Las fiestas que no te puedes perder en Málaga

La provincia de Málaga suele figurar en las revistas y los reportajes sobre viajes por la belleza de sus playas y el encanto indiscutible de la Costa del Sol. No obstante, esta región andaluza también dispone de una amplia y variopinta oferta lúdica más relacionada con el turismo patrimonial e incluso rural. Las casas rurales Malaga permiten a los visitantes refugiarse en un remanso de paz y tranquilidad mientras planifican sus visitas por la provincia. Y pocas opciones resultan tan gratificantes para el turismo rural como las grandes celebraciones de los pueblos y las ciudades de la provincia malagueña.

Sin ánimo de jerarquizar, y dadas las fechas en que nos encontramos, la Semana Santa de Málaga constituye una de las fiestas más emblemáticas y visitadas de la provincia. Durante esta semana, las distintas hermandades llenan de solemnidad y emoción las calles malagueñas, deleitando a los visitantes con bellos pasos de gran valor artístico e histórico y con las sobrecogedoras saetas dedicadas a las imágenes. A diferencia de otras ciudades españolas, las procesiones no se interrumpen en ningún momento de la semana con excepción del sábado, siendo las más notables la del Viernes Santo y la del Domingo de Resurrección.

Abandonando la capital, numerosas localidades de pequeño y medio tamaño tienen en los carnavales sus expresiones festivas más importantes. Así ocurre con el Carnaval de la Harina de Alozaina, que cuenta además con el atractivo de la bella sierra limítrofe, o con el Carnaval de Nerja, que supone una movilización general de la población para tal evento. Ambas citas tienen lugar en febrero, en fechas que varían según cada año. De similar signo es la Fiesta de los Polvos de Tolox, que, tal y como explican los propios vecinos, no es un carnaval al uso sino una fiesta espontánea que ha acabado arraigando en el municipio.

Sin ser propiamente una fiesta tradicional pero con una innegable atmósfera de celebración, la Fiesta de los Pueblos de Fuengirola se consolida año tras año como un referente turístico de la provincia. Entre finales de abril y comienzos de mayo, las culturas más dispares se dan cita en esta emblemática localidad de la Costa del Sol occidental para acercar a vecinos y visitantes las costumbres más pintorescas alrededor del mundo. En fechas muy similares, el Festival de la Ermita de las Tres Cruces de Almogía (Valle del Guadalhorce) es una ocasión excepcional para degustar productos típicos de la región.

Be Sociable, Share!