Seleccionar servicios

Casas Rurales en Municipio de Vélez-Málaga

Casas rurales en Vélez Málaga (Municipio)

Vélez-Málaga

Qué ofrece el entorno de tu casa rural en Vélez-Málaga

El municipio de Vélez-Málaga está situado en la zona oriental de la provincia de Málaga, en Andalucía. Su término municipal con 156 km², es el más extenso de la comarca de La Axarquía. Es de orografía suave, destacando como cota superior, el monte de Veas (705 m), situado al noreste. Sus tierras son bañadas por el río Vélez, el más importante de toda la cuenca, al que afluyen otros como Rubite, Almanchares, Benamargosa, Almáchar e Iznate. Cuenta con una vega muy fértil y de gran extensión, donde se desarrollan cultivos de hortalizas y plantaciones de subtropicales. 

El municipio de Vélez-Málaga registra una precipitación media en torno a los 470 l/m2, y la temperatura media anual se sitúa en 18º C. Así, su clima suave, su situación geográfica en la comarca y su posición costera, permite disfrutar de una gran variedad de paisajes y encantos naturales durante todo el año, tanto en el litoral con sus 22 kilómetros de amplias y limpias playas, como en el norte con el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, características aprovechadas por muchos viajeros alojados en casas rurales en Vélez Málaga. También de sus monumentos histórico-artísticos, restos arqueológicos, su gastronomía, sus fiestas, tradiciones y actividades culturales, y de sus gentes que superan los 65.000, recorriendo todos los rincones de sus numerosos núcleos de población, algunos costeros como Torre del Mar, Chilches, Benajarafe, Valleniza, Almayate, La Caleta de Vélez, Mezquitilla y Lagos, y otros de interior como Cajiz, El Trapiche, Triana, Los Iberos, Los Puertas y Los Pepones.

Los primeros asentamientos en el término municipal de Vélez-Málaga, posiblemente fuesen íberos y después fenicios y griegos. La presencia de los cartagineses dejó una importante huella junto a la desembocadura del río Vélez, en la factoría de Toscanos (siglo VIII al VI a. C). Sus habitantes se establecieron en un cerro cercano, el Cerro del Peñón, lugar en el que algunos autores sitúan la ciudad griega de Mainake, y donde han sido hallados restos de hornos de fundición y escorias de metal, lo que confirma la existencia de explotaciones industriales. Algo más al norte, en el Cerro de Alarcón, se han encontrado restos de una edificación rectangular. En el Cerro del Mar se han localizado las ruinas de una factoría industrial para las salazones de pescado y más de 30 sepulturas del siglo VII a.C. y al norte de Toscanos se situaba la Necrópolis del Jardín, con más de 100 tumbas de los siglos VI al IV a.C.

Durante la ocupación romana la zona se revitalizó y estuvo poblada hasta la caída del Bajo Imperio.

La localidad de Vélez-Málaga se fundó hacia el siglo X, bajo dominación árabe, en torno a la alcazaba bien fortificada, dentro de un recinto amurallado, en la zona más alta y sobre un relieve con una orografía accidentada, lo que la haría más segura ante posibles ataques enemigos. Durante los siglos XIII al XV fue una de las ciudades más importantes del reino nazarí, con un gran crecimiento, lo que provocó la configuración de distintos arrabales a extramuros en lo que hoy es el barrio del Arroyo de San Sebastián y las plazas de la Constitución y de San Francisco.

La conquista de Vélez-Málaga por tropas cristianas se produce en 1.487 y con ella, la implantación de una nueva formación social, que se traduce en una renovación arquitectónica basada, en las necesidades de la implantación del nuevo poder establecido, se plantea así la ordenación de nuevas plazas públicas, edificios civiles y sobre todo religiosos; situación que se agudiza en el siglo XVII, así las plazas de la Constitución y de San Francisco se convierten en centros neurálgicos de la ciudad, situación que ha perdurado casi hasta nuestros días.

