Qué hacer y qué ver en Torremolinos


El municipio de Torremolinos está situado al sur de la provincia de Málaga, con 20 km² de superficie y con forma de estrella. Se extiende a lo largo de la orilla occidental de la Bahía de Málaga y a espaldas de la Sierra de Mijas. Está integrado en la comarca de la Costa del Sol Occidental y en 1988 se segregó de Málaga ciudad, constituyéndose en municipio.

Torremolinos limita al noreste con el distrito de Churriana, integrado en el municipio de Málaga, al este y sureste con el mar Mediterráneo, al suroeste y oeste con el municipio de Benalmádena, y al noroeste con el municipio de Alhaurín de la Torre.

Exceptuando una pequeña franja al norte del municipio, poblada de pinar y conocida como los Montes de Torremolinos, Torremolinos se encuentra urbanizado casi en su totalidad.

La ciudad de Torremolinos está situada a 13 km al sureste de Málaga capital. Cuenta con una población que se multiplica durante los meses de verano y es una ciudad cosmopolita donde residen más de 100 nacionalidades distintas, con aproximadamente el 75% procedente de países de la Unión Europea.

Torremolinos está comunicado mediante la autovía A-7, que circunvala la ciudad por el norte, así como por tren de cercanías.

Durante la década de los sesenta y los setenta Torremolinos creó un ambiente liberal, permisivo y cosmopolita que lo diferenciaba de otras zonas de la Costa del Sol, convirtiéndose en uno de los mayores referentes del ocio musical y nocturno de España y un destino del turismo LGBT reconocido en todo el mundo.

Torremolinos es uno de los principales destinos turísticos a nivel mundial dentro de la Costa del Sol, especialmente visitado por turistas británicos, alemanes, irlandeses, franceses, escandinavos y españoles procedentes de otras comunidades.

Sus dos barrios más antiguos, La Carihuela, al sur, y El Bajondillo, al norte, están separados por un pequeño acantilado, la Punta de Torremolinos. El tercer núcleo originario de población se encuentra al noroeste de la ciudad, el barrio de El Calvario. Otros barrios más recientes son El Centro, Montemar, El Pinillo, Playamar, La Colina y Los Álamos.

Torremolinos cuenta dos canales de televisión, Canal Costa del Sol y Torremolinos Televisión, que emiten una programación de interés local. La prensa escrita está presente a través de periódicos locales, como Torremolinos Información o Diario de Torremolinos y medios digitales. Además, es sede de la revista literaria Litoral, que fue interrumpida por la Guerra Civil y que volvió a aparecer en 1968.

Historia de Torremolinos

Los hallazgos encontrados en la zona de la Punta de Torremolinos, junto a la playa, atestiguan que los primeros asentamientos en su territorio se remontan al Neolítico, unos 5.000 años a. C., atraídos por la existencia de albergues rupestres, buen clima y sol, unido a abundante pesca, caza y agua.

Los fenicios fundaron muy cerca de Torremolinos la ciudad de Saduce, pero fueron los romanos los que se asentaron en el territorio del actual término municipal. La herencia más importante dejada por ellos, fue una calzada, construida hace 2.000 años, de varios metros de ancho que unía Cádiz con Málaga y que atravesaba Torremolinos de punta a punta. A ambos lados de esta calzada construyeron villas y factorías de salazón de pescado. 

Los árabes, aprovechando la riqueza acuífera de la zona y el gran cauce que arrancaba desde la sierra hasta la playa, llegaron a construir hasta diecinueve molinos. El Molino de Inca, el Molino de Batán y el Molino de Cea se encontraban en la zona de los manantiales, próximos a lo que es hoy el Palacio de Congresos y Exposiciones de la Costa del Sol. Estos y otros, siguiendo el cauce hasta la playa, dedicaban su actividad a la molienda del trigo, a la sal, minerales como el hierro, o a productos como el aceite. 

La vulnerabilidad del territorio desde el mar a oleadas de invasores desde el norte de África, propició, a principios del siglo XIV, la construcción de una torre de defensa situada al final de la Calle San Miguel, conocida como Torre de los Molinos o Torre Pimentel, de  12 metros de altura, compuesta de dos plantas con ventanas vigilantes al mar y una terraza.

