Qué hacer y qué ver en Frigiliana


El municipio de Frigiliana con 40 kilómetros cuadrados de extensión, está situado en la vertiente sur de la Sierra de Almijara  y al este de la comarca de La Axarquía, en la provincia de Málaga. El núcleo de población está ubicado a 350 metros sobre el nivel del mar y a 6 km de Nerja, posiblemente sea uno de los pueblos más bellos de Andalucía, desde él se tiene una panorámica única de la costa. A tan solo 50 km al oeste se encuentra la ciudad de Málaga y en un paseo de poco más de hora y media, podríamos visitar la ciudad de Granada. Además, forma parte de la llamada Ruta del Sol y del Vino.

Dar un paseo en coche desde Frigiliana a Torrox por la Loma del Pedregal es un autentico sueño, tendremos ocasión de obtener unas panorámicas únicas tanto del pueblo, como de la sierra y, en general, del valle donde se ubica y la costa.

Su relieve, bastante abrupto por el norte, es la antesala de la Sierra de Almijara, destacan puntos como la Sierra de Enmedio (1171 m) y El Fuerte (976 m). A medida que nos desplazamos hacia el sur, las verdes huertas escalonadas de subtropicales inician el descenso hasta el litoral, contrastando con el azul del Mediterráneo. Sus tierras son bañadas por el río Chillar, que las surcan por el este, sirviendo de límite natural con el municipio de Nerja y originando bellas cascadas, desfiladeros y encajonamientos muy apropiados para los amantes al barranquismo. Su afluente, el río Higuerón, las cruza por el centro de norte a sur, dejando a su paso hermosos parajes como las Hoces del Río Higuerón, de enorme valor paisajístico.

Historia de Frigiliana

Su término municipal fue ocupado ya en tiempos prehistóricos, como muestran los  restos arqueológicos hallados en la Cueva de los Murciélagos, los cuales ponen de manifiesto la presencia del hombre en este territorio desde finales del Neolítico (3000 años a.C.) hasta la Edad del Cobre (2000 años a.C.). También la presencia de un menhir y una necrópolis situada en el Cerrillo de las Sombras, muy cerca del casco urbano, atestiguan la presencia humana por estas tierras durante la época fenicia (siglos VII-VI a.C.).

Posteriormente, fueron los romanos los que la ocuparon hacia el siglo II a.C. De los romanos procede el nombre.

Fue, el periodo de ocupación árabe el que impregnó al municipio de su actual legado morisco, es el exponente mejor conservado con el intrincado trazado de calles, callejones, pasadizos cubiertos y escaleras de toda La Axarquía. Y es que, desde la llegada de los árabes a la península en el año 711 hasta la rendición a las tropas cristianas en 1485 vivió bajo el dominio de esta cultura.

Tras la ocupación cristiana y después de la publicación de la Real Pragmática de Felipe II, los moriscos fueron desposeídos de los escasos derechos que tenían, hasta que estalló la rebelión en 1569, en la que los moriscos de La Axarquía y de los Montes de Málaga, a la espera de la ayuda prometida por Aben Humeya desde la Alpujarra de Granada y del norte de África, se refugiaron en El Fuerte de Frigiliana, donde se reunieron en torno a 7000 moriscos. En este lugar se libró una cruel y sangrienta batalla entre moros y cristianos donde hubo más de 2500 bajas entre vencedores y vencidos, conocida como la Batalla del Peñón de Frigiliana. El relato de esos días, así como la expulsión final de los moriscos en toda la zona, se puede leer en los doce paneles cerámicos repartidos por el casco antiguo de Frigiliana.

En el siglo XVII, obtiene el título de Villa bajo el reinado de Felipe IV. A mediados del siglo XIX, contaba con más de 3000 censados. Sin embargo, las epidemias de fiebre amarilla, el terremoto de 1884 y la plaga de la filoxera, diezmaron este número  hasta bien entrado el siglo XX, y no sería hasta la llegada del turismo cuando el municipio alcanzaría una mayor prosperidad.


Ver casas rurales relacionadas

Qué ver en Frigiliana

Dentro del patrimonio cultural de Frigiliana podemos encontrar distintos atractivos que ver.

Casco antiguo de Frigiliana: El casco urbano de origen árabe, cuenta con la estructura más pura de cuantas existen en la provincia de Málaga. El trazado de Frigiliana sigue un eje con calles estrechas  perpendiculares o paralelas que se comunican por pasadizos cubiertos, algunos escalonados y otros que estaban dotados de puertas que se cerraban aislando unas zonas de otras para reforzar la defensa de la población.

Real silo de los antiguos Pósitos: Situado al comienzo del casco antiguo, fue construido en 1767 y su función era la de almacenamiento del excedente de grano.

Restos del Castillo de Lízar: Aunque no se sabe exactamente cuando fue construido, se piensa que fue entre los siglos IX y XI. Se encuentra situado en lo alto del municipio de Frigiliana y tan solo conserva restos de su cimentación y parte de la rampa de acceso. Esta fortaleza fue destruida por los cristianos en 1569 con el objetivo de intentar destruir todo patrimonio que recordara a los moriscos.

Palacio de los Condes de Frigiliana: Fue construido en el siglo XVI, con claro estilo renacentista y posteriormente convertido en ingenio para la fabricación de azúcar de caña.

Iglesia parroquial de San Antonio: Construida en la segunda mitad del siglo XVII y reformada un siglo más tarde, se levanta sobre una antigua ermita, consta de tres naves separadas por arcos de medio punto y rematadas con armaduras de madera. En el exterior destaca la fachada con entrada bajo arco de medio punto enmarcado en pilastras. En su interior destacan, una escultura en madera policromada de San Antón que data del siglo XVIII y un retablo del Sagrado Corazón.

