casas rurales jaen

Guía de gastronomía y costumbres en Jaén

Jaén es la provincia andaluza de la tierra por excelencia. Y aunque sus olivares sean su característica más representativa, este llamado «paraíso interior» cuenta con un patrimonio cultural e histórico inigualable. Sin olvidar, por supuesto, que es la Capital Mundial del Aceite de Oliva.

Una de las mayores joyas culturales de la capital es su Catedral, considerada una pieza clave del renacimiento español. También puede presumir Jaén de tener los Baños Árabes más grandes e importantes de Europa, lo que los convierte en visita obligada y en momento de relax para el turista. Otro de los puntos clave de la ciudad es el Castillo de Santa Catalina, desde el que se puede disfrutar de las vistas de los campos de olivos y de una panorámica completa del casco histórico.

Y no solo la ciudad de Jaén presume de legado cultural, sino casi toda su provincia, destacando, por supuesto, Úbeda y Baeza, ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad y máximo exponente del renacimiento español. En la zona, así como en el resto de la provincia, se pueden encontrar numerosas casas rurales Jaen en las que alojarse para disfrutar del campo, sus olivos, sus vistas y sus rincones de encanto. Este área tiene la mayor concentración de castillos del país.

Desde las casas rurales Jaen se puede acceder a numerosas rutas turísticas centradas en la naturaleza, la historia y sobre todo, el turismo gastronómico, que será uno de los puntos clave en la visita a la zona. Por ejemplo, en cualquiera de las inimitables plazas de Baeza se puede disfrutar de sus deliciosos virolos y hojaldres, típicos del pueblo. Y típicas de toda la provincia son también sus tapas, que se ofrecen al consumidor con cada bebida como pequeños bocados de la cultura gastronómica de la zona.

Sin olvidar el «oro líquido» como emblema de la cultura jienense, que exporta el 20% de toda la producción de aceite mundial y el 50% de la española. Un turista no es turista si no vuelve de Jaén con una botella de alguno de sus aceites; decenas de tipos y clases para elegir y rutas en las que se puede aprender mucho sobre este alimento.

Ir a Jaén es disfrutar de una estancia completa en la que naturaleza, gastronomía, cultura, historia y turismo rural se dan la mano para ofrecer una experiencia única al visitante.

Be Sociable, Share!