Tras la conquista cristiana del Reino de Granada, Torremolinos siguió expuesto a las incursiones de los piratas hasta bien entrado el siglo XVIII, que frenaron el desarrollo demográfico del pueblo. El problema de la piratería propició la construcción a partir de 1763 del Castillo de Santa Clara y una batería de cañones en las cercanas colinas de Montemar, de la que aún se conservan restos que se pueden visitar en el Parque de la Batería.

A principios del siglo XX comenzó el declive de la industria molinera y Torremolinos se unió en 1924 por problemas económicos a la capital de Málaga, siendo entonces una pequeña villa de pescadores.

A finales de la década de los cincuenta, Torremolinos experimentó un auge en el turismo, atrayendo a turistas nacionales e internacionales, lo que causó un boom en la construcción dedicada al turismo. En la década de los sesenta fue ganando fama como un destino de turismo desenfrenado.

El 27 de septiembre de 1988 consiguió la segregación del municipio de Málaga y hoy en día constituye, junto con Benalmádena, Fuengirola y Marbella, uno de los principales destinos de turismo de sol y playa de la Costa del Sol.


Ver casas rurales relacionadas

Qué ver en Torremolinos

La ciudad de Torremolinos cuenta con una de las calles comerciales más concurridas de Europa, la Calle San Miguel. Desde esta calle podrás empezar a ver elementos de interés cultural, así como aprovechar para realizar algunas compras.

Al final de la Calle San Miguel encontrarás la Torre de los Molinos o Torre Pimentel, antiguo nombre que rendía homenaje a un militar ayudó a los Reyes Católicos a conquistar Málaga. Esta fue construida en torno al año 1300 junto a la costa de Torremolinos, integrándose en el sistema de defensa de la costa formado por los nazaríes. Tiene doce metros de altura con base maciza y dos plantas. En torno a la torre se fue creando un humilde barrio de molineros que se acabaría convirtiendo en lo que hoy día se conoce como Torremolinos.

No muy lejos de la torre verás el Hotel Castillo de Santa Clara, el cual se inauguró en agosto de 1974 sobre las ruinas del desaparecido Castillo de Santa Clara, de 1763. En el año 1993 dejó de funcionar como establecimiento turístico, pasando a ser una comunidad de propietarios de lujo en una de las mejores zonas de Torremolinos.

Una construcción que aporta valores tanto artísticos como etnológicos al patrimonio cultural de Torremolinos es la Casa de María Barrabino. Fue construida en el siglo XIX y en ella se pueden apreciar los modos de vida de la burguesía de la época, así como las representaciones que hacían. Se encuentra deshabitada desde el año 1997 y, actualmente, casi en estado de ruina.

Entre 1959 y 1960, se llevó a cabo la construcción de uno de los emblemas de la expansión del turismo en Torremolinos, el Hotel Pez Espada. Es un importante exponente del que se denominó “estilo del relax” y en él se incorporan las tendencias revisionistas del Movimiento Moderno de esos años. Es un hotel que sigue funcionando como tal en la actualidad.

Con también algunas características correspondientes al Movimiento Moderno, así como a los ideales progresistas de la Segunda República, se construyó el Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso en 1935. Está declarado Bien de Interés Cultural y se encuentra situado en el centro de un elevado jardín con vistas al mar.

En el corazón de El Bajondillo podrás ver la Casa de los Navajas, construida en 1925 con la llegada del turismo a Torremolinos. Se encuentra muy cercana a la playa de El Bajondillo con estilo neomudéjar. Esta casa perteneció a la familia Luque-Navajas, que se dedicaba al negocio de la caña de azúcar, el cual era muy beneficioso en la desembocadura del río Guadalhorce. En la actualidad se celebran bodas y celebraciones en su interior, además de exposiciones, conciertos y teatros.

En la Plaza de los Santos Arcángeles se ubica uno de los templos religiosos de Torremolinos, la Iglesia de San Miguel Arcángel. Es de estilo neoclásico y fue construida en 1718 y reformada en 1896.

En 1970 se llevó a cabo la construcción de un hito de la Costa del Sol y Andalucía en el turismo de congresos, el Palacio de Congresos y Exposiciones de la Costa del Sol. Este edificio pasó a formar parte del Patrimonio del Estado en 1971. Está constituido por una planta circular en la que se distribuyen los distintos auditorios, salas de comisiones, secretarías y dependencias ajenas. Lo más destacable es su hall central con su emblemática cúpula translúcida y su lámpara de cristales en el centro de la sala. 