Ermita del Ecce - Homo: Construida en el siglo XVIII, se levanta sobre una sola nave, cubierta con armadura simple. Es de reducidas dimensiones.


Ver casas rurales relacionadas

Qué hacer en Frigiliana

En Frigiliana hay distintas actividades con las que poder disfrutar nuestra estancia, desde rutas hasta visitar algún museo. Nosotros proponemos las siguientes:

Ruta del Río Higuerón: Transcurre por parte del cauce del río Higuerón, afluente del río Chillar, y aunque la mayor parte del recorrido es por Frigiliana, su trayecto discurre por el Parque Natural de Sierra de Tejeda, Sierra de Almijara y Sierra de Alhama. Su punto de partida es en el casco urbano de Frigiliana.

Ruta de Nerja a Frigiliana: Se trata de la quinta etapa de la Gran Senda de Málaga y transcurre entre los valles del río Higuerón y el río Chillar. Su punto de partida está en Maro, una pedanía del municipio de Nerja muy cercana a la Cueva de Nerja.

Sendero Frigiliana – Fuente del Esparto: El camino de este sendero se inicia en el casco urbano de Frigiliana y desde ahí se dirige hacia el río Higuerón, pasando por el Pozo Batán.  Desde aquí el recorrido va hasta la Cruz del Pinto desde donde encontramos unas impresionantes vistas de la Sierra de Almijara y del Mediterráneo. Una vez atravesada esta zona llegamos al cañón del río Chillar donde destacan el Pico Nido de Buitres, el Tajo del Sol y el Tajo del Almendrón. Una vez terminada la bajada del río Chillar llegaremos a los Collados de los Apretaderos donde se encuentra la Fuente del Esparto. La distancia de este sendero es de 5,5 kilómetros con una dificultad medio/alta y un tiempo de duración estimado de 2 horas.

Jardín Botánico de Santa Fiora: Una visita a este jardín merece la pena, ya que lo que pretende es reunir una muestra de todas las plantas que han sido útiles a lo largo de la historia a los habitantes de Frigiliana. Este jardín fue inaugurado en 2010 e incluye plantas para la alimentación, curación, cestería, fabricación de calzado, papel o perfumes, industria de la seda, etc. También cuenta con una pista de petanca para los que quieran practicar algo de deporte.

Museo Arqueológico de Frigiliana: Si se quiere profundizar en los orígenes de Frigiliana, este museo es de obligada visita. Su objetivo es difundir el patrimonio cultural e histórico de Frigiliana, promover su conocimiento, protección y conservación.


Ver casas rurales relacionadas

Fiestas tradicionales de Frigiliana

Al igual que en muchos municipios, Frigiliana cuenta con distintas fiestas tradicionales que caracterizan esta localidad.

Cruces de Mayo: Con ella se rinde tributo a la estación de las flores. Congrega cada año a gran número de visitantes, que son llamados por la espectacularidad y belleza con la que se adornan las calles con maravillosas cruces cubiertas de flores. La fiesta es acompañada por la banda municipal de música, que junto con la banda de verdiales y la agrupación de coros y danzas van visitando todas las cruces, homenajeando con sus actuaciones. El festejo sigue en la Plaza de la Iglesia con una verbena que se prolonga hasta bien entrada la madrugada.

Día de San Sebastián: Se celebra el 20 de enero y consiste en una misa en honor al Santo y una procesión que tiene lugar al término de ésta, en la procesión los vecinos rinden tributo con vistosas quemas de fuegos artificiales a lo largo de todo el recorrido.

Feria de San Antonio: Es la feria de Frigiliana que se celebra en honor al día de su patrón, el 13 de junio, y se prolongan durante cinco días en los que diferentes actividades y concursos conforman el programa de fiestas. Entre ellas, destacamos el encierro y capea de vaquillas al amanecer que se realiza normalmente el domingo de feria con gran asistencia de público de todos los lugares de La Axarquía. En esta fecha también se celebra la romería en la que los vecinos y visitantes acompañan al patrón hasta el área recreativa en el río Higuerón y disfrutan de una comida en el campo. Las fiestas finalizan con una gran traca de fuegos artificiales.

Festival de baile: Celebrado a mediados de agosto y con cobertura internacional, es un evento que permite el encuentro de diferentes culturas. En él grupos iberoamericanos, africanos y países del este, entre otros, además de los de ámbito nacional, muestran sus tradiciones y costumbres a través de los bailes populares.


Ver casas rurales relacionadas

Gastronomía de Frigiliana

Entre la gastronomía típica de Frigiliana encontramos los siguientes platos:

El choto con salsa de almendras o al ajillo; el potaje de hinojos; el potaje de garbanzos con verdura y bacalao; las tortillas de huevo y harina mojadas en miel de caña; las migas de pan y harina de maíz acompañadas de pescado fresco, hortalizas, chorizo y morcilla. En repostería encontramos la arropía y las marcochas elaboradas artesanalmente a base de miel de caña. También encontramos postres como las batatas con miel.

Estos platos llevan, muchos de ellos, como base el aceite de oliva o la miel de caña, de producción propia en la zona, y son acompañados con sus exquisitos vinos del terreno, tanto secos como dulces, producidos en  lagares particulares.


Ver casas rurales relacionadas

Chimenea Piscina

Cortijo Simon

Frigiliana, Málaga

Desde 25 €/pers

Chimenea Piscina
Chimenea Piscina

Hotel La Posada Morisca * * *

Frigiliana, Málaga

Desde 36 €/pers

Chimenea Piscina

Villa Belydana

Frigiliana, Málaga

Desde 19 €/pers

Chimenea Piscina

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2