoria está dotado de los siguientes espacios deportivos: Pabellón Municipal Cubierto de Torre de Benagalbón, Polideportivo Municipal de Rincón de la Victoria, Pistas de pádel y multideportiva de "Los Rubios", Pistas de pádel y multideportiva "Rubén Ruzafa" Los Almendros, Pabellón Multiusos "Parque Victoria" La Cala del Moral, Campo de Fútbol 7 "Rincón del Sol" Los Gallardos, Campo de Fútbol Rincón de la Victoria, Campo de Fútbol de Benagalbón y Campo de Fútbol de La Cala del Moral.

Por la noche existen distintos lugares de ocio y, aunque no hay tradición artesana en la zona, durante el verano, por el paseo marítimo, puedes comprar todo tipo de souvenirs ofrecidos por puestos ambulantes y en su mayoría de fabricación manual. También están proliferando las tiendas de artículos de cerámica y forja, destinadas especialmente a los turistas.


Ver casas rurales relacionadas

Fiestas tradicionales y celebraciones de Rincón de la Victoria

Rincón de la Victoria, incluyendo sus núcleos poblacionales, dispone de un calendario de fiestas y celebraciones bastante extenso. Una oportunidad perfecta para que puedas vivir la cultura y la tradición del municipio a la vez que te diviertes.

La primera celebración que tiene lugar en Rincón de la Victoria tiene lugar en el núcleo poblacional de Benagalbón, con la celebración de la Virgen de la Candelaria el 2 de febrero.

También en Benagalbón se celebra a finales de abril la Semana Cultural de Benagalbón, con la programación de actividades durante una semana, donde destaca el Certamen de Pintura al Aire Libre Paco Alonso.

Ya en la localidad de Rincón de la Victoria, tiene lugar el primer fin de semana de mayo la Fiesta de la Tapa. Las noches que dura esta celebración se acompañan de música y actuaciones importantes de forma gratuita.

Para dar paso al verano, en las distintas playas del municipio se celebra la Noche de San Juan, pero Torre de Benagalbón en especial celebra sus Fiestas de San Juan. Durante esta fiesta la playa se ilumina con numerosas fogatas a cuyo calor se asan los espetos de sardinas. También, como es tradición, pasadas las doce de la noche, la gente se baña en la playa para purificar el espíritu y efectúa los deseos hasta el próximo año.

El primer fin de semana de julio La Cala del Moral celebra sus fiestas con regatas de jábegas. Regatas estas recuperadas y que tuvieron gran esplendor en la década de los años 20. La jábega es un tipo de embarcación artesanal tripulada por siete remeros y un timonel, cuyo origen parece ser fenicio. Rincón de la Victoria es uno de los puntos del litoral donde más jábegas había.

A mediados de julio y concretamente el 16 de julio es el Día de la Virgen del Carmen, patrona de los pescadores. Es la fiesta principal de Rincón de la Victoria y en ella los marineros llevan a la Virgen del Carmen en un pequeño trono hasta la playa, donde la adentran a hombros en la mar y la embarcan en un barco engalanado con multitud de flores para continuar la procesión navegando por el mar hasta entrada la noche. A la vez es escoltada por numerosas barcas, y se lanzan fuegos artificiales, para luego continuar con moragas en la playa.

Existe una tradición que se mantiene en el municipio es la de sacar el copo. Se lleva a cabo a la salida del sol, cuando una cuadrilla de marineros lanza la red a unos 40 ó 50 metros del rebalaje tirando después de ella hacia la playa con la "tralla" (cordel con un corcho anudado en su punta que los marengos arrastran con el hombro) prendida en la "beta" (maroma que sale de la red hacia la orilla); una vez que la red está cerca del rompeolas, los marengos rodean la parte final de ésta y, con gran destreza, van moviendo la red hasta sacarla totalmente de la mar.

Durante cuatro días se celebra en julio el Festival de la Comedia, donde se representan obras de teatro de éxito nacional y que atrae a cientos de visitantes.

En el mes de agosto se lleva a cabo durante un sábado el Festival Flamenco Puerta de La Axarquía, que reúne a figuras de renombre del flamenco.

El mes de septiembre, cargado de celebraciones, comienza con las Fiestas patronales de Rincón de la Victoria en torno al 8 de septiembre. Continúa el tercer sábado de septiembre con el Concurso Tradicional de Verdiales, un encuentro de pandas de verdiales en Benagalbón, una fiesta llena de folklore y tradición. Y para acabar se celebran las Fiestas patronales de Torre de Benagalbón en honor a San Miguel.

Por último, en torno al 7 de octubre son las Fiestas patronales de La Cala del Moral con la celebración de la Virgen del Rosario.


Ver casas rurales relacionadas

Gastronomía de Rincón de la Victoria

En la gastronomía de Rincón de la Victoria tiene gran importancia la frescura del pescado, entre los que destaca el boquerón victoriano.

Entre los platos típicos de Rincón de la Victoria podrás degustar espetos de sardinas, espetos de jurel, los ya nombrados boquerones victorianos, la fritura de pescado, el chivo frito, las migas, la sopa de maimones y el cordero a la brasa. Todo esto acompañado con un buen vino moscatel de la tierra.


Ver casas rurales relacionadas

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2