Aunque el desarrollo urbanístico de Torremolinos, desordenado y especulativo, ha sido cuestionado, un análisis más sosegado nos permite apreciar que no todo fue negativo. Algunos de sus edificios constituyen excelentes muestras de la arquitectura del Movimiento Moderno y el Art Decó, como el Bazar Aladino, un edificio que simula el aspecto de un barco.

Una segunda etapa fue de una arquitectura innovadora, con altos edificios, situando a Torremolinos a la cabeza del vanguardismo entre las ciudades de España. Son los hoteles las construcciones mejor conservadas donde se aprecia el estilo internacional que caracterizó a Torremolinos.

Otra construcción de interés dentro de Torremolinos es el Auditorio Municipal Príncipe de Asturias, donde se celebran los mayores eventos de la ciudad.


Ver casas rurales relacionadas

Qué hacer en Torremolinos

En Torremolinos no tendrás tiempo para aburrirte, ya que cuenta con una amplia lista de atractivos tanto naturales, encabezados por sus playas, como construidos para el turismo y dedicados al ocio y a la diversión.

Aparte de los centros culturales vistos anteriormente, el Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso, el Auditorio Municipal Príncipe de Asturias y el Palacio de Congresos y Exposiciones de la Costa del Sol, Torremolinos cuenta con otros lugares donde podrás expandir tu conocimiento según la temática que más te interese.

El Museo del Tatuaje fue el primer museo dedicado a esta especialidad en España. Su colección está compuesta por utensilios, láminas de famosos tatuadores del mundo, patrones, esquemas y más de 100.000 dibujos.

Otro es el Museo del Cine, que cuenta con una colección de objetos cinematográficos.

Además, en el centro de La Carihuela, la Plaza Chiriva alberga un gran número de actividades culturales.

A la hora de empezar a explorar el entorno natural de Torremolinos lo normal es que empieces por su principal atractivo turístico, sus playas. El término municipal de Torremolinos dispone de casi 7 kilómetros de litoral, con playas urbanas accesibles desde el paseo marítimo, de arena oscura y oleaje moderado. Cuenta con un nivel alto de ocupación durante los meses de verano y todas ellas disponen de sombrillas, hamacas, bares, restaurantes, quioscos de prensa, etc. Las playas de Torremolinos son las siguientes:

  • Playa de Los Álamos - Se conoce también como playa de El Cañuelo y se encuentra situada junto a la urbanización de Los Álamos y entre la playa de Playamar, al oeste, y el límite con el municipio de Málaga. Es una playa semiurbana de arena fina y de amplios espacios. Es ideal para practicar deportes acuáticos como el kitesurf, windsurf, surf, etc., con un nivel medio de ocupación, por ser la más alejada del centro de la ciudad. Es referente en el ambiente nocturno pues en su paseo marítimo se encuentran numerosos pubs-chill-out, chiringuitos y discotecas.
  • Playa de Playamar - Situada junto al barrio de Playamar, donde se alzan sus imponentes torres, y entre la playa de Los Álamos, al este, y la playa de El Bajondillo, al oeste. Mide algo menos de un kilómetro y tiene una anchura de entre 40 a 50 metros. Esta playa cuenta con toda clase de servicios y es de un nivel de ocupación medio-alto. Ideal para el alquiler de equipos acuáticos como hidropedales o motos de agua. También hay redes de vóley-playa para deportes de arena. Destaca además por su ambiente nocturno, ya que en su paseo marítimo se encuentran algunos locales de referencia.
  • Playa de El Bajondillo - Situada en el tradicional barrio de El Bajondillo, entre la playa de Playamar, al este, y la playa de La Carihuela, al oeste, después de la Punta de Torremolinos. Tiene unos 1.100 metros de longitud y unos 40 metros de ancho. El final de esta playa se ha convertido en una zona gay-friendly tras la apertura de un chiringuito LGTB y, también, son muy interesantes los artistas de la arena que suelen hacer sus obras en ella, convirtiendo en verano esta playa en un museo al aire libre de esculturas.
  • Playa de La Carihuela - Situada en el antiguo barrio de pescadores, al oeste de Torremolinos. Hoy es un área cosmopolita que concentra un gran número de establecimientos hoteleros y de ocio, sin duda fiel reflejo del boom turístico que vivió la Costa del Sol hace unas décadas. La playa está conectada por el oeste con Benalmádena, a través de Puerto Marina, y limitada al este, por la Punta de Torremolinos. Tiene unos 2.100 metros de longitud y unos 40 metros de ancho. Sus restaurantes sirven el mejor pescado preparado de la zona. Es considerada una de las mejores playas urbanas de toda la provincia de Málaga. Ava Gardner o los príncipes de Dinamarca o de Mónaco, se alojaban en los hoteles de esta playa. De aguas limpias y normalmente tranquilas, destacan las zonas de palmerales con césped natural en plena arena, que proporcionan una estupenda sombra a los turistas, así como su amplio paseo marítimo repleto de vida durante todo el año y especialmente en verano.

Por otro lado, dentro de la ciudad de Torremolinos encontrarás zonas verdes como el Complejo Los Manantiales de Torremolinos - Jardín Botánico Molino de Inca. Se encuentra situado al norte de la ciudad, donde se ubican los nacimientos originales de los manantiales de Torremolinos. Es un espacio con más de 150 palmeras de 50 tipos diferentes, unos 300 árboles de 60 especies distintas y unos 400 arbustos también variados. Junto a él se ubica el Pinar de los Manantiales, un extenso bosque considerado el pulmón de la ciudad, donde brotan los manantiales que le dan nombre y donde podrás disfrutar de un área recreativa con barbacoas y mesas de recreo.

También, con una superficie de unos 74.000 m² y situado en la zona de Montemar Alto, encontrarás el Parque de la Batería. Este cuenta con un gran lago central navegable, de 9.000 metros cuadrados de superficie, una torre mirador, de 15 metros, con ascensor y vistas al litoral malagueño, una red de senderos, una zona de ejercicio físico, un parque de juegos infantiles, un carril bici y una pista para correr. El recinto natural cuenta además con más de 750 árboles de más de 25 especies diferentes y una abundante vegetación floral.

A las afueras de la ciudad, encontrarás lugares impresionantes con vistas sorprendentes de Torremolinos y la costa. Para poder llegar a estos sitios, enclavados en una zona más montañosa, hay distintas rutas de senderismo que puedes realizar y así conseguir un mayor contacto con la naturaleza.

Una de las más conocidas es el Sendero a la Cañada del Lobo. Esta ruta proporciona un lugar perfecto para conocer el entorno natural de Torremolinos. En la parte más alta encontrarás un mirador con una escultura de un lobo, desde donde podrás obtener una de las mejores vistas de la Costa del Sol. Cerca de la cima se encuentra un refugio y un albergue destinado a alojamiento turístico. La ruta cuenta con 4,9 km de distancia, con una dificultad media y una duración estimada de dos horas y media.

Parte del término municipal de Torremolinos es recorrido por una de las etapas de la Gran Senda de Málaga. Esta recorre la provincia de Málaga a través de sus nueve comarcas, conectando unos municipios con otros a través del medio rural.

  • Etapa 34, Benalmádena - Alhaurín de la Torre - Esta etapa parte desde Benalmádena y recorre, atravesando parte del municipio de Torremolinos, 12,3 km hasta llegar a Alhaurín de la Torre. En la parte que corresponde a Torremolinos, la ruta cambia de pistas forestales a un sendero que zigzaguea, pasando por la Cañada del Lobo y llegando a una zona de Puerto Blanquillo. En esta ruta tendrás ocasión de recorrer la vertiente sur de la Sierra de Mijas, así como obtener unas fantásticas vistas de la Costa del Sol y el valle del Guadalhorce.

Otra ruta que transcurre por la provincia de Málaga es la Senda Litoral, la cual también cuenta con una etapa que transcurre por Torremolinos. Esta senda recorre el litoral de toda la provincia, pasando por todos los municipios que completan la costa malagueña desde Estepona hasta Nerja.

  • Etapa 6, Benalmádena y Torremolinos - Recorre 14 km de costa continuos gracias a los paseos marítimos de Benalmádena y Torremolinos, exceptuando el tramo correspondiente a la playa de Carvajal en Benalmádena. Tendrás la oportunidad de conocer todas las playas de estos dos municipios, así como pasar por lugares como el Castillo El Bil-Bil, Puerto Marina o la abrupta unión entre la playa de La Carihuela y la playa de El Bajondillo.

Además del senderismo, Torremolinos cuenta con tres grandes instalaciones deportivas, un gimnasio municipal y centros privados, para que puedas realizar otros tipos de deportes más urbanos. El Estadio Polideportivo Ciudad de Torremolinos, que dispone de una pista de atletismo y un campo de fútbol de césped artificial; el Palacio de San Miguel, equipado con campos de fútbol sala, baloncesto, balonmano y voleibol; el Complejo Deportivo Virgen del Carmen, que consta de tres piscinas, una de ellas de saltos, tres pistas polideportivas y una sala cubierta para gimnasia en general.

Asimismo, Torremolinos cuenta con uno de los campos de golf más atractivos de la Costa del Sol donde podrás mejorar tu swing.

En cuanto al ocio, Torremolinos concentra gran parte de la oferta de la Costa del Sol en cuanto a bares y discotecas y diversión nocturna en general.

Existen dos grandes centros de ocio con distinta orientación en los que podrás pasar un día agradable y divertido. Uno es el Parque Acuático Aqualand, que es un parque acuático con distintas atracciones para todas las edades. El otro es el Crocodile Park, un zoo dedicado al cocodrilo y otros reptiles y anfibios.

Por último, es importante mencionar el turismo LGBT de Torremolinos, ya que constituye al municipio como punto gay-friendly dentro de Andalucía y de España.


Ver casas rurales relacionadas

Fiestas tradicionales y celebraciones de Torremolinos

Torremolinos, al ser uno de los destinos turísticos por excelencia a nivel nacional, cuenta anualmente con un calendario muy amplio de fiestas y celebraciones, algunas de carácter religioso y otras pagano. Este calendario te permitirá planear la fecha de tu visita a la localidad dependiendo de la celebración que más te interese disfrutar.

El primer acontecimiento en el año es el la Cabalgata de los Reyes Magos, el 5 de enero de cada año. Entre las cinco y ocho de la tarde la cabalgata recorre las calles de Torremolinos repartiendo unos 5000 kilos de caramelos entre todos los asistentes.

En febrero empieza a incrementarse el número de fiestas, comenzando con el Carnaval, en el que, además de contar con una gran participación y buen ambiente entre los habitantes de Torremolinos, se llevan a cabo numerosas actividades como el certamen de chirigotas, el desfile de La Carihuela, el Concurso de Disfraces Infantil y el Gran Baile de Carnaval. Para acabar, se celebra el Entierro de la Sardina en el Barrio de San Miguel.

A comienzos del mes se celebra en Torremolinos el Rockin'Race Jamboree, un festival de rock que tiene lugar, entre otros lugares, en el Auditorio Municipal Príncipe de Asturias.

El 14 de febrero es un día especial para las parejas, ya que es el Día de San Valentín. Aunque no hay ninguna celebración especial, Torremolinos compone una buena opción dentro de la Costa del Sol para una escapada romántica.

En la segunda mitad del mes de febrero es el Campeonato Internacional de Baile de Torremolinos, conocido también como MueBT, en el que hay distintas competiciones de diferentes estilos, desde hip hop y break dance, hasta vals y tango.

Para finalizar el mes, se celebra el Día de Andalucía el 28 de febrero. En Torremolinos se lleva a cabo un mercado de productos de Andalucía en la Plaza Costa del Sol con productos gastronómicos y artesanales.

Entre marzo y abril, dependiendo del año, al igual que en numerosos lugares de España, se celebra en Torremolinos la Semana Santa. Mientras que rondando estos meses, pero con fecha variable, tiene lugar el Día de los Verdiales, conmemorando los verdiales de la provincia de Málaga en los alrededores de la Ermita de San Miguel.

Con carácter internacional, el 17 de marzo se celebra en la Plaza de la Nogalera el Día de San Patricio.

Ya en primavera, debido a su gran afluencia de turistas y habitantes de ámbito internacional en Torremolinos, en la Plaza de la Independencia tiene lugar el primer fin de semana de abril el Día Internacional del Residente Extranjero.

A finales de abril encontrarás en Torremolinos una celebración originaria de Holanda, el Koningsdag o Día del Rey. Durante este día La Carihuela se viste de naranja en un gran evento cultural y gastronómico.

En el mes de mayo son las Cruces de Mayo, donde se adornan las calles de Torremolinos con flores, mantones, cerámicas, etc.

A mediados de junio, con espectáculos, gastronomía y artesanía de distintos países, tiene lugar en la Plaza de la Nogalera el Festival de las Culturas. Mientras que dando paso al verano, la noche del 23 al 24 de junio, se celebra la Noche de San Juan en las distintas playas de Torremolinos, encendiendo hogueras y reuniendo familias y amigos.

El último fin de semana de junio podrás disfrutar de la Feria de Montemar, celebrada en Montemar Alto. Esta feria cuenta con actuaciones en directo, música y distintas atracciones.

El mes de julio comienza con el 'Birra & Art' beerfest. Con música en vivo cada día en la Plaza Costa del Sol, esta fiesta de la cerveza dispone de cervezas artesanales nacionales e internacionales, así como de un taller de elaboración de cerveza.

También en el mes de julio tienen lugar en distintos lugares de Torremolinos dos ferias, la Feria de Los Álamos, en torno al 8 de julio, y la Feria de la Virgen del Carmen, en torno al 16 de de julio.

En agosto tiene lugar el Festival Flamenco, uno de los más antiguos de la provincia de Málaga con distintos personajes importantes dentro del flamenco. Además, también en agosto se celebra el festival de música Torroles Sound.

A mediados de agosto se celebra el Mad Bear Festival, uno de los festivales LGTB más importantes de Europa y que tiene lugar en locales alrededor de la Plaza de la Nogalera.

Durante el verano completo, en las playas de Torremolinos, se celebra el Cine de Verano con películas para toda la familia.

A causa de la gran afluencia turística que tiene Torremolinos desde los años 50, en septiembre se celebra el Día del Turista. Se conmemora en el centro urbano y en distintas playas de la localidad, como la playa de El Bajondillo, la playa de Playamar o la playa de La Carihuela, con actuaciones folclóricas y degustaciones gastronómicas.

A finales de septiembre tiene lugar la Romería de San Miguel, la cual está considerada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Esta congrega cada año en torno a 200.000 personas, convirtiéndose en la segunda romería más importante de Andalucía tras El Rocío, y la urbana más importante de España. Se celebra frente al Pinar de Los Manantiales en un ambiente festivo. Unos días después, comienza la Feria de San Miguel y en ella la gente se echa a las calles de Torremolinos en una de las más conocidas fiestas de la provincia.

En el mes de octubre, se celebra, con motivo nacional, el Día de la Hispanidad. En Torremolinos se realizan desfiles militares y de la banda de música municipal.

Una fiesta originaria de Alemania es el Oktoberfest, sin embargo, en Torremolinos se celebra este festival de la cerveza alemana con cerveza, no sólo alemana, sino de distintos lugares del mundo. Para ello se habilita el espacio de la Plaza de la Nogalera, donde aparte de cerveza podrás degustar algún producto típico alemán.

Para la celebración del año nuevo hindú, el último sábado de octubre podrás disfrutar, también en la Plaza de la Nogalera, del Diwali Festival o Festival de las Luces. Durante este día se organizan distintas actividades, comidas típicas, etc.

Durante la temporada de otoño-invierno y primavera-verano, en la Plaza de la Nogalera se celebra la Fashion Weekend de Torremolinos.

Otras celebraciones que tienen lugar en Torremolinos son el Día del Pescaíto, el Día de la Bicicleta y el Patín, Halloween y la Navidad con los distintos eventos culturales relacionados, como el Mercadillo Navideño, la Inauguración del Belén Artístico y la Iluminación Navideña.


Ver casas rurales relacionadas

Gastronomía de Torremolinos

La gastronomía de Torremolinos, al igual que la de la mayoría de los municipios costeros, está basada en los productos del mar, siendo el pescaíto frito lo más representativo de la localidad. 

En Torremolinos encontrarás platos con productos como boquerones, sardinas, salmonetes, calamaritos, chocos o puntillitas entre otros, aunque no hay que olvidar los arroces y paellas, así como el refrescante gazpacho y los guisos populares.

La mayoría de estos platos tendrás oportunidad de degustarlos en los distintos chiringuitos que se encuentran repartidos por su costa. Aunque también podrás degustar la calidad y la innovación de la cocina de autor en los distintos restaurantes que combinan la modernidad con la tradición en platos y tapas de diseño y creatividad.

Además, existen dos eventos gastronómicos, la Ruta de la Tapa, en primavera, y la Ruta de la Tapa de la Abuela, en otoño, donde disfrutarás de tapas tanto clásicas y modernistas, como vanguardistas.


Ver casas rurales relacionadas

Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2