El Caminito del Rey, un paseo de vértigo

En las paredes del Desfiladero de los Gaitanes, junto a la aldea del Chorro, se encuentra uno de los pasos más intimidantes y al mismo tiempo más espectaculares de España. Estamos hablando del Caminito del Rey, una pasarela peatonal de casi 8 kilómetros, adosada a la roca en el interior de un cañón, que se levanta a 100 metros sobre el río y que apenas cuenta con 1 metro de anchura. Un lugar que sin duda no deben dejar de visitar los amantes del turismo rural. De hecho, Lonely Planet lo eligió como uno de los mejores lugares para visitar en 2015. ¿Y por qué no este año? Solamente tienes que reservar una casa rural en Antequera y venir a disfrutar del impresionante paisaje que aguarda mientras se realiza el recorrido.

El sendero fue construido ante la necesidad de la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro de contar con un acceso entre el Salto del Gaitanejo y el Salto del Chorro. De esta forma, se facilitaba tanto el paso de los trabajadores de mantenimiento como el transporte de materiales y al vigilancia de los mismos. Las obras duraron cuatro años. En 1921 el rey Alfonso XIII se desplazaría hasta la Presa del Conde de Guadalhorce cruzando la pasarela. Fue a partir de este momento cuando las gentes lo bautizaron como “Caminito del Rey”, nombre que se mantiene hoy en día.

Durante mucho tiempo, el gran deterioro causado por el paso del tiempo, hizo que el recorrido quedara sin barandilla y que hubiera solamente una viga de soporte. Lo cual ha contribuido a crear la leyenda negra de este paso tras el fallecimiento de algunos excursionistas. Afortunadamente, entre 2014 y 2015 ha sido rehabilitado, construyéndose una nueva pasarela completamente segura. Eso sí, para realizar la visita es necesario reservar con tiempo a través de la página web, pues solamente se permite el paso de 600 personas cada día.

El recorrido del Caminito del Rey es lineal y no circular y el tiempo estimado para concluirlo por completo es de alrededor de 6 horas. Y es que una vez finalizado, hay que hacer el recorrido al contrario hasta regresar al punto de partida. No obstante, hay partes del recorrido que son llanas y fáciles de atravesar, sobre todo la parte central del Valle del Hoyo.

Si decides tomar como punto de partida el acceso por Álora, debes saber que la mayor parte del recorrido es de subida, después de realizar un primer descenso al comienzo de las pasarelas. Si partes desde Ardales, la mayor parte del recorrido es en descenso, a excepción del tramo final una vez hemos pasado el puente colgante y llegamos a la zona de los Gaitanes. Todo dependerá del alojamiento rural que hayas elegido.

Be Sociable, Share!