La ciudad de Vélez-Málaga también vivió el levantamiento morisco de mitad del siglo XVI y que terminó con la batalla en el Fuerte de Frigiliana y la expulsión definitiva.

Vélez-Málaga jugó un importante papel durante la Guerra de Sucesión, ya que fue en sus aguas donde se libró la Batalla naval de Málaga y que enfrentó a las flotas hispanofrancesa y angloholandesa, quedando muy dañada.

El siglo XVIII fue especialmente favorable para la ciudad de Vélez-Málaga, produciéndose un importante crecimiento, se construyen y reparan templos y edificios públicos, y se sanean infraestructuras urbanas.

En cambio, el siglo XIX fue muy negativo, la peste amarilla de 1804 diezmó mucho la población, muriendo más de la mitad de sus habitantes. La invasión napoleónica y la creación de un gobierno afrancesado dividió a la población en dos bandos que se disputarán el gobierno a lo largo del siglo, más tarde sobrevinieron varias epidemias de cólera, la filoxera destruyó los viñedos y el terremoto de 1884 acabó de rematar la situación.

La ciudad de Vélez Málaga atesora un rico y amplio patrimonio histórico y cultural.

El casco antiguo de Vélez-Málaga fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1.970. Su origen se sitúa en los últimos siglos de la dominación árabe. La estructura urbana de fiel herencia islámica, desordenada y estrecha contrasta con sus edificios producto del asentamiento de grandes familias cristianas que convirtieron la ciudad durante los siglos XVI y XVII en una importante plaza comercial y residencial.

Muestra de ello, es el relato que se realiza de los mismos, a continuación.

El Real Convento de Santiago en Vélez-Málaga, situado en la Plaza de San Francisco, fue construido sobre una antigua mezquita, consagrada como parroquia por los Reyes Católicos tras la conquista de la ciudad, fue cedida después a los frailes franciscanos. Lo que inicialmente fue una iglesia de arte mudéjar, sufrió innumerables transformaciones durante los siglos XVI, XVII y sobre todo el XVIII. En su interior presenta una preciosa decoración con yeserías del siglo XVIII de motivos vegetales.

El Palacio de los Marqueses de Beniel, situado en la Plaza de San Francisco de Vélez-Málaga, fue construido a principios del siglo XVII en estilo mudéjar con toques renacentistas. Es la obra arquitectónica civil más importante de la ciudad, y a lo largo de la historia ha sido residencia de los capitanes generales de la costa, Ayuntamiento y actualmente sede de la Fundación María Zambrano (importante pensadora veleña del siglo XX).

La Ermita de la Virgen de los Remedios. Situada en el cerro de San Cristóbal, desde ella se domina toda la ciudad de Vélez-Málaga. Fue construida a mediados del siglo XVII, sufriendo importantes reformas posteriores. En su interior destaca el camarín de la Virgen (Patrona de la Ciudad de Vélez-Málaga).

La Casa Cervantes, situada en la calle San Francisco. En ella se cree que se hospedó Miguel de Cervantes durante su estancia en la villa en sus funciones como recaudador a finales del siglo XVI.

La Cruz del Arrabal, situada en la Calle Zilla, fue levantada para conmemorar la toma de la ciudad de Vélez-Málaga en 1.487. 

La Cruz del Cordero, situada en el barrio del Pilar, tiene al igual que la anterior, carácter conmemorativo. 

La Ermita de San Sebastián, situada en la calle Arroyo San Sebastián en estado ruinoso. Fue fundada por los Reyes Católicos en 1.487. Lo más importante de este monumento es el hecho conmemorativo al cual hace referencia, fue construida en honor a Sebastián Fernández, el cual según la tradición, habría salvado la vida al rey en una incursión musulmana durante la toma de Vélez. La escena se representa en el escudo de la ciudad de Vélez-Málaga, yaciendo aquél en el suelo y el rey a caballo intentando defenderlo.

