Barranco Cazadores - Navachica

Barranco Cazadores - Navachica


Frigiliana, Málaga


DESCRIPCIÓN


 Constituye el ascenso al punto más alto de la Sierra de Almijara, también vértice geodésico de primer orden y excelente observatorio panorámico de toda la Axarquía malagueña y de la Costa granadina. Este pico, también conocido como Cerro Atalaya, nombre histórico que se refiere al asentamiento morisco en esta zona tras la Rebelión.  Navachica es en realidad una pequeña llanada o collado a 1.764 m. de altura que vemos al pie del cerro.
Para alcanzar el punto de partida de este itinerario, a partir de la Cueva de Nerja, tomamos el carril que conduce a la zona recreativa del Pinarillo, siguiendo el trazado del Barranco de la Coladilla que más arriba es llamado de los Cazadores. Cerca de la zona recreativa, al frente y junto a un bosque de eucaliptos con palmeras, se encuentra la Fuente del Esparto, desde donde debemos aprovisionamos de agua pues el camino será largo. Tomamos el Barranco de Cazadores, con su curso siempre seco, a cuyos lados se observan abrigos y pequeñas cuevas, llegando al final del cauce en rambla a unos 2 km. de la fuente. A la izquierda arranca una vereda que en un fuerte ascenso se eleva sobre el barranco, salvando sucesivamente las cascadas del cauce intransitable. Tras una leve bajada al mismo, vemos el gran salto de la Mina del Tajo, en la pared opuesta, que nos obliga a buscar de nuevo la vereda a la izquierda, marcada pero no muy evidente, y en zigzagueante subida. El valle ahora más suave nos permite ver la apertura de la Mina de la Furia, con un pequeño manantial en su interior. Una vez superado este punto nos dirigimos hacia el noreste, alcanzando al pie de las Lomas Llanas la junta del Barranco con el de los Caños del Rey (1.130 m.). Por su cauce superamos un fuerte desnivel, pudiendo localizar el manantial intermitente que le da nombre en la ladera derecha según subimos.
Luego llegaremos a la Navagrande y a la Navachica, desde donde se eleva el cerro  ya cercano. Los tramos finales son suaves pero las no menos de 5 horas que llevamos de marcha seguro que ya pesan suficientemente. Arriba, a 1.830 m de altitud sobre el cercano mar, el paisaje es amplísimo y espectacular, si bien el viento suele molestar bastante la estancia. Una vez remontado este significativo punto, descendemos pero en dirección oeste, atravesando la Navagrande hacia los Tajos del Sol (1.686 m.), mirador hacia el valle del Río Chillar, que bajamos por una cornisa casi vertical que llaman “Poyos de la Mina” y llegando al Nido del Buitre (1.544 m.). Por una cresta rocosa e intrincada se baja al Collado de la Mina de la Buena Fe (1.372 m.). Aquí observamos una senda que en zigzag baja al Barranco de los Cazadores, pero proponemos seguir de frente, al oeste, por otra senda bien marcada, y bordeamos los Tajos del Almendrón (1.514 m.), llegando al paso de La Puerta (1.122 m.) desde donde  iremos descendiendo por la Cuesta de los Galgos, finalmente llegando a un carril y a la Fuente del Esparto, punto de partida de este itinerario. 

Barranco de Cazadores
 

Desde el comienzo del itinerario podemos advertir, a ambos lados, pequeñas cuevas poco profundas, utilizadas como refugio de personas o para apriscos para el ganado; Más arriba, subiendo la cuesta que nos conducirá a las proximidades de las minas, y mirando hacia el sur, podemos admirar la exuberancia del barranco de Cazadores, cuyo perfil transversal en valle cerrado aparece encajado en un perfil en U abierta.
Este primer tramo del recorrido muestra una profusa vegetación en la que, junto a un pinar de pino carrasco, encontramos en primer término las últimas estribaciones de un espinal que hemos ido viendo por el carril del Barranco de la Coladilla.  

