Collage de La Alpujarra en Granada

Las Fiestas populares de La Alpujarra: la mejor forma de acercarse a la tradición

¿A qué estás esperando para alquilar tu casa rural en La Alpujarra? Su impresionante  entorno natural, sus pueblos blancos, su gastronomía y sus tradiciones la convierten en el destino ideal para unas vacaciones inolvidables.

Gracias a las singulares condiciones de su orografía, La Alpujarra ha podido conservar sus costumbres tradicionales alejadas de influencias externas, dando lugar a una cultura popular muy interesante para todos aquellos que tienen la suerte de pasar unos días en la comarca. Constituyendo, de esta forma, uno de los mayores reclamos del turismo rural en La Alpujarra.

Los programas de las fiestas populares de los pueblos de La Alpujarra suelen ser muy similares. Fiestas con gran encanto en las que los visitantes pueden degustar algunas de las delicias de la respostería local y disfrutar de las muchas actividades que se realizan como por ejemplo la banda de música que no falta en las fiestas de cierto nivel. 

Tampoco faltan los tenderetes de hierro y mantas o en cajas de madera, ya oscurecida por el paso del tiempo, construidos como antaño en los que se sirven dulces con ese sabor tan característico de toda la vida y que rara vez pueden probarse fuera de la zona. Los soplillos, las yemas, el turrón de almendra partido con hacha y martillo, los boniatos dulces, los bizcochos… Pero además hay productos gastronómicos específicos de cada fiesta como el rosco de San Marcos, el hornazo o los buñuelos y grandes comidas como paellas o migas gigantes de las que podrás disfrutar junto a los locales si te alojas en alguna de los muchos alojamientos rurales en La Alpujarra.

En las fiestas de los pueblos más importantes también se montan atracciones infantiles, casetas de tiro y tómbolas. Eventos en los que el baile amenizado por las bandas locales es siempre el protagonista. En otros festejos más sencillos son las carreras de cintas, las cucañas, los concursos y el teatro los que toman el relevo. Además, paralelamente a estas fiestas de carácter lúdico y religioso, también tienen lugar actividades de dimensión comercial en las que se realizan exposiciones de maquinaria y utensilios agrícolas y ganado. Las hay en Trévelez, Órgiva, Cádiar, Albuñol, Ugíjar y Torvizcón.

Pero, sin duda, el gran elemento ritual en todas las fiestas de los pueblos de La Alpujarra es el fuego que juega un papel clave en fiestas como la de San Antón, la de San Vicente, la de Santa Lucía y, cómo no, la de la Candelaria. Calor, diversión, velas, bengalas y fuegos artificiales, manchos de esparto, luces y colores se mezclan llenando el cielo de estas noches alpujarreñas.

Mención aparte merecen la fiesta del día comarcal, Festival de Música Tradicional de La Alpujarra,  que se celebra desde 1982 el segundo domingo de agosto en un pueblo distinto cada año; y las fiestas de Moros y Cristianos donde se simulan batallas en medio de las fiestas patronales. Y aunque ya no se celebran en todos los pueblos, merece la pena verlas por su tipismo y autenticidad, cada una con sus características singulares. Fiestas que suponen una excelente oportunidad para los turistas de ahondar en las costumbres y tradiciones de la comarca.

Be Sociable, Share!