La Parroquia de San Juan Bautista, situada en la Plaza de la Constitución. Fue fundada por los Reyes Católicos tras la conquista de la ciudad de Vélez-Málaga. De estilo gótico- mudéjar, sufrió varias ampliaciones en el siglo XVI. En su interior destaca un gran mural que cubre el muro trasero del presbiterio, del pintor Francisco Hernández.

La Fuente de Fernando VI, situada en la calle de las Tiendas, fue construida en 1.758.  

Capilla de la Virgen de la Piedad, situada en la plaza situada al final de la Calle de las Tiendas. Obra del siglo XVII y reformada en la segunda mitad del siglo XVIII. En su interior aloja imágenes de Ntro. Padre Jesús el Rico y Ntra. Sra. de la Piedad.

Monasterio de Ntra. Sra. de Gracia, situado en la Calle de Las Monjas. Data de principios del siglo XVI, aunque sufrió una profunda reforma en la segunda mitad del siglo XVIII, por lo que su estilo es barroco tardío. 

Monasterio de Jesús, María y José, situado en la plaza de las Carmelitas. Construido durante la tercera década del siglo XVIII. En su interior hay dos patios, el de las Flores y el Principal. En el convento se conserva una pequeña calavera de madera tallada por San Juan de la Cruz.

Puerta Real de la Villa, llamada así al entrar por ella los Reyes Católicos en 1.487 tras la conquista de la ciudad de Vélez-Málaga. Es una torre rectangular con acceso bajo arcos de medio punto, situada en la Plaza de San Juan.

La Iglesia de Santa María la Mayor ó de la Encarnación, está ubicada en la parte norte del barrio de la Villa. Fue construida a finales del siglo XV y principios del XVI sobre el lugar que ocupaba la antigua mezquita aljama. De estilo gótico-mudéjar. En su interior destaca el retablo del altar mayor, obra del siglo XVI de estilo renacentista. Bajo el templo, aún se conserva su antiguo aljibe, con el pozo y la cripta.

La Fortaleza o Alcazaba. Situada junto a la Iglesia de Santa María, en el punto más alto de la ciudad de Vélez-Málaga, de planta irregular que se adapta al terreno. Construida con gruesas paredes, no hay documento que refleje su origen y es a partir del siglo XIII cuando adquiere especial protagonismo para convertirse entre los siglos XIV y XV en una de las fortalezas más importantes del reino nazarí. Tras la conquista de la ciudad se convirtió en Casa Real y posteriormente en capitanía general, cuartel, cárcel y cabildo. 

Hospital de San Juan de Dios, situado en calle Granada, fue fundado por los Reyes Católicos en 1.487 y construido a extramuros de la ciudad medieval. La edificación ha sufrido muchas reformas desde el siglo XVII hasta nuestros días.

Tumbas y Murallas Fenicias del Río Vélez. Lugar donde se levantó la Ciudad de Mainake, una ciudad de origen fenicio, situada sobre una colina en la orilla derecha del río Vélez, en las inmediaciones de la carretera N-340. Data del siglo VIII a.C., en ella se han hallado los restos de una factoría, un almacén, instalaciones portuarias y viviendas, junto con un impresionante sistema defensivo. La población abandonó el lugar a principios del siglo VI a.C., y fue ocupada posteriormente por los romanos. El conjunto puede contemplarse desde el exterior del recinto.

La Necrópolis del Jardín, situada a escasa distancia al norte de Toscanos, fue utilizada desde el siglo VI a.C. al IV a.C., en la que han aparecido tumbas de diversas tipologías así como restos de ofrendas. Hasta la fecha se conocen unas 101 sepulturas, excavadas la mayoría en la roca.

Santuario Nuestra Señora de la Cabeza, situado en el Cementerio, se trata de una pequeña ermita levantada a mediados del siglo XVII, siendo remodelada en la segunda mitad del siglo XIX con estilo neoclásico. 

El municipio de Vélez-Málaga cuenta con 22 km de litoral donde se extienden maravillosas playas como:

Playa de Chilches: Muy extensa y muy estrecha en algunos tramos, junto a la carretera N-340.

Playa de Benajarafe: Forma una extensa playa de arena oscura.

Playa de Valle Niza: Forma una extensa playa de arena oscura.

Playa de Bajamar: Playa estrecha, sin apenas servicios. Suelen acudir algunos nudistas

Playa de Almayate – Playa muy extensa en una zona muy poco urbanizada. Apenas ofrece servicios y es muy poco frecuentada.

Playa de Torre del Mar – Playa urbana de Torre del Mar. Es muy extensa y ofrece toda clase de servicios.

Playa de las Arenas – Forma parte de la playa de Torre del Mar en su extremo más oriental.

Playa de la Caleta – Junto al Puerto de La Caleta de Vélez, de un kilómetro de longitud. Muy concurrida y con buenos servicios.

Playa de Pijil o Lagos: Es una estrecha franja de grava sin apenas servicios.

La Semana Santa, de interés turístico nacional de la Junta de Andalucía, el Paso de Cajiz, la Real Feria de San Miguel de Vélez-Málaga, la Feria en honor a Santiago y Santa Ana de Torre del Mar, la festividad de la Virgen del Carmen, o las romerías en honor a la Virgen de los Remedios de Vélez-Málaga y a la Virgen del Carmen en Torre del Mar, son algunas de las fiestas más conocidas del municipio de Vélez-Málaga.

-En Enero se celebra la fiesta de San Antón en Cajiz, en la que se bendicen a los animales.

En Febrero tiene lugar El Carnaval y aunque se celebra en todo el municipio, capital y anejos, su interés es mayor en Vélez-Málaga, Torre del Mar, Caleta de Vélez, Almayate, Lagos y Chilches, durante su celebración se realizan desfiles y concursos de murgas, comparsas, coros, etc.

En Marzo tiene lugar la festividad San José, y en honor a su patrón, el día 19 se saca en procesión en Triana y se acompaña en romería en Chilches, en Cajíz es feria durante los días 17, 18 y 19.

En Mayo se celebran distintas romerías en diferentes pedanías del municipio de Vélez-Málaga, en honor a sus diferentes patronos, así en Almayate es en honor a Sagrado Corazón de Jesús, el día 7; en Cabrillas a la Virgen Inmaculada Concepción, los días 27 y 28; en Torre del Mar a la Virgen del Carmen, el día 28; en Caleta de Vélez, Romería Marinera en honor a la Virgen del Carmen, el día 21; en Triana a San José, los días 20 y 21; y en Vélez-Málaga a la Virgen de los Remedios, los días 27 y 28.

En Junio, el día 24 se celebra La noche de San Juan en las Playas de Torre del Mar y Benajarafe con la realización de moragas en la que tienen lugar las tradicionales hogueras, y se llevan a cabo actuaciones musicales.

También es feria en las pedanías de Triana, Los Puertas durante los días 23, 24 y 25, y en Almayate durante el último día de Junio y los dos primeros de Julio. Además es la romería de la Virgen del Carmen en Lagos, el día 4.

En Julio tiene especial relevancia la celebración de la feria de Santiago y Santa Ana en Torre del Mar, durante los días 21, 22, 23, 24, 25 y 26, en ella se saca en procesión a la Virgen del Carmen por tierra y mar, este evento congrega a gente venida desde todos los puntos de La Axarquía. En este mes tienen lugar además, las ferias de verano de Caleta de Vélez, días 7, 8 y 9;Benajarafe, días 14, 15 y 16; y Lagos, días 28, 29 y 30; y la Veladilla del Carmen en Vélez-Málaga, durante los días 13, 14, 15 y 16.

Se celebra también una verbena en el barrio de Las Melosas (Torre del Mar) en honor a la Virgen del Carmen, el día 16.

Finalmente, el día 16 tienen lugar procesiones en honor a la virgen del Carmen en Caleta de Vélez, Torre del Mar, Almayate y Benajarafe.

En Agosto se celebra la feria de Chilches durante los días 13, 14 y 15. – En Septiembre tiene lugar la Feria de San Miguel en Vélez-Málaga, con celebraciones durante el día en el centro de la ciudad y por la noche en el recinto ferial.

Tiene lugar durante los días 27, 28, 29 y 30 de Septiembre y 1 de Octubre.

En Octubre tienen lugar las romerías de Nuestra Señora del Rosario en Benajarafe, el día 8; y en Los Puertas, en honor de su Patrón San Juan Bautista, el día 29.

En Noviembre se celebra la festividad de la Patrona de Vélez-Málaga, la Virgen de los Remedios.

En Diciembre hay que destacar el Belén Viviente de Almayate.

Además de estas fiestas, es de especial relevancia la Semana Santa en Vélez-Málaga, que congrega a mucha gente venida desde todos los puntos de la comarca.

El municipio de Vélez-Málaga al integrar tanto núcleos costeros como del interior, ofrece una gastronomía amplia y muy diversificada, así, podemos degustar el guisado de calabaza, las gachas, la berza, el ajoblanco, el gazpacho, el ajobacalao, el chambao, los maimones, las migas, las sopas cachorreñas y la fritura de pescado. Postres, las batatas asadas y de sus huertas tropicales los mangos, chirimoyas, papayas y aguacates. En repostería destacan los mostachones y las tortas de aceite.

Como base y acompañamiento de estos platos, el aceite de oliva y el vino del terreno, de gran calidad y producidos en la comarca.

Es famosa la alfarería de Vélez-Málaga con el botijo, el ánfora o la cántara veleña y la alpargatería y sillería de anea. También hay artesanos que trabajan la hojalata, la fragua, la caña y el mimbre.

Igualmente podemos comprar vino del terreno y pasas en diferentes bodegas y almacenes.

Preguntas frecuentes sobre las casas rurales en Vélez-Málaga

Vélez Málaga te ofrece la posibilidad de alquilar una casa rural en cualquier zona de su término municipal. Independientemente de cual sea tu elección, no dejes de visitar los siguientes pueblos, los más bonitos cercanos al municipio:

  • Rincón de la Victoria
  • Algarrobo
  • Iznate
  • Benamocarra
  • Viñuela

El precio de alquiler habitual de una casa rural en Vélez-Málaga es de 25 € por persona y noche, aunque depende de la temporada en la que quieras reservar.

Turismo rural relacionado con Vélez-Málaga

  • Casas rurales Alfarnate
  • Casas rurales Almáchar
  • Casas rurales Benamargosa
  • Casas rurales Alcaucín
  • Casas rurales Canillas de Albaida
  • Casas rurales Frígiliana
  • Casas rurales Moclinejo
  • Casas rurales Rincón de la Victoria
  • Casas rurales Cómpeta
  • Casas rurales Totalán
  • Casas rurales Alfarnatejo
  • Casas rurales Árchez
  • Casas rurales Benamocarra
  • Casas rurales Colmenar
  • Casas rurales Cútar
  • Casas rurales Iznate
  • Casas rurales Nerja
  • Casas rurales Riogordo
  • Casas rurales Sedella
  • Casas rurales Torrox
  • Casas rurales Algarrobo
  • Casas rurales Arenas
  • Casas rurales Canillas de Aceituno
  • Casas rurales Comares
  • Casas rurales El Borge
  • Casas rurales Macharaviaya
  • Casas rurales Periana
  • Casas rurales Salares
  • Casas rurales Sayalonga
  • Casas rurales La Axarquía
  • Casas rurales Costa Tropical
  • Casas rurales Comarca de Antequera
  • Casas rurales Montes de Málaga
  • Casas rurales Comarca de Alhama