Las Minas
 

Desde arriba de la cuesta, y después de atravesar un gran canchal producido por los derrubios de ladera, pronto podremos avistar la primera de las bocas de un sistema de minas abandonadas que se declararon a principios de siglo para la explotación de algunos minerales. La primera que encontramos es la Mina del Tajo y un poco más arriba la Mina de la Furia. La primera era la de mayor rendimiento y en ella se extraía galena, mineral de plomo. El mineral se cargaba en acémilas y se lavaba en la Fuente del Esparto, para luego llevarlo a la fábrica de plomo de Burriana, desde donde se embarcaba. En la Mina de la Furia se hallan un par de manantiales de agua. Desde algunos puntos se puede observar el emblemático pico del Almendrón, que recibe este nombre por la forma característica del pico, que recuerda al de una almendra.
 El pinar de pino carrasco se hace más denso en esta zona.
En cuanto a la fauna, de la comunidad de reptiles podremos observar especies como el lagarto ocelado. De la comunidad de aves que podrán observarse hay que destacar el águila real, el cernícalo, la perdiz, la grajilla, la collalba negra, el roquero solitario, el colirrojo tizón y el pardillo. Entre los mamíferos, podremos detectar la garduña, el zorro y algunas hembras y crías de cabra montés. 

Caños del Rey
 

Al llegar a la bifurcación, el camino de la izquierda lleva al Tajo del Almendrón. Como éste lo veremos a la vuelta, tomamos el camino de la derecha en dirección al Barranco del Rey, donde habremos de ir rodeando pequeños obstáculos, hasta alcanzar un enorme salto, que nos obligará a rodearlo por la derecha. Justamente en este momento encontramos unas covachas con pequeñas fuentes (Caños del Rey), en una de las cuales, conocida como Cueva de Zarabandija, encontramos una charca con agua en su interior. Esta charca supone el único recurso hídrico en todo el recorrido y por los alrededores, hecho por el cual es visitado por animales como la cabra montés. Al final de esta cuesta llegamos a una zona más despejada, un collado conocido como el Ranchillo del Viento, desde donde podemos contemplar mejor el valle abierto en U sobre el que se abre el Barranco de Cazadores.
La flora y fauna son similares a la zona anterior.  

Navachica
 

Es una elevación que se alza en medio de una zona prácticamente llana, que recuerda a una dolina. Su suelo es rico en arena oscura. En la cima encontramos el vértice geodésico, que marca los 1.832 m de altitud, la cota más alta de toda la Sierra de Almijara. Desde aquí podemos admirar una impresionante vista que en días claros nos permitirá reconocer la Depresión de Granada, con el Embalse de los Bermejales, el Cerro Cabañeros y al fondo, Sierra Nevada. Hacia el este podemos contemplar la Sierra de Cázulas, estribaciones granadinas de la Sierra de Almijara. Hacia el sur se advierte gran parte de la Axarquía, el Mar de Alborán y, en días claros, sobre el horizonte se ve alzar las moles del Atlas marroquí.
     

Tajos del Sol
 

El elemento característico de esta zona son sus vertiginosos precipicios abiertos en la cuenca del río Chíllar. Las paredes son verticales, con un desnivel que puede alcanzar los 1000 m. Al fondo se divisa El Cisne, Piedra Sillada y abajo el valle del Chillar a su paso por las proximidades del Cortijo del Imán. Más abajo existen dos bocas de minas abandonadas: la Mina de la Cruz y la Mina de Buena Fe, declaradas en los años 60. En ellas se explotaba la tremolita, que todavía podemos apreciar disperso por la zona, formando los característicos agregados radiales de cristales fibrosos.
 

Tajo del Almendrón
 

Desde los Tajos del Sol pronto encontramos una mole cónica que se alza a nuestra derecha, y más allá otra mole, algo más pequeña de forma similar. Se trata de los Almendrones, que localmente se distinguen como Almendrón (el más alto) y Alrnendrín (el más bajo), si bien es este último el que, por sus paredes lisas, recuerda más al fruto que le da nombre. Las fuertes pendientes de esta zona, unido a la inestabilidad de las laderas a causa de fenómenos periglaciares hacen un lugar poco adecuado para la formación de  vegetación.
En cuanto a la fauna podemos encontrar reptiles como el lagarto ocelado y la culebra bastarda. En la comunidad  de aves, la presencia de águilas perdiceras, halcones peregrinos, chovas piquirrojas, arrendajos, escribanos montesinos, alondras, pardillos y currucas rabilargas. No nos resultará difícil detectar la presencia de algún pequeño grupo de cabras monteses, así como zorros y garduñas.
Al final, la Fuente del Esparto, que tiene agua potable durante todo el año.

Buscador





Ruralsierrasol.es todos los derechos reservados, Rural Sierra y Sol Camino de la Estación, 6 / Tel. 952 071 216 / Fax 952 274 331 / 29710 - Periana (Málaga). CIF B-92753649 CIAN